Facebook Twitter RSS Reset

Juegan al polo con elefantes rescatados del abandono

Juegan al polo con elefantes rescatados del abandonoGIF



Unos 20 paquidermos son las estrellas de una competición en la capital de Tailandia

Juegan al polo con elefantes rescatados del abandono

Una veintena de paquidermos asiáticos, rescatados de las calles en Tailandia por la fundación Triángulo de Oro, se han convertido en los protagonistas de la competición Kings Cup Elephant Polo que se clausura el domingo en Bangkok.

Juegan al polo con elefantes rescatados del abandono

La edición de este año contiene diez equipos y se disputa en una gran extensión de césped a la orilla del río Chao Praya -que cruza la capital tailandesa-, donde un monje vestido de una túnica naranja bendijo a los animales en la jornada inaugural el jueves pasado.

Juegan al polo con elefantes rescatados del abandono

Estos gigantescos participantes forman parte de un grupo mayor que la fundación Triángulo de Oro -creada en el año 2003- ha rescatado de la calle, donde se encontraban abandonados o explotados, y ha alojado en la provincia de Surin.

Juegan al polo con elefantes rescatados del abandono

Los elefantes, que pueden llegar a pesar hasta cuatro toneladas, aceptan todo tipo de mimos y cuidados por parte de los mahout, un término de origen indio con el que se conoce a los guías.

Juegan al polo con elefantes rescatados del abandono

En el polo sobre elefante, a diferencia del que se practica con caballo, el jugador golpea la bola -con un palo de hasta tres metros- para meter un gol en la portería contraria y el cuidador dirige el elefante.

Juegan al polo con elefantes rescatados del abandono

“Los jugadores y los mahout tenemos que trabajar de muy estrechamente. Como no hablamos el mismo idioma, los mahout llevan en la espalda unas instrucciones en inglés”, detalla Chris Stafford, creador de la Fundación Triángulo de Oro y jugador en uno de los equipos.

Juegan al polo con elefantes rescatados del abandono

Los partidos se celebran sobre una superficie de 100 metros de largo por 60 metros de ancho y constan de dos tiempos de siete minutos cada uno.

Juegan al polo con elefantes rescatados del abandono

Antes de empezar cada partido, se ofrece a los animales un bufé libre de frutas y verduras. “Uno de los mayores placeres para un elefante es la comida, por eso nos aseguramos de darles muchísima; sobre todo fruta que es su manjar favorito”, explica a Efe Sophie Bergen, directora de Mahout Elephant Camp. “Los elefantes que participan en el torneo provienen de situaciones muy precarias.

Juegan al polo con elefantes rescatados del abandono

Viven desempleados el resto del año, en un pequeño pueblo bajo un sol abrasador y con muy pocos alimentos”, comenta Bergen. El campamento de elefantes que coordina Bergen está situado en la provincia de Chiang Mai (norte), donde más de 25 elefantes conviven con 60 personas en un espacio estructurado como un pueblo tradicional de mahout.