Facebook Twitter RSS Reset

la division azul

División azul

Emblema de la unidad

250.ª División de Voluntarios españoles.

En activo desde 1941 a 1943.

País: Alemania nazi

Rama:Wehrmacht

Tipo: Infantería

Tamaño: división (18000 hombres)

Batallas

Sitio de Leningrado

Batalla de Volkhov

Acción del lago Ilmen

Batalla de Krasny Bor

Orígenes

Aunque España no intervino oficialmente en la Segunda Guerra Mundial del lado de Alemania, el general Francisco Franco envió a voluntarios españoles para que se unieran al Ejército alemán. De este modo, podía mantener la neutralidad española mientras simultáneamente compensaba a Hitler por su ayuda durante la Guerra Civil Español El ministro español de Asuntos Exteriores de la época, Ramón Serrano Súñer, creó un cuerpo militar, al principio de la Operación Barbarroja, y Franco envió una oferta oficial de ayuda a Berlín. Hitler aprobó el uso de los reclutas españoles el 24 de junio de 1941. El reclutamiento se detuvo cuando se alcanzaron efectivos suficientes para formar una división (unos 18000 hombres), cuyos elementos serían jefes y oficialesvoluntarios provenientes del Ejército regular español, reclutados en las jefaturas provinciales de toda España, estudiantes universitarios pertenecientes al Sindicato Español Universitario (SEU), obreros y voluntarios en general deseosos de luchar contra el comunismo. Incluso altos cargos gubernamentales se alistaron como simples soldados.

Los oficiales eran militares de carrera falangistas veteranos de la Guerra Civil, en tanto que las clases y tropa se integraban por agricultores, obreros y estudiantes de las distintas universidades. El general Agustín Muñoz Grandes fue designado para conducir a los voluntarios durante su primer año. Posteriormente le sustituyó Emilio Esteban Infantes. Los integrantes de la División Azul partieron de España con los uniformes de sus unidades de origen, del Ejército de Tierra o de las milicias de la FET y de las JONS. Al llegar a Alemania y recibir el uniforme de la Wehrmacht, los falangistas se negaron a dejar la camisa azul, que llevaban en sustitución de la reglamentaria, por lo que la división se empezó a conocer como «División Azul». Uno de los personajes más interesantes de la División Azul fue José Miguel Guitarte, Consejero Nacional y IV Jefe Nacional del Sindicato Español Universitario en el momento del alistamiento en la División Azul en julio de 1941. Otros dirigentes del SEU que combatieron junto a Guitarte, fueron el Secretario General del SEU, Jesús Gutierrez del Castillo, el Secretario General del Servicio Profesional, José María Moro y Martín-Montalbo y el Secretario General del Servicio Exterior, José Hernández Cuevas. El 13 de julio de 1941 salió de Madrid el primer tren de españoles rumbo a Alemania. Tras cinco semanas de instrucción en el campamento de Grafenwöhr (Baviera) el grupo formado por estos se transformaría en la 250 División de Infantería del ejército alemán, integrada inicialmente por tres regimientos de infantería y uno de artillería, con los numerales 262, 263, 269 y 250 respectivamente, más unidades divisionarias de anticarros, exploración, comunicaciones, zapadores y cuartel general.

El 20 de agosto, tras prestar juramento de lealtad a Hitler (el cual se modificó especialmente para mencionar la lucha contra el comunismo), la División Azul fue enviada al Frente Ruso. Fue transportada en tren a Suwalki, en Polonia, desde donde tuvo que continuar a pie. Después de avanzar hasta Smolensk, se desplegó en el Sitio de Leningrado, donde pasó a integrarse en el XXXVIII Cuerpo de Ejército alemán, que formaba parte del XVI Ejército.Desempeño

El despliegue era el siguiente: el 262º Regimiento en el subsector de Nóvgorod; el 269º Regimiento cubría el subsector Norte con retaguardia en Podvereje y el 263º Regimiento en el subsector Centro y en el subsector del Ilmen, los Grupos Anticarro y de Exploración. El Regimiento de Artillería se posicionó al oeste de Nóvgorod, en donde quedó establecido el cuartel general.

Desde su llegada al frente, en octubre de 1941, la División Azul sufrió fuertes pérdidas en el sitio de Leningrado, debidas tanto al combate como a la acción del frío. A partir de mayo de 1942 empezaron a llegar desde España más efectivos para cubrir las bajas y relevar a los combatientes heridos. Hasta 46000 voluntarios sirvieron en el Frente del Este, de los cuales alrededor de unos 24 000 eran reclutas.

Después de la caída del frente en Stalingrado, la situación cambió y más tropas alemanas fueron desplegadas en relevo de las españolas. Esto coincidió con el cambio en el mando de la división, que fue asignado al general Emilio Esteban Infantes. Finalmente los Aliados comenzaron a ejercer presiones sobre Franco para que retirase las tropas voluntarias. Las negociaciones iniciadas por éste a finales de 1943 concluyeron con una orden de repatriación escalonada el 10 de octubre

Últimos españoles en las filas del III Reich

Después de la disolución de la División Azul en 1943, algunos soldados españoles rechazaron volver a España (entre 1500 y 3000 hombres). Hubo también combatientes españoles en otras unidades alemanas, principalmente en las Waffen-SS, y otros atravesaron la frontera española furtivamente por Lourdes, Francia. Las nuevas unidades fueron llamadas colectivamente la Legión Azul. Los españoles seguían siendo inicialmente parte de la 121ª División de Infantería, pero aun así se ordenó la repatriación de esta unidad en marzo de 1944, siendo transportada de nuevo a España el 21 de marzo.

l resto fueron reagrupados en otras unidades alemanas, como la 3ª División de Montaña y la 357ª División de Infantería. Otra unidad fue enviada a Letonia. Dos compañías se unificaron con el regimiento de los brandemburgueses y la 121ª División alemana en Yugoslavia para luchar contra los partisanos de Tito. Cincuenta españoles entraron en los Pirineos para combatir la Resistencia francesa. La 101ª compañía Spanische Freiwilligen Kompanie der SS 101, de 140 hombres, compuesta por cuatro pelotones de fusileros y un pelotón de oficiales, fue unida a la 28ª División de Voluntarios Granaderos Valones de la SS, luchando en Pomerania contra el ejército soviético.

Más adelante, como parte de la 11ª División de Granaderos SS Nordland y al mando del SS-Hauptsturmführer Miguel Ezquerra, luchó los últimos días de la guerra contra tropas soviéticas en la batalla de Berlín

Organización

.

Para acomodarse a la organización estándar del ejército alemán, los regimientos tuvieron que ser reducidos. Los regimientos tomaron el nombre de los cuatro comandantes de cada regimiento: «Rodrigo», «Pimentel», «Vierna» y «Esparza». Cada regimiento tenía tres batallones, formados por cuatro compañías cada uno, así como un regimiento deartillería dotado de tres baterías de 150 mm y de una batería pesada de refuerzo:1

250º Regimiento de Artillería, coronel Badillo Pérez.

262 º Regimiento de Infantería, coronel Pimentel Zayas.

263º Regimiento de Infantería, coronel Vierna Trápaga.

269º Regimiento de Infantería, coronel Martínez Esparza.

250 Batallón de Reserva Móvil «Tía Bernarda», comandante Fernando Osés Armesto.

Batallón Antitanque, comandante César Rodríguez Galán.

Grupos de exploración, zapadores, transmisiones, sanitarios, transportes, policía militar, veterinario, correos militares y Estado Mayor

Fuerza aérea

Los aviadores voluntarios formaron la Escuadrilla Azul, la cual, se adscribió al 27 Grupo de Caza (JG27) de la Luftwaffe, bajo el mando del mariscal de campo Wolfram von Richthofen, que había mandado la Legión Cóndor. Sumando los derribados en vuelo y los destruidos en tierra, los pilotos de las escuadrillas azules destruyeron 170 aviones, a bordo de cazas Bf 109 y Fw 190; la unidad fue acreditada con 156 derribos de aviones soviéticos. Esto les costó 19 muertos y desaparecidos en combate, dos prisioneros y cinco heridos

Balance de bajas

En total, de 45 000 a 47 000 soldados sirvieron en la División Azul en Rusia. Unos 8000 de ellos fallecieron, y más de 10 600 fueron heridos, 2140 quedaron mutilados (unas 20 000 bajas en total). 572 fueron hechos prisioneros de guerra por el ejército soviético. Sólo unos pocos lograron sobrevivir a los largos años de privaciones y trabajos forzados durante el cautiverio. Mientras que la mayor parte de los soldados alemanes, italianos, rumanos y de otras nacionalidades fueron puestos en libertad tras cinco años en los campos de internamiento, la mayor parte de los prisioneros de guerra españoles de la División Azul hubieron de esperar hasta doce años. Los 220 hombres que sobrevivieron fueron repatriados de Odesa a España en 1954, llegando al puerto de Barcelona el 2 de abril en el barco Semíramis fletado por la Cruz Roja.

Muchos de los caídos en combate se encuentran enterrados en el camposanto de la ciudad rusa de Nóvgorod.

Condecoraciones

Concedidas a los soldados y los oficiales de la División Azul:

2 Cruces de Caballero (una con Hojas de Roble)

2 Cruces de oro

138 Cruces de Hierro de Primera Clase

2.359 Cruces de Hierro de Segunda Clase

Batallas

Siendo destacada como unidad en el frente de Leningrado, sus acciones principales fueron llevadas a cabo en el sector del Río Vóljov, donde destaca, por ejemplo, el establecimiento de la cabeza de puente al este del río Voljov, hasta que el mando alemán ordena la retirada de los españoles a sus posiciones originales; o bien, el cruce del lago Ilmen para acudir a socorrer a un destacamento alemán sitiado en Wswad.2

Sitio de Leningrado

Acción del lago Ilmen

Batalla de Krasny Bor.

Reducción de la Bolsa de Uman

No comments yet.

Leave a Comment