Facebook Twitter RSS Reset

La creación según la mitología china, griega y egipcia

La creación según la mitología china, griega y egipcia

La creación según la mitología china, griega y egipcia

Bienvenidos sean al post, trata sobre lo que dice le titulo (capitán obvio), así que sin mas preámbulo, comencemos

grecia

La creación según la Mitología China:

La creación según la mitología china, griega y egipcia

En un principio tanto el cielo como la tierra se encontraban unidos, y el estado del Universo era el del caos más absoluto. Aquel Universo primigenio era en realidad un gran huevo de color negro, dentro del cual dormía un largo sueño el dios P’an-Ku (o Pangu), un sueño que se prolongó durante 18.000 años. Cuando P’an-Ku finalmente despertó se sintió atrapado dentro del huevo y con un hacha lo hizo pedazos para poder salir. Los trozos del huevo que había mantenido a P’an-Ku en su letargo se dispersaron, y mientras la clara ascendía y daba forma a los cielos, la parte más fría y turbia quedó en la parte inferior, dando origen a la Tierra. El dios había quedado entre ambos planos, con su cabeza en el cielo y sus pies tocando el suelo terrestre, y durante 18.000 años más tanto

La creación según la mitología china, griega y egipcia

P’an-Ku como el cielo y la tierra crecieron a razón de 10 pies diarios. Así fue como el cuerpo colosal de P’an-Ku sirvió de división entre cielo y tierra durante largo tiempo, hasta el día en que le llegó la muerte y su propio cuerpo dio forma a una nueva etapa de la creación. De su aliento surgieron el viento y las nubes del cielo, su otrora poderosa voz dio forma a los truenos de la tormenta, y sus ojos se transformaron en el Sol y en la Luna. Sus cinco extremidades se transformaron en cinco enormes montañas y su sangre terminó por convertirse en el agua de los ríos y océanos del mundo.

Las venas que portaban su sangre dieron origen a largos caminos, mientras que sus poderosos músculos se tornaron en fértiles tierras de cultivo, y las estrellas nacieron de su pelo y barba. La médula de sus huesos se convirtió en el jade y las perlas, mientras el sudor que corriera por su piel se transformaba en el rocío que cae sobre el mundo cada madrugada.

La creación según la mitología china, griega y egipcia

La creación según la mitología china, griega y egipcia

La creación según la Mitología Griega:


(Este es un poco largo)

La creación según la mitología china, griega y egipcia

Como en todo lo que respecta a mitología, existen varias versiones dependiendo del autor, pero existe una teogonía que es la más conocida y empleada y esta no es otra que la Hesiodo, escritor del s. VII ac. que obtuvo tanto prestigio como el propio Homero. A ella vamos a remitirnos, sin olvidar reseñas de otras versiones.

Y todo empezó con el primer ser o ente que existió, Caos, que en este contexto no seria equivalente a desorden, como en la actualidad, sino que se le describe como ser hueco, vacío, previo a todo. Después aparecieron Gea o Gaya, la Tierra, Tártaro, que es lo más aproximado al infierno cristiano y finalmente Eros, el amor. Éste último es el que acepta más posibilidades en su origen, ya que si bien Hesiodo lo hace aparecer de la nada, ya que se consideraba que el amor era una entidad necesaria para que esos primeros seres iniciasen la reproducción entre ellos, que llevase a la aparición de otros, generación tras generación, otras versiones lo hacen hijo de Afrodita, diosa de la belleza y el deseo sexual y Ares, dios de la guerra, o de Hermes Dios del comercio y los ladrones, al considerar que esas primeras relaciones no fueron producto del amor, sino de la necesidad. Incluso en otra versión que da Platón en “El Banquete” lo hace descendiente de Penia, la pobreza y Poros, el medio de hacer riqueza.

Igualmente la lectura de la aparición de estos primeros personajes, ha llevado a muchos a entender equivocadamente que Gea, Tártaro y Eros descendían de Caos, pero si nos atenemos textualmente a lo que dice, estos aparecieron después de éste, y de Caos solo surgieron otras dos entidades Nix o Nicte, la noche y Erebo, el mundo subterráneo, al que muchos han querido identificar con el infierno, pero que realmente es mucho más amplio y representaría todo lo que hay bajo la superficie de la tierra.

La creación según la mitología china, griega y egipcia

Hasta aquí sería una primera generación, cuyos protagonistas hacían referencia a las circunstancias espaciales y temporales (la tierra, la noche, el mundo subterráneo) que daría las condiciones necesarias para la aparición de las nuevas generaciones, que harán referencia a situaciones parecidas pero, cada vez, de un modo más especifico como vamos a ver. Esta descendencia será producida bien por relaciones entre estos primeros entes, bien directamente de uno de ellos, como en algunos de los casos de Nix y Gea.

De la relación de Nix y Erebo surgieron Éter, que representa la luz o aire más puro, el que respirarían los dioses, y Hemera, el día. De la de Gea y Tártaro nacería el monstruo Tifón, que representaba las fuertes tempestades, huracanes y fenómenos de ese tipo.

Mientras que de forma individual Nix engendraría a Tánatos, personificación de la muerte natural, Hipnos, del sueño, Moros, del destino, las Keres, seres femeninos que representaban la muerte violenta y la destrucción, Momo, de la burla o el sarcasmo, Némesis, de la venganza, Oizis, de la angustia, Geras, de la vejez, Las 3 Moiras, Cloto, Láquesis y Átropo, las hilanderas que tejían la vida de cada persona, Apate, del engaño, Filotes, de la ternura, a las Hesperides, que protegerían el árbol de las manzanas de oro en el confín del mundo, y Eris o Eride, la discordia, la cual también tendría una prolífica descendencia por si sola, de características similares a Nix.

Igualmente Gea tendría descendencia de forma individual, a las Montañas, a Ponto, que personifica a la entidad primaria del Mar y a Urano, el cielo, con el que iniciaría la dinastía real entre los dioses que acabaría con Zeus y los Olímpicos.

La creación según la mitología china, griega y egipcia

Luego Gea se uniría a Ponto y tuvo como descendencia a divinidades marinas más especificas, siendo estos; Taumante, que representaba las maravillas del mar, Forcis, a los peligros del mar, Ceto, que era una representación femenina de estos peligros del mar y se uniría a Forcis, Euribia, al dominio del mar y Nereo, que representaba el mar en calma.

También se uniría a Urano, que sería el primer monarca de los dioses, el cual al llegar la noche, la cubría (el cielo sobre la tierra) y yacía con ella, engendrando a los 3 primeros Cíclopes, Brontes, Estéropes y Arges, que luego serían lo encargados de fabricar los rayos de Zeus, los Hecantoquiros o Centimanos, Coto, Briareo y Giges, seres con 100 manos y también representaban a tormentas y tempestades y a los Titanes y Titanides, que supondrían la continuación dinástica en el poder divino.

Después de estos Gea volvería a tener sola, en cierta medida como veremos, a las 3 Erinias, Alecto, Tisífone y Mégara, que protegían el orden universal y castigaban los crímenes, sobre todo los de familia volviendo loco al autor de estos crímenes, a los Gigantes y las ninfas Melias.

La creación según la mitología china, griega y egipcia

Los Titanes supondrían una evolución entre los seres divinos ya que comenzaban a representa circunstancias naturales aún primitivas pero que ya comenzaban a ser más especifica y representaban a unas primeras sociedades primitivas, y estos fueron 6 titanes y 6 titanides: Océano, que representaba el río que rodeaba la tierra, Ceo, a la inteligencia, Crío, díos de los rebaños, Hiperión, de la luz, Jápeto, de la vida mortal, de su prole surgirían los humanos y Cronos, que personifica el tiempo, pero en referencia al tiempo que lo devora todo o también representa la fecundidad de la Tierra en relación a las cosechas, estos serían los Titanes, mientras que las Titanides fueron Febe, que representa el brillo del intelecto y se uniría a su hermano Ceo, Mnemosine, de la memoria e inventora de los idiomas, Temis, de la ley y la justicia pero en referencia a la ley de la naturaleza, Tetis o Tethys, a la fecundidad de las aguas y se uniría a Océano, Tía o Tea, a la vista (ya que esta la entendían como si fuese una especie de rayo) que se uniría a Hiperión y Rea, a la fertilidad de la mujer y se uniría a Cronos y con el engendraría a los primero Dioses Olímpicos. Como vemos, los titanes no se ajustan a la imagen con la que ser suelen representar en el cine y televisión, que lo hacen plan seres monstruosos y gigantescos, esta imagen se ajustaría mas a la de los Gigantes, hijos de Gea, que al igual de los primeros, en su momento, también entraron en guerra contra los Olímpicos o incluso a los Hecantoquiros y Cíclopes.

La creación según la mitología china, griega y egipcia

Pero Urano, con la intención de evitar que alguno de los titanes, hijos suyos, lo destronase, al nacer los enterraba en el seno de Gea. Pero no lo consiguió, ya que Gea consiguió que Cronos se vengase de su padre con el conocido pasaje de la castración de Urano, ya que con una hoz le cortó los testículos y los arrojó al mar produciendo una espuma de donde surgió Afrodita, si bien en otras versiones Afrodita la hacen descender de Zeus y Dione. Incluso de las gotas de sangre que cayeron sobre Gea, nacieron las Erinías antes citadas.

La creación según la mitología china, griega y egipcia

De esta forma se acabó el reinado de Urano, y se inició el de Cronos, junto a los titanes, durante el periodo conocido como la Edad de Oro, y que finalizaría de forma parecida con la irrupción de Zeus y sus hermanos, pero eso, es otra historia.

La creación según la mitología china, griega y egipcia
La creación según la mitología china, griega y egipcia

La creación según la Mitología Egipcia:


La creación según la mitología china, griega y egipcia

Es el mito de Ra el que nos describe los origenes y creación del Mundo según las creencias del Antiguo Egipto. De él tenemos una primera referencia en los Textos de las Pirámides, una colección de grabados hechos en piedras sobre las paredes interiores de algunas pirámides egipcias y que describen no sólo estos orígenes, sino rituales, ceremonias y otras muchas creencias milenarias. Según lo extraído de estos grabados, existía en los comienzos el Nun, un inmenso vacío acuoso que contenía los gérmenes de la vida. De ella se engendraría todo, pues no había ni cielo, ni tierra, ni vida. De aquel caos de agua surgiría el primer montículo de tierra que sirviera de punto de apoyo a la deidad que creara el Mundo. y así, con ese soporte, y con la consciencia de su propio germen, nacería de aquella penumbre de Nun, Rá, su hijo. Hay una descripción detallada de la creación del Mundo en el papiro Bremner Rhind, en el que el propio Rá expone cómo lo creó.

“Fui yo quien vino a la existencia como Jepri.Cuando vine a la existencia, ‘el Ser’ vino a la existencia y todos los seres vinieron a la existencia después de que yo viniera a la existencia…”

Así fue, pues Ra, sobre aquella tierra original, se dispuso a crear primero el Sol. Sobre la oscuridad del vacío se levantó el Sol sobre el horizonte y todo se iluminó. Luego nombró a Shu, y el viento comenzó a soplar y más tarde mencionó a Tefnut, y comenzó a llover. Shu y Tefnut tuvieron dos hijos: de Geb formó el resto de la Tierra y de Nut, el cielo. También Geb y Nut se casaron, y por eso, siempre Nut está sobre Geb, el cielo sobre la Tierra, copulando. De su unión nacieron las estrellas.

La creación según la mitología china, griega y egipcia

“Realmente yo me excité con mi mano, copulé con mi mano, escupí con mi propia boca; escupí a Shu, expectoré a Tefnut y mi padre Nun los educó” Pero Shu y Tefnut, contrarios a aquella relación de sus hijos pidieron a Ra que enviara a uno de sus Ojos a vigilarlos. Así lo hizo, pero cuando ese Ojo regresó, se dio cuenta que el sitio que antes había ocupado en Ra, ahora estaba ocupado por otro ojo. Fue con ese Ojo de Ra con el que la Humanidad nació, de las lágrimas de pena que de él salieron. Siguió entonces con la creación de diosos que le ayudarían en el Gobierno del Mundo… “Yo surgí de las raíces,creé a todos los reptiles y todo lo que existe entre ellos. Shu y Tefnut engendraron a Geb y Nut, y Geb y Nut engendraron a Osiris, Horus (Mejentienirti), Seth, Isis y Nezis de su útero, uno tras otro, y ellos dieron origen a las multitudes que habitan esta tierra”

Creado todo, Ra tomó forma humana dispuesto a dirigir el Mundo. Durante miles de años Ra gobernó en Egipto con prosperidad y alegría. Sus súbditos le eran fieles y se hacía cuanto él ordenaba, pero el paso de los años no era en balde para él, ya humano, y poco a poco fue envejeciendo. Aquella lealtad de cientos de años atrás fue perdiéndose ante su aspecto cada vez más débil, y los actos de desobediencia eran cada vez más frecuentes entre los humanos, por lo que decidió castigarlos bajo la forma de su hija Sekhmet La diosa Sekhmet liberó su furia sobre quienes habían desairado a su padre y sembró el terror allá donde fue. Pero tal era su violencia y crueldad, que de nuevo Ra tuvo que intervenir, apiadado de los humanos y por ello la transformó en Hathor, diosa de la dulzura y el amor.

La creación según la mitología china, griega y egipcia

Llegaba ya el momento en que Ra habría de retirarse, y que fuera uno de los otros dioses quien le relevara en el Gobierno de Egipto. Isis, conocedora de su senilidad, elaboró un plan. De una gota de baba de Ra que obtuvo ocultamente concibió una serpiente que mordió al propio Ra, quedando éste envenenado. El dolor se apoderó de su cuerpo, y urgiendo su salvación, convocó a Isis, su sanadora, para que le curara. Ésta admitió hacerlo siempre que le descubriera su verdadera deidad: “Si me dices tu nombre secreto, podré usar mis poderes mágicos”, le urgió. “Yo soy Kephera por la mañana, Ra al mediodía y Tum al atardecer, el que creó el cielo y la tierra, el agua, el viento y la luz, el que creó el Nilo…”

Pero Isis le seguía urgiendo por su verdadero nombre, aquél que al conocerlo, la convertiría en faraona de Egipto. “Prométeme que no se lo dirás a nadie, sólo a tu hijo, al que pondrás por nombre Horus, y que éste tampoco se lo dirá a nadie, salvo a su hijo…” y así fue de generación en generación.

Ra quedó sanado del veneno, y traspasó sus poderes a Isis. Desde entonces, Ra vigila desde el cielo, transportando en su Barca sagrada el Sol, mientras que por la noche Nut se lo tragaba, siguiendo su viaje por el Infierno. Cada día al atravesarlo, Ra vuelve a aparecer con su Barca… porque Ra es el Sol, y aparece con el día, y desaparece con la noche…

La creación según la mitología china, griega y egipcia
La creación según la mitología china, griega y egipcia

Bueno eso fue todo por este post, nos vemos en el próximo!

La creación según la mitología china, griega y egipciaGIF

… y si te gusto deja algunos puntos(?

La creación según la mitología china, griega y egipcia

No comments yet.

Leave a Comment