Facebook Twitter RSS Reset

La evolución nos hizo más listos pero no más saludables

La evolución nos hizo más listos pero no más saludablesGIF

DE ACUERDO A UN NUEVO ESTUDIO LA EVOLUCIÓN HUMANA HA PRIVILEGIADO LA INTELIGENCIA Y LA ESTATURA POR SOBRE LA SALUD.

La evolución nos hizo más listos pero no más saludables

La evolución es un fenómeno que ha captado nuestra atención desde hace siglos. El hecho de que exista un pulso que va auto-refinándose conforme pasa el tiempo, a partir de las lecciones que extrae de su diálogo con el entorno, es simplemente fascinante. Y en este sentido entender cómo funciona y hacia dónde va resulta no solo atractivo sino útil –tal vez incluso fundamental–.

Un estudio reciente, encabezado por investigadores de la Universidad de Edimburgo, y publicado en la revista Nature, ha detectado algunos de los patrones que parecen distinguir el trayecto evolutivo que sigue la humanidad. Y de acuerdo a las conclusiones de este estudio, los seres humanos somos físicamente cada vez más altos y mentalmente cada vez más listos. Sin embargo, también descubrieron que no somos necesariamente más sanos.

Las anteriores premisas se obtuvieron tras analizar la información de más de cien estudios realizados alrededor del mundo en torno a genética y salud, con data proveniente de más de 350.000 personas.

La evolución nos hizo más listos pero no más saludables

Parece curioso que la estatura y las habilidades cognitivas hayan sido privilegiadas por el pulso evolutivo de nuestra especie. Mientras que en cuestiones de salud se detectó una mejora en el funcionamiento de los pulmones, aparentemente gracias a la diversificación genética, pero en otros aspectos de nuestras funciones fisiológicas, como niveles de colesterol o la presión sanguínea, la evolución parece haber pasado en vela.

Pero más allá de celebrar unos centímetros de más, o mayor memoria y perspicacia, lo que en realidad resulta interesante es tratar de entender por qué la evolución ha actuado de esa forma; es decir, qué posible lectura ha dado a nuestras necesidades para responder de esa forma, y sobretodo, por qué no hemos logrado afinar ciertas funciones vitales que rigen buena parte de nuestra salud. Y ya entrados en estas reflexiones, entonces podríamos, sin necesariamente cuestionar la sabiduría de nuestra propia evolución, jugar un poco con aquellas cualidades que podríamos calificar como prioritarias (esperando que el exponerlas sea tomado en cuenta por los jueces evolutivos y la incluyan en su próxima agenda):

¿Por qué seguimos experimentando dolor? Tanto físico pero, sobretodo, emocional. Ya no queremos vivir con dolor y en algún punto pareciera que todos estamos hechos trizas entre traumas, miedos, rencores, etc.

¿Por qué seguimos siendo víctimas de incontables enfermedades, muchas de las cuales ni siquiera estamos cerca de entender?

¿Por qué no hemos desarrollado las aptitudes cognitivas o empíricas suficientes para rediseñar los principales sistemas que nos rigen, el económico, el social, y otros?

¿Por qué a veces ni siquiera tenemos la claridad mental y emocional para determinar hacia dónde querríamos que estuviese dirigida nuestra evolución?

La evolución nos hizo más listos pero no más saludablesGIF

Steampunk en fantásticas imagenes

10 videojuegos que revolucionaron la industria

Nada puede malir sal (repostería fail)

6 momentos terroríficos en peliculas que no son de terror

Mirá lo que tenía el bolso del veterano de guerra!!

7 cosas que no sabías del ku-klux-klan

12 fascinantes híbridos mitologicos

El stand-up del reptiloide

15 de los peores juegos de PC de todos los tiempos

19 sitios web inútiles para matar el tiempo

No comments yet.

Leave a Comment