Facebook Twitter RSS Reset

Juan Martín Del Potro, el hombre de los huevos de oro

Juan Martín Del Potro, el hombre de los huevos de oro

Juan Martín Del Potro, el hombre de los huevos de oro

•Del Potro – Murray (5-7; 6-4; 2-6; 5-7)•

tenis

Juan Martín Del Potro, el hombre de los huevos de oro

Juan Martín Del Potro, el hombre de los huevos de oro

El británico se impone por 7-5, 4-6 y 6-2. Juegan el cuarto set. “La Torre” quiere ganar la medalla de oro luego del bronce de Londres 2012. El escocés busca ser el primer tenista en ganar dos preseas doradas


Juan Martín Del Potro, el hombre de los huevos de oro

Juan Martín Del Potro no necesita más para cerrar un Juego Olímpico de ensueño, un regalo de la vida, casi un milagro. Pero quiere más después del primer golpe a nivel global en la cita en Río 2016 que fue su triunfo en primera ronda ante Novak Djokovic y el de ayer, en semis, al derrotar a Rafael Nadal, y es nada menos que ganar el título, la medalla de oro, lo que buscará ante Andy Murray, el N°2 del mundo.

El comienzo del duelo se demoró una hora y media debido a que se estiró la definición del dobles mixto, que se jugó en el mismo estadio.

El de hoy es el 8° cruce entre ambos. El escocés tiene una ventaja de 5-2 en el historial sobre el argentino al que no enfrenta, sin embargo, desde hace casi tres años, luego de haberlo vencido en el Masters 1000 de Indian Wells 2013.

En su camino a la final de Río 2016 Juan Martín Del Potro, bronce en los Juegos Olímpicos anteriores celebrados en Londres en 2012, se impuso al mencionado Novak Djokovic, N°1 del mundo, luego al portugués Joao Souza, al japonés Daniel Taro y a los españoles Roberto Bautista Agut y Rafael Nadal.

Murray, por su parte, ostenta el título de campeón olímpico actual, y en Río se impuso consecutivamente al serbio Viktor Troicki, al argentino Juan Mónaco, al italiano Fabio Fognini, al norteamericano Steve Johnson y al japonés Kei Nishikori.

Hoy, el argentino, 114° del mundo, enfrenta al escocés, 2°, y defensor de la medalla dorada que, de ganarla Del Potro, coronaría una semana de emoción en carne viva, de resurgimiento y de hacer realidad un sueño que, sea cual sea el colo al final del día, ya se cumplió.

final