Facebook Twitter RSS Reset

Investigación: bacterias en Nahuel Huapi

Aguas servidas, detergentes y demás desechos hogareños van a parar a uno de los mayores espejos de agua dulce de la Patagonia. Directo, sin tratamiento alguno. Por un tubo, literal. “No hace falta ser un experto para darse cuenta. Llega turbia, muy turbia”, describe Sebastián Madero, un vecino de Bariloche.

Un informe de Telenoche mostró cómo se vierten residuos cloacales a las aguas del lago Nahuel Huapi. El proceso se lleva a cabo en forma constante y las aguas cristalinas del lago se ven afectadas por este agente contaminante. Señalan que la planta de tratamiento está saturada.