Facebook Twitter RSS Reset

Invertir en dólares? No papu! Te ayudo a invertir mejor

¿No entendés nada de inversiones? ¡Yo te ayudo lince! Preparate un cafecito y sentate tranqui a leer este post…

Muchos tienen un resto de dinero y no saben como invertirlo… y aunque quisieramos no existe la bola de cristal para saber cúal es la mejor manera de invertir… pero algo se puede decir… por eso… vamos por partes, dijo Jack…

Parte Cero: El entorno

Argentina vive una situación de baja inversión, alta inflación, cepo cambiario, baja del PBI, caída de las reservas internacionales, demanda agregada en alza, bajísima seguridad jurídica, default de parte de su deuda soberana, endeudamiento público bajo (~40% del PBI), falta de confianza y cambio de gobierno en puerta. El FTSE Group (calificador de mercados internacionales) le bajó la categoría a la Argentina de “mercado de frontera” (en el que entró en 2005) a “mercado no clasificado”. El mercado de capitales argento es chotito: pequeño en tamaño, con operaciones en una moneda alocada e hipercontrolada, y con pocas herramientas para elegir.

Por otro lado, el precio de los commodities (productos genéricos sin mayor diferenciación, como el oro o el maíz) viene cayendo a lo pavote en los últimos meses, y esto, obviamente, impacta de forma directa en las lechugas (dólares) que entran al país por liquidación de exportaciones (un cuarto de nuestras exportaciones es soja y maíz… baja un 20% su precio, bajan instantáneamente 5% los dólares que entran al país) pero también reduce los verdes que se van en importaciones (Argentina es importador de petróleo y el precio del barril bajó más que 50% desde Nov14).

Dado todo lo anterior, la gilada no financiera (los laburantes que mucho entienden de trabajo, pero poco de finanzas) históricamente se ha refugiado en el dólar billete. Hoy, con límites a la posibilidad de acumular dólares billete y con plazos fijos a tasa negativa (~23% frente a un ~40% de inflación anual), el populum consume (como si no hubiese ninguna otra herramienta de inversión en absoluto). Las acciones, los “Fondos Comunes de Inversión”, los bonos, los fideicomisos, los CEDEARs o las inversiones inmobiliarias son territorios desconocidos para el pequeño inversor (percibidas todas estas herramientas como demasiado sofisticadas o demasiado riesgosas). Mientras tanto, sacar guita afuera del país, resulta inconcebible para el común mortal (por temor, desconocimiento o “anti-confort”).

¿Qué joraca puede hacer este común mortal ante esta situación? Veamos cómo zorongo puede un pequeño ahorrista “sofisticarse” sin morir en el intento. Paso a paso, herramienta por herramienta.

Paso Uno: Acciones locales

La volatilidad del MerVal es tremenda. Eso implica que si invertís cortoplacistamente podés perder o ganar mucho de sopetón y sin aviso. El mercado pasa de alcista a bajista en un pedo. Ni siquiera los que se dedican a esto saben leer las señales. Nadie puede predecir el mercado. Si pensás usar tus ahorros en un año o menos, no pongas un sope en esto: es demasiado riesgoso para tan poco tiempo. Sin embargo, si tu horizonte de inversión ya se mide en años (mediano y largo plazo), es una buena opción comprar una carterita de acciones y CEDEARs que coticen por estos lares. Mi recomendación es que los compres vos directamente (aunque sepas poco y nada del mercado). Los “Fondos Comunes de Inversión” de renta variable, las carteras administradas o las gestoras de capital agregarán un costo a tu inversión sin aportarle nada de valor (pues nadie sabe cómo se moverá el mercado: ni ellos, ni vos). El 80% de los analistas yankies gana MENOS que el promedio del mercado (y vos podés apostar al “promedio” sin asesor).

Hoy en día es muy fácil invertir por sí sólo. Entrá a InvertirOnline, abrí una cuenta haciendo click en “Registrarse” (arriba a la derecha de la pantalla) y levantá el culo del asiento: Andá a sus oficinas en San Martín 323 (Piso 11) a firmar los papeles necesarios para arrancar y, después, transferí plata (desde tu cuenta corriente o caja de ahorro) a tu flamante cuenta de IOL. Es fácil. Una vez adentro (y con la plata acreditada para comprar acciones, bonos o CEDEARs), comprá de $ 3.000 para arriba por acción (si comprás menos de 3 lucas, las comisiones de compra-venta te morfarán mucho porcentaje de la inversión).

Invertir en dólares? No papu! Te ayudo a invertir mejor

¿Qué acciones elegir? Comprá exclusivamente las que están en el panel MerVal. Preferentemente, tres lucas de cada una (de todas). Si no llegás a comprar 3 lucas de cada acción cotizante en el MerVal armá una cartera lo más diversa posible: No compres tres empresas relacionadas con la energía y una del campo. Comprá una relacionada con la energía, una con la siderurgia, una con el campo y otra con los bancos.

Parte Dos: CEDEARs en el MerVal

Por otro lado, están los ahora famosos CEDEARs. Son papeles que representan acciones de empresas que cotizan en otros mercados y no en Argentina. Estos “CErtificados de DEpósito ARgentinos” son la versión local de los ADRs yankies (googleá “ADR”). Con los CEDEARs, por ejemplo, podés comprar acciones de Google o de Microsoft comprando CEDEARs de esas compañías. La joda acá está en la liquidez. No hay muchas compra-ventas de CEDEARs por lo que no te conviene comprar certificados de empresas que tienen poca liquidez. ¿Cuáles son las de mayor liquidez? Estas diez: Lockheed Martin Corporation, Citigroup, Apple, Caterpillar, Procter & Gamble, Companhia Vale do Rio Doce, IBM, BHP Billiton Limited, Merk & Co, y Chevron.

Invertir en dólares? No papu! Te ayudo a invertir mejor

Si querés sumar la magia de los CEDEARs a tu portafolio, hacelo con la misma lógica que con las acciones argentas: Podés invertir 30 lucas pesos, de a 3.000pe por CEDEAR (de la lista de los 10 más líquidos); o, por ejemplo, elegir tres compañías de rubros distintos.

Ya sea de acciones o de CEDEARs, no te preocupes mucho por qué empresas comprás. No solo nadie sabe qué va a pasar, sino que muchos están sesgados para pensar que sí saben lo que va a pasar y así pierden contra el mercado (ya lo dije, pero lo repito: el 80% de los analistas yankies le saca menos a sus inversiones que invirtiendo a un promedio/índice). Hoy, en Argentina, algunos recomiendan comprar con fuerza empresas del sector bancario, mientras que otros ponen el foco en las eléctricas, mientras que otros creen que las que más potencial tienen son exclusivamente las petroleras, mientras que algunos están seguros que la papa son las empresas que prestan servicios regulados, mientras que otros aseguran sólo hay que invertir en las seis empresas extranjeras que cotizan en la Bolsa de Buenos Aires.

¿Cuánta de toda tu guita poner en acciones y CEDEARs? Depende tu edad. Si sos joven (40 años o menos), un 30% está bien. Si sos viejo (+60 años), no más del 10%.

Invertir en dólares? No papu! Te ayudo a invertir mejor

Parte Tres: Bonos argentos en el MerVal

“Bono” es sinónimo de Título Público, es decir, deuda del Estado Argentino o de los Estados Provinciales. Hoy los títulos públicos cotizan alto, tienen liquidez y garpan muy buenos rendimientos en dólares. Por algo es. ¿Por qué? Porque el mercado estima Argentina es riesgosa (y capaz no paga sus deudas). Es corta la bocha.

Este Enero del 2015, una vez vencida la cláusula RUFO, podría cerrarse alegremente el tema de los holdouts (“los buitres”) y achicarse la gloriosa rentabilidad que hoy ofrecen los bonos argentos. ¿Un ejemplo? Hoy se pueden comprar Boden 2015 (tan fácil como con las acciones: te registrás en InvertirOnline y comprás los bonos tal como hoy pagás online la factura de luz). Estos se compran hoy en pesos y el 3 de Octubre de 2015 se pagarían en dólares billete. ¿Qué quiere decir esto? Que los Boden 2015 ofrecen un 15% de interés en dólares más todo lo que suba el dólar de acá a Oct15 de rentabilidad. Bocha.

Otro que rinde el 15% anual en dólares es el Bonar X que vence en Abril de 2017.

Mi recomendación, en bonos argentos, es comprar exclusivamente bonos en dólares con fechas de vencimiento a menos de 5 años. Es decir, algunos de estos: Boden 2015 (Nación); Bonar X / AA17 (Nación); Global 2017 (Nación); BP15 (Provincia de Buenos Aires); Bono Descuento Provincia de Buenos Aires (BsAs); CABA 2015 (Capital Federal).

Tal como en acciones, yo siempre voy con 3 luquitas (o más) de todos los bonos que puedas. Si tenés 600 lucas de capital, poné el 10% en bonos: 60 lucas, comprando 10 lucas de cada de los 6 títulos públicos de la lista que compartí. Si tenés 30 lucas, poné 3 lucas en bonos, comprando 3 lucas de sólo un bono de la lista. Elegilo al tún tún que tu nivel de predicción va a ser igual de bueno (o inclusive mejor) que el de cualquier analista financiero.

Invertir en dólares? No papu! Te ayudo a invertir mejor

¿Querés profundizar en esto de las acciones, bonos y CEDEARs? Lee “El Inversor Inteligente” de Benjamin Graham y los ensayos de Warren Buffett. Si no te da para leer un libro completo, googleá sobre “value investing”, “análisis fundamental” y “the graham number”. ¿Alguna vez escuchaste hablar del análisis técnico (estudio que “predice” lo que pasará en un mercado a través de grafiquitos)? Tampoco te morfes ese sándwich metafórico de zaraza.

Parte Cuatro: Fideicomisos e Inversiones Inmobiliarias

En general, se habla de “la renta” de los departamentos como sinónimo del alquiler. No es así. La renta de un depto tiene dos patas: una ilíquida (la apreciación en el valor del depto); y una líquida (el alquiler menos los gastos de mantenimiento). Del 2002 al 2012, la pata ilíquida fue más significativa que la líquida (lo que quiere decir que, si tenías una propiedad, ganabas más guita por lo que aumentaba año a año el valor de la misma que por los alquileres). Así que no te engañes y calculá bien cuánto estás ganando con tus propiedades. Sumá los 12 alquileres, restá gastos e impuestos anuales y compará precio al 1ero de Enero vs 31ero de Diciembre.

En Febrero del 2005 (hace 10 años), el metro cuadrado promedio en CABA estaba USD 740 y hoy está USD 1720 (aprox, mil dólares más por metrito cuadrado).

Construir hoy un edificio de 9 pisos (compuesto por 16 deptos de dos ambientes y 5 cocheras) sale aprox. USD 570 mil más el terreno de, mínimo, 8,75 por 27,50 (~240m2). En Almagro, podés construir un edificito por un palo verde. En Barrio Norte, por palo y medio.

Invertir en dólares? No papu! Te ayudo a invertir mejor

Invertir en un depto o cochera en pozo puede estar bueno si aprovechás la financiación gratuita que suelen hacer las constructoras (sin preguntar demasiado… a diferencia de los bancos). Hoy día un depto en pozo se vende a aproximadamente el 80% del valor que el depto tendrá al estar construido. Acá hay un claro trade off entre riesgo, liquidez y rentabilidad. Un depto en pozo tiene más riesgo que uno hecho (porque, obviamente, existe el riesgo de que la constructora nunca lo termine), ofrece cero liquidez (porque no podrás usar esos pesos por mucho tiempo) y tiene una alta rentabilidad (si el edificio se construye en tiempo y forma, en dos años multiplicaste tu guita por 1,25, lo cual es una rentabilidad decente). Además de esa rentabilidad del 25% en dos años, las constructoras te financian gratuitamente (sólo ajustan las cuotas por inflación) hasta el 50% del precio total en hasta 120 cuotas (10 años). Pa’ pensar.

Parte Cinco: Sacar guita afuera del país

Para la gran mayoría de los mortales, es ilegal sacar guita afuera del país (es decir, no se puede hacer). Si, por alguna casualidad, no entrás en la generalidad y podés sacar guita a los gloriosos Estados Unidos de América legalmente, se te abren un montón de puertas aunque seas un inversor pequeñito. Al pasar la frontera, podés empezar a invertir en índices (Ej: S&P500), en regiones (Ej: países emergentes, Brasil, China); en sectores (Ej: Oil & Gas, Tecnología); en industrias (Ej: biotecnología, energía, comunicaciones) o en commodities (metales preciosos como el oro o la plata, metales industriales como el plomo o el acero, productos agrícola ganaderos como el caucho o la soja, o relacionados a la energía como el barril de petróleo WTI o el propano). ¿Cómo puede un pequeñín diversificar en todo un sector con tan sólo mil dólares? Comprando, por ejemplo, ETFs (aka: “Exchange-Traded Funds”, que son como fondos comunes de inversión pero que cotizan como si fuesen una acción, es decir, los podés comprar y vender sin asesor ni intermediario) en el NYSE (“New York Stock Exchange”). Tal como con la cuenta local en InvertirOnline, te abrís una “savings account” (caja de ahorro) en EE.UU. así como una cuenta en un broker estadounidense y listo: Ya estás “good to go” (listo para arrancar Invertir en dólares? No papu! Te ayudo a invertir mejorInvertir en dólares? No papu! Te ayudo a invertir mejor).

Asimismo, podrás acceder a la inversión más segura de la historia de la humanidad: bonos del Tesoro de los Estados Unidos (que rinden masomenos lo mismo que la inflación en dólares pero se han pagado siempre por cientos de años). Para el portafolio de un viejo, éstos debieran ser la inversión más significativa, dada su seguridad y liquidez (~40%). En el portfolio de un joven (20-30 años) no debieran estar en absoluto.

Si tenés menos de USD 10.000 ahorrados, no te conviene sacar la guita afuera, aunque puedas hacerlo legalmente. Si tenés entre USD 10.001 y USD 20.000 ahorrados, estás en una zona gris: capaz te conviene, capaz no (tenés que pensar en los costos de mantenimiento de todas las cuentas nuevas que abrirás). Si tenés USD 20.001 o más ahorrados, te conviene operar afuera directamente (en vez de en Argentina).

En relación a esto de sacar el dinero arafue, es importante aclarar también una gran ventaja (espero que, temporal) de operar en ambos mercados (en Buenos Aires y en Nueva York, por ejemplo). Acciones (que cotizan acá y allá) y bonos (que también lo hacen) permiten comprarlos en Baires en pesos liquidándolos en el grande del norte, en dólares. La cotización implícita que surge de esa compra-venta es el famoso “dólar bolsa”.

Invertir en dólares? No papu! Te ayudo a invertir mejor

Parte Seis: Summing up, y consejillos finales

Consejillo 1 > La diversificación es para los tibios o para los bravos que están esperando su momento del tiro (ese tiro único que pueden dar una vez cada 6 o 7 años). Ningún tibio diversificador hizo guita en serio. Ni que hablar que nunca jamás en la historia existió un tibio que haya cambiado el mundo con la idea de “poner un huevo en cada canasta”. ¡Todos los consejos de este post para “portafoliar”/diversificar tus ahorros es exclusivamente para esos momentos de tibiez! Diversificando podés conservar tu patrimonio con alegría, pero nunca vas a hacer guita en serio (es decir, vas a estar más cerca del rendimiento promedio del mercado que del 28% anual glorioso -mejor rendimiento de la historia- del amigo Warren Buffett).

Consejillo 2 > Hay un obvio trade off, en toda inversión, entre riesgo, liquidez y rentabilidad. La gilada no financiera ve con malos ojos cualquier inversión en la que “haya que esperar años para recuperar la guita puesta”. Pensar así te puede llevar al desastre. Si hoy encontrás una inversión que te ofrece más del 28% de rendimiento anual en dólares, tenés que pensar lo siguiente: El mejor inversor de la historia de la humanidad le logró sacar 28% anual a su guita por décadas. En miles y miles de años, nadie pudo alocar capital mejor que él. Si hoy lográs un rendimiento superior al 28% anual, eso quiere decir, indudablemente, que te estás metiendo en una inversión de muchísimo riesgo y muy poca liquidez. ¿Te puede salir bien? Es improbable (¡por el riesgo!), pero claro que te puede salir bien. La joda está en que lo improbable se convierte en imposible cuando querés pegar una inversión tras otra (año tras año) que te salga bien. Por eso, Warren Buffett (el mejor inversor de la historia) recomienda medir bien cuándo pegar los únicos seis tiros que tenemos en la vida (si todos los años te jugás un pleno te va a ir para el orto, pero saber aprovechar las oportunidades más riesgosas cuando crees que es un buen momento, no es una mala estrategia).

Por un lado, poner dólares en una caja de seguridad, tiene una rentabilidad bajísima (inclusive negativa porque no te llegás a cubrir ni de la inflación en dólares), pero tiene bajísimo riesgo y altísima liquidez. Por el otro, poner un negocio innovador que abrirá mercados hoy inexistentes, tiene una potencial rentabilidad altísima, pero altísimo riesgo y liquidez tendiente a cero… y, en el medio, hay infinidad de grises (pero ninguno que sea excepción a esta regla). ¿Querés más rentabilidad? Cedé liquidez y aceptá riesgos.

Siempre que se obtiene algo, se cede algo.

Consejillo 3 >Si la estás jugando de tibio, ¡invertí en lo que te deje dormir! Para no dormir, tenés que jugar un juego de bravos (y no algo diversificador de tibio)… Así que, si vas a diversificar y te dan mucho miedo las acciones, ¡no compres acciones! Si te da desconfianza el mercado yankie, no lleves plata allá. Si los inmuebles te ponen muy nervioso, no compres deptos. Invertí en cosas que te dejen dormir de noche Invertir en dólares? No papu! Te ayudo a invertir mejorInvertir en dólares? No papu! Te ayudo a invertir mejor

Consejillo 4 > Tratá de no invertir en activos que tengan alta correlación con tu trabajo. ¿Trabajás en el Banco Galicia y crees que sabés más del Banco Galicia que el mercado? No le hagas caso a tu mente irracional. No compres acciones del Banco Galicia. Si al Banco Galicia le empieza a ir mal, te quedás sin laburo y perdés la mitad de tus ahorros (todo de una).

Consejillo 5 > No me gusta que los pequeños inversores inviertan en obligaciones negociables (deuda de las empresas), en fondos comunes de inversión, en arte, en futuros u opciones, en fideicomisos financieros, o en vehículos (Ej: autos). Yo aún soy un pequeño inversor y no invierto en ninguna de esas herramientas. Las veces que violé mi propia norma (y puse mi guita en alguno de esos vehículos de inversión), me fue mal. Si sos un pequeño gilún que quiere invertir en algo de eso, lee otro blog o comprate la revista Apertura.

Consejillo 6 > Este post no constituye una recomendación de compra, sino que es tan sólo una exposición de lo que yo hago o hice (y, en consecuencia, de lo que me parece está bien hacer para un gilún de clase media porteño y trabajador). Nevertheless, esto no es bullshit. Pongo mi dinero donde pongo mis palabras, o como dicen los yankies “I put my money where my mouth is”. Tampoco es una receta. Son ideas de inversión basadas en conjeturas. Es algo parecido a lo que te diría un asesor financiero en una reunión a varios miles de pesos la hora. La única diferencia es que esto te lo regalo y un asesor te cobra por el saraza (en vez de comisionar exclusivamente por el rendimiento).

Éxitos en tus inversiones y si llegaste hasta acá leyendo espero que alguna idea te lleves.

No comments yet.

Leave a Comment