Facebook Twitter RSS Reset

José de San Matin, Yo te banco

Porque los que no conocen tus hazañas, seguramente conocen tu cara

José de San Matin, Yo te banco

Porque entre los milicos eras un groso (de Segundo Subteniente a Jefe del Ejército)

José de San Matin, Yo te banco

Porque amabas a tu patria y a tu pueblo (Y peleaste en las guerras por la independencia del mismo)

José de San Matin, Yo te banco

Porque tu pelotón ganaba batallas prácticamente a cada lugar que iba, aunque eso haya costado vidas.

José de San Matin, Yo te banco

Porque liberaste a Perú y a Chile, con todo lo que eso implica, aunque estos últimos no lo quieran reconocer

José de San Matin, Yo te banco

Por la Batalla de Chacabuco, que la ganaste

José de San Matin, Yo te banco

Por el combate de San Lorenzo, donde nació nuestra patria

José de San Matin, Yo te banco

Porque Cruzaste los Andes para patearle el culo a la realeza española, a pesar de que vos y tu caballo estaban gravemente enfermos y heridos.

José de San Matin, Yo te banco

Porque de no haber de no haber sido por vos, seguramente toda América del Sur, o gran parte, habría sido coloña de alguno de estos hijos de puta, y hoy seguramente estaríamos privados de libertad.

José de San Matin, Yo te banco

Porque no eras ningún improvisado. Tenías un cerebro envidiable por el enemigo, y tus estrategias eran muy inteligentes.

José de San Matin, Yo te banco

Porque tuviste huevos, cojones, tanantes, testículos, o como quieran llamarlos, para enfrentar al enemigo innumerable cantidad de veces, y te ganaste el honorable título de Libertador de América, y hoy sos el prócer más respetado de muchos lugares del mundo.

José de San Matin, Yo te banco

Porque dejaste un gran legado a un país.

José de San Matin, Yo te banco

Porque fuiste un verdadero héroe, en una época que era un quilombo

José de San Matin, Yo te banco

Y un gran ejemplo a seguir.

José de San Matin, Yo te banco

Himno al Libertador General San Martín

Yergue el Ande su cumbre más alta,

dé la mar el metal de su voz

y entre cielos y nieves eternas

se alza el trono del Libertador.

Suenen claras trompetas de gloria

y levanten un himno triunfal,

que la luz de la historia agiganta

la figura del Gran Capitán.

De las tierras del Plata a Mendoza,

de Santiago a la Lima gentil

fue sembrando en la ruta laureles

a su paso triunfal, San Martín.

San Martín, el señor de la guerra,

por secreto designio de Dios,

grande fue cuando el sol lo alumbraba

y más grande en la puesta del sol.

¡Padre augusto del pueblo argentino,

héroe magno de la libertad!

A su sombra la patria se agranda

en virtud, en trabajo y en paz.

¡San Martín! ¡San Martín!

Que tu nombre honra y prez

de los pueblos del sur

aseguren por siempre los rumbos

de la patria que alumbra tu luz.

No comments yet.

Leave a Comment