Facebook Twitter RSS Reset

La consciencia sigue funcionando tras la muerte clínica

La consciencia sigue funcionando tras la muerte clínica

Hace un par de días los medios de comunicación generalistas difundieron la noticia de que un grupo de científicos habían descubierto que la consciencia de las personas puede seguir funcionando hasta 3 minutos después de morir. Es decir, que en algunos casos la gente está al tanto de lo que ocurre a su alrededor varios segundos después de que se produzca la muerte, y que se ha llegado a esta conclusión a través del estudio de muchos casos en los que personas reanimadas son capaces de recordar lo que les ocurrió en “su tránsito hacia la muerte”. Sin embargo, los resultados que de verdad se obtuvieron en este estudio son algo distintos.

El concepto de lo que es la muerte no es tan simple como puede parecer. Existe la muerte clínica, en la que el corazón y los pulmones dejan de funcionar, y la muerte real, en la que las lesiones producidas en los órganos vitales (y, especialmente, en el cerebro) imposibilitan la recuperación y desencadenan el inicio de la degradación de todas las células del cuerpo.

La consciencia sigue funcionando tras la muerte clínica

Eso significa que lo que muchas veces llamamos ‘muerte’ es en realidad un proceso reversible, y lo es por motivos que no tienen nada que ver con fuerzas misteriosas que actúan desde el más allá sino por factores perfectamente abordables por la ciencia. Es por eso que un equipo de investigadores de la University of Southhampton se propusieron averiguar lo que ocurre con nuestra consciencia en ese espacio que queda entre la muerte clínica y la real, y han llegado a la conclusión de que en gran parte de los casos esta puede seguir funcionando cuando el corazón ha dejado de latir.

El artículo que escribieron se hizo público hace casi un año a través de la revista Resuscitation.

¿En qué consistió el estudio?

El equipo de investigadores estudió 2.600 casos de pacientes de 15 hospitales de Reino Unido, Australia y los Estados Unidos para investigar diferentes casos de experiencias cercanas a la muerte. Los resultados mostraron que un 39% de los pacientes capaces de someterse a entrevistas estructuradas dijeron conservar una sensación de haber estado conscientes durante la muerte clínica, a pesar de no poder recordar cosas concretas.

Por otro lado, un 2% de estos pacientes afirmaron recordar aspectos concretos de lo que ocurría a su alrededor durante la muerte clínica, o bien describieron experiencias de ver cosas desde un punto de vista distinto al que correspondería la colocación de su cuerpo (Out of Body Experiences).

La consciencia sigue funcionando tras la muerte clínica

¿Real o alucinación?



Las Out of Body Experiences y las sensaciones de percepción visual en experiencias al límite de la muerte son atribuidas a alucinaciones por parte de la comunidad científica y, desde luego, es difícil saber si las personas que dicen haber mantenido algún tipo de consciencia mienten o hablan desde el engaño de haber experimentado alucinaciones.

Hecho de que muchos no recuerden aspectos concretos de lo que les ocurrió al borde de la muerte puede significar que esta sensación engañosa es producto de su recuperación tras el paro cardíaco y que por lo tanto la memoria les ha fallado rellenando un espacio “vacío” de consciencia, pero también podría deberse a que han estado al tanto de muchas cosas de las que ocurrían pero los recuerdos concretos han desaparecido por efecto de la medicación o los procesos orgánicos relacionados con la recuperación.

Un caso contrastado de consciencia tras la muerte clínica

Sin embargo, en al menos uno de los casos sí se ha podido comprobar que sus recuerdos concretos corresponden con lo que ha pasado en la realidad. En este estudio hay un caso validado de paciente que mantiene la consciencia conectada al exterior, ya que se le hizo una prueba con estímulos sonoros después del paro cardíaco y por lo tanto se ha podido comparar estos marcadores objetivos con la información que dio.

Esto es destacable, ya que se considera que la consciencia se desconecta de la realidad antes o justo después de que el corazón se detenga, y sin embargo en este caso no se cumplió esta norma, ya que es un ejemplo de experiencia consciente no basada en alucinaciones.

La consciencia sigue funcionando tras la muerte clínica

Resumiendo

Los resultados de este estudio no nos dicen nada sobre el más allá ni sobre un plano diferente de existencia. Que algunas personas se mantengan conscientes tras la muerte clínica no significa ni que se haya demostrado que hay vida después de la muerte ni que la consciencia sea independiente de lo que pasa en nuestro cuerpo.

Simplemente nos indica que el cerebro y otros órganos vitales trabajan con tiempos distintos en las experiencias al borde de la muerte, y que es posible que después del paro cardíaco nuestra percepción de la realidad sigua funcionando al menos en parte. Lo cual, bien pensado, no es una idea demasiado agradable.

No comments yet.

Leave a Comment