Facebook Twitter RSS Reset

Instante pasajero

Estupefacto mi gesto al verte partir,

lo cual más detesto

porque una vez más te fuiste de mí.

No sé si te volveré a ver,

el destino es muy extraño,

a veces nos alivia

pero también a veces nos hace daño.

Algo confuso pues no supe qué hacer,

tenía que irme contigo,

eso era mi parecer,

no lo hice, fue terrible.

El mirarte partir en el autobús me impactó,

quise arrancarme del cuerpo y huir hacia ti,

mi ser quebró al ver que tus ojos entristecían por mi,

pedían a gritos un abrazo eterno

y sólo lograron llegar a un infierno,

fue un mal intento.

Duele tu partida

pues no sé qué nos deparé esta vida,

apremiará o algo anhelado nos quitará,

no sé realmente qué pasará.

El ambiente está tenso,

esta ciudad no es la misma con tu ausencia,

se siente un vacío inmenso

a raíz que dejó de estar aquí tu presencia.

Dejaré que el futuro haga su trabajo,

no espero nada,

sólo espero que no me deje derrotado

con mi mirada hacia abajo.

Amada, no te aflijas si no cumplimos lo pactado,

te pido que sigamos con nuestra vida

pero cada quien por su lado.

No comments yet.

Leave a Comment