Facebook Twitter RSS Reset

La dieta vegetal: clave para evitar enfermedades

Los llamados “fitoquímicos” cumplen un rol fundamental en la prevención del cáncer, enfermedades cardiovasculares y presión arterial. En qué frutas y verduras se encuentran

La dieta vegetal: clave para evitar enfermedadesel kiwi contiene el betacaroteno, la principal fuente de Vitamina A

Cada vez más gente se adentra en el mundo de la alimentación a base de frutas y vegetales.

Sin embargo, todavía hay muchos que le escapan a la alimentación “verde” y desconocen las propiedades de los productos naturales y los beneficios para la salud que pueden llegar a generar en un futuro.Unos de los principales nutrientes que contienen las frutas y las verduras son los llamados fitoquímicos.

Se trata de unas sustancias que se encuentran en las frutas y los vegetales y que se consolidaron en los últimos tiempos como agentes importantes en la prevención de enfermedades.

Diversas investigaciones a lo largo de los últimos cinco años revelaron que esos nutrientes resultaron muy útiles tanto para el tratamiento de diversos tipos de cáncer como para la prevención de enfermedades cardiovasculares y de circulación sanguínea.

“Se espera que en un futuro haya métodos personalizados de prevención en los que se usarán los fitoquímicos. Fueron toda una revolución en las diferentes técnicas del tratamiento contra el cáncer”, le explicó aInfobae el nutricionista Pablo Betoled.

Desde los coles hasta los cítricos, desde las frutillas hasta la acelga y la lechuga. La mayoría de las frutas y vegetales poseen algún fitoquímico capaz de ser útil en el tratamiento o prevención ante un problema de salud.

La dieta vegetal: clave para evitar enfermedades

Las frutillas contienen antocianinas y ácido elágico



Compuestos del Allium

Es posiblemente el principal grupo de nutrientes que se encuentra en el ajo. Pueden cumplir un rol importante en la prevención de algunos tipos de cáncer, la alta presión sanguínea y el alto colesterol. También se hallan en las cebollas y en los puerros.

Antocianinas

Son compuestos que se encuentran principalmente en las plantas y que contienen un alto nivel de propiedades antioxidantes. Son el mayor grupo de pigmentos solubles en agua en el reino vegetal. Pueden ayudar en la prevención de enfermedades cardíacas, pérdida de memoria e infecciones del tracto urinario. Se encuentran en los arándanos, las frambuesas, las frutillas, o las uvas.

Betacaroteno

Se trata nada menos que de la principal fuente natural de vitamina A, fundamental para el desarrollo del sistema inmunitario y tiene fuertes propiedades antioxidantes. Ayuda en la prevención de cáncer, trastornos en la piel o infecciones. Se encuentra en el kiwi, la batata, la calabaza, el brócoli, el mango y la papaya.

LA LUTEÍNA Y LA ZEAXANTINA CUMPLEN UN FACTOR IMPORTANTE EN LA SALUD DE LA VISTA



Ácido elágico

Se trata de un polifenol que es utilizado para la protección ante bacterias y virus. Según la Sociedad Americana del Cáncer, “previene las ataduras de carcinógenos al ADN y fortalece el tejido que previene la propagación del cáncer”. Es clave en la prevención del cáncer, problemas inmunológicos, colesterol alto y alta presión arterial. Se encuentra en los arándanos, las frutillas, la mora, el kiwi y las uvas negras.





Hesperidina

Es uno de los principales nutrientes que se encuentran en los cítricos. Actúa directamente sobre las paredes venosas, mejora la circulación, disminuye la permeabilidad y aumenta la resistencia capilar. También produce beneficios digestivos. Es útil para la prevención de problemas cardíacos y sanguíneos y se encuentra en mandarinas, limones, limas y naranjas.

Indoles

Se trata de compuestos nitrogenados que se encuentran en la col y otros vegetales crucíferos. Al bloquear las hormonas de tipo estrogénico, inhiben el crecimiento de tumores en glándulas mamarias o en el colon. Se encuentra en el coliflor, brócoli, la acelga, repollo de bruselas.

Limoneno

Se trata de un aceite natural que se extrae de las cáscaras de los cítricos. Sus propiedades permiten la prevención del reflujo gástrico y de cálculos renales. Además, también funcionan para el tratamiento de ciertos tipos de cáncer. Se encuentra en las naranjas, mandarinas, limón y pomelos.

La dieta vegetal: clave para evitar enfermedades

Las antocianinas también se encuentran en los arándanos

Luteína

Es un compuesto químico que funciona como antioxidante y otorga propiedades importantes para el cuerpo. También se lo puede utilizar como un filtro solar natural, ya que protege la piel y los ojos de los rayos del sol y previene el envejecimiento prematuro. Es útil además para el tratamiento de cataratas y presión arterial alta. Se encuentra en los morrones, los coles, el repollo, la lechuga, la espinaca y el maíz.



Licopeno


Pertenece a la familia de los carotenoides y, entre otros factores, es la sustancia química responsable de darle un color rojo a las frutas o verduras. Es un poderoso antioxidante que ayuda en la protección de las células. Ayuda a combatir enfermedades cardíacas, hipertensión arterial, arterioesclerosis, cáncer de próstata, mamas, páncreas y asma. Se encuentra en los tomates, la sandía y las uvas negras.



La dieta vegetal: clave para evitar enfermedades

Uno de los principales nutrientes del brócoli es el sulforafano



Quercetina


Se trata del flavonoide más habitual y abundante de la dieta vegetal debido a su elevada acción antioxidante. Posee múltiples propiedades terapéuticas y se destaca en el tratamiento de enfermedades cardiovasculares, la obesidad o el cáncer. Además, posee propiedades contra el asma y algunas alergias. Se encuentra en las manzanas, el ajo, las cerezas, el brócoli, la lechuga y la cebolla.

Sulforafano

Es otro de los nutrientes químicos que se encuentra en la familia de los coles. Ayuda a reducir el riesgo de cáncer de mama, próstata, pulmón y colon y también ejerce una función terapéutica en efectos secundarios de la diabetes y en diversas infecciones. Se encuentra en todos los coles, el repollo de Bruselas y la acelga.

Zeaxantina

Al igual que la luteína, cumple un rol fundamental en la prevención de enfermedades de la vista. Su principal función es proteger a las plantas que la poseen de la radiación solar. También ayuda a combatir la arterioescleriosis y el cáncer. Se encuentra en el maíz, la espinaca y la calabaza.

No comments yet.

Leave a Comment