Facebook Twitter RSS Reset

La casa de la Música en Portugal

La casa de la Música en Portugal

La Casa da Música (Casa de la Música) es una sala de conciertos de Oporto, Portugal, diseñada por el arquitecto holandés Rem Koolhaas, que da cabida a la institución del mismo nombre y sus tres orquestas Orquestra Nacional do Porto, Orquestra Barroca y Remix Ensemble. Su construcción se encuadró en el proyecto Oporto 2001-Capital Europea de la Cultura, habiéndose iniciado en 1999 y terminado a principios de 2005, seis años después de la fecha prevista. Inmediatamente se convirtió en un icono de la ciudad.
La casa de la Música en Portugal
Durante los últimos treinta años, se han visto desesperados intentos por parte de los arquitectos para escapar la forma de “caja de zapatos” que ha caracterizado el diseño de salas de conciertos.
La casa de la Música en Portugal
En vez de luchar contra la ineludible superioridad acústica de esta forma tradicional, la Casa da Musica apunta a revitalizar la sala de conciertos de otro modo: redefiniendo la relación entre el inmaculado espacio interior y el público general exterior.

La casa de la Música en Portugal
Construcción

La Casa da Música se construyó justo al lado de un centro principal de tráfico de la ciudad, la Rotonda da Boavista. El lugar donde se asienta el edificio era antiguamente un lugar de almacenamiento de tranvías fuera de servicio. Su construcción costó 100 millones de euros. El proceso de edificación originó nuevos retos de ingeniería en lo referente a la construcción de la curiosa forma que tiene. Los constructoras del edificio fueron Ove Arup, Londres, junto con Afassociados, Oporto.

La casa de la Música en Portugal

La casa de la Música en Portugal
Ubicar la Casa da Musica fue clave en el desarrollo del pensamiento de OMA; decidimos no construir la nueva sala de conciertos en el anillo de edificaciones antiguas que definen la Rotunda, sino que crear un edificio solitario que se pose sobre un plano de travertino frente al parque de Rotonda, colindando con un barrio de clase obrera. Con este concepto, las problemáticas de simbolismo, visibilidad y acceso se resuelven con un solo gesto.

La casa de la Música en Portugal

La Casa da Musica es la nueva sede de la Orquesta Nacional de Porto, se encuentra en una nueva plaza pública en la histórica Rotunda da Boavista. Tiene una distintiva forma facetada construída en hormigón blanco, ha logrado mantiener una apariencia sólida y creíble en una época de demasiados íconos arquitectónicos.

La casa de la Música en PortugalEn su interior, se eleva el Gran Auditorio de 1.300 asientos, con la tradicional forma de “caja de zapatos”. Tiene fachadas de vidrio corrugado en ambos extremos, abriendo el hall de conciertos a la ciudad, y convirtiendo a Porto en un dramático telón para las actuaciones. La Casa da Musica revela su programa sin la necesidad de ser didáctico; al mismo tiempo, proyecta la ciudad bajo una nueva luz.

La casa de la Música en PortugalAl igual que el Gran Auditorio, concebido como una simple masa ahuecada de un extremo al otro extremo a partir de la forma sólida del edificio, la Casa da Musica también contiene un espacio de actuación más pequeño más flexible- sin asientos fijos, diez salas de ensayo, estudios de grabación, un área educativa, un restaurante, una terraza, bares, una sala VIP, zonas de administración, y un parking subterráneo para 600 vehículos.

La casa de la Música en Portugal
El innovador uso de materiales y color a través de la obra era otro imperativo, además de los singulares muro cortina situados en ambos extremos del Gran Auditorio, las paredes están revestidas con madera contrachapada, sus vetas con relieve en dorado, generando una dramática perspectiva.

La casa de la Música en Portugal
La zona VIP cuenta con azulejos pintados a mano que retratan una escena pastoral tradicional, mientras que la terraza de la azotea está decorada con un patrón geométrico de baldosas blancas y negras; los pisos de algunas áreas comunes están pavimentadas en aluminio.

La casa de la Música en Portugal
Como decisión de proyecto, no existe un gran vestíbulo central, en vez hay una ruta pública continua que conecta los espacios alrededor del Gran Auditorio por medio de escaleras, plataformas y escaleras mecánicas.

La casa de la Música en PortugalLa casa de la Música en PortugalLa casa de la Música en PortugalLa casa de la Música en Portugal
El edificio se convierte en una aventura arquitectónica. Después de que Porto fuera seleccionada como una de las dos capitales culturales de Europa en 2001, el Ministro de Cultura y el Ayuntamiento de Porto fundaron Porto 2001- una organización que promoviera y realizara diferentes intervenciones urbanas y culturales en la ciudad de Porto.

La casa de la Música en PortugalLa casa de la Música en PortugalLa casa de la Música en PortugalLa casa de la Música en PortugalLa casa de la Música en PortugalLa casa de la Música en PortugalLa casa de la Música en PortugalLa casa de la Música en PortugalLa casa de la Música en PortugalLa casa de la Música en Portugal

En este contexto, se invitó a cinco estudios de arquitectura internacionales, entre ellos estaba OMA, para participar en un concurso restringido para una nueva sala de conciertos situada en el centro histórico de Porto.

La casa de la Música en PortugalLa casa de la Música en Portugal

Urbanismo

Puesto a que esta parte de la ciudad de Porto se mantenía “intacta”, OMA optó por no articular la nueva sala de conciertos como un segmento de la acotada pared circular que rodea la Rotunda da Boavista, sino que concebir un edificio solitario.

La casa de la Música en PortugalLa casa de la Música en Portugal

Este se situa sobre una nueva y más intima plaza conectada al histórico parque de la Rotunda da Boavista y delimitada por tres bloques urbanos. Con este concepto, las problemáticas de simbolismo, visibilidad y acceso se resuelven con un solo gesto.

La casa de la Música en PortugalLa casa de la Música en PortugalLa casa de la Música en PortugalLa casa de la Música en Portugal

Capacidad

La Casa da Música tiene dos auditorios principales, aunque muchas otras áreas del edificio se pueden adaptar fácilmente para conciertos y otras actividades (talleres, actividades educativas, etc).

La casa de la Música en PortugalLa casa de la Música en Portugal

El auditorio mayor tiene una capacidad inicial de 1.238 personas, pero puede variar según la ocasión.

El auditorio pequeño es tremendamente flexible, y no tiene un aforo fijo. Por término medio el habitáculo tiene capacidad para 300 personas sentadas y 650 de pie, aunque esto puede cambiar drásticamente dependiendo del tamaño del escenario, su localización, la ordenación de las sillas, la presencia y tamaño de aparatos de sonido y de equipos de grabación, etc.

La casa de la Música en Portugal

El restaurante de la parte superior del edificio aún no se ha completado, aunque está diseñado para tener una capacidad de más de 250 personas.

La casa de la Música en Portugal
La casa de la Música en Portugal

El diseño del edificio ha sido muy aclamado mundialmente. Nicolai Ouroussoff, crítico de arquitectura del New York Times, lo clasificó como el “proyecto más atractivo que jamás ha construido el arquitecto Rem Koolhaas” y también dijo que era “un edificio cuyo fervor intelectual coincide su belleza sensual”. También lo compara con el “exuberante diseño” del Museo Guggenheim de Frank Gehry en Bilbao, España. “Solamente mirando el aspecto original del edificio, es una de las salas de conciertos más importantes construidas en los últimos 100 años”, comparándola con el Walt Disney Concert Hall de Los Ángeles, y el auditorio de la Filarmónica de Berlín.