Facebook Twitter RSS Reset

Ingredientes tóxicos en las vacunas (adyuvantes)

La mayoría de las personas que vacunan a sus hijos no se dan cuenta de los tipos de ingredientes contenidos en las vacunas, e incluso si lo saben, no entienden completamente lo que hace cada ingrediente particular, o lo que significa. Este artículo está escrito para ayudar a las personas a entender mejor lo que están inyectando en los cuerpos de sus seres queridos.

Lo que me impulsó a hacer esta lista fue el asombroso número de personas que reportaron reacciones adversas a las vacunas. Quería saber por qué tantos niños experimentan muchas de las mismas reacciones.

Lo que encontré, fue que muchas de las reacciones adversas encajan en muchos de los efectos secundarios de muchos de los ingredientes contenidos en las vacunas. ¡Por favor, edúquese antes de vacunar! No espere a que algo malo suceda antes de comenzar la investigación sobre las vacunas.

Ingredientes tóxicos en las vacunas (adyuvantes)


Ingredientes en las vacunas comunes

DTaP (Infanrix) (La difteria, tétanos, tos ferina)Aluminum Hydroxide, Bovine Extract, Formaldehyde or Formalin, Glutaraldehyde, 2-Phenoxyethanol, Polysorbate 80

DTaP (Tripedia)Aluminum Potassium Sulfate, Ammonium Sulfate, Bovine Extract, Formaldehyde or Formalin, Gelatin, Polysorbate 80, Sodium Phosphate

DTaP/Hib (TriHIBit)Aluminum Potassium Sulfate, Ammonium Sulfate, Bovine Extract, Formaldehyde or Formalin, Gelatin, Polysorbate 80, Sucrose

DTaP-IPV (Kinrix)Aluminum Hydroxide, Bovine Extract, Formaldehyde, Lactalbumin Hydrolysate, Monkey Kidney Tissue, Neomycin Sulfate, Polymyxin B, Polysorbate 80

DTaP-HepB-IPV (Pediarix) (DTaP, Hep B and Polio)Aluminum Hydroxide, Aluminum Phosphate, Bovine Protein, Lactalbumin Hydrolysate, Formaldehyde or Formalin, Glutaraldehyde, Monkey Kidney Tissue, Neomycin, 2-Phenoxyethanol, Polymyxin B, Polysorbate 80, Yeast Protein

DtaP-IPV/Hib (Pentacel) (DTaP, HIB and Polio)Aluminum Phosphate, Bovine Serum Albumin, Formaldehyde, Glutaraldehyde, MRC-5 DNA and Cellular Protein, Neomycin, Polymyxin B Sulfate, Polysorbate 80, 2-Phenoxyethanol

Hib/Hep B (Comvax)Amino Acids, Aluminum Hydroxyphosphate Sulfate, Dextrose, Formaldehyde or Formalin, Mineral Salts, Sodium Borate, Soy Peptone, Yeast Protein

Human Papillomavirus (HPV) (Cerverix)3-O-desacyl-4’-monophosphoryl lipid A (MPL), Aluminum Hydroxide, Amino Acids, Insect Cell Protein, Mineral Salts, Sodium Dihydrogen Phosphate Dihydrate, Vitamins

Human Papillomavirus (HPV) (Gardasil)Amino Acids, Amorphous Aluminum Hydroxyphosphate Sulfate, Carbohydrates, L-histidine, Mineral Salts, Polysorbate 80, Sodium Borate, Vitamins

Influenza (Flulaval)Egg Albumin (Ovalbumin), Egg Protein, Formaldehyde or Formalin, Sodium Deoxycholate, Phosphate Buffers, Thimerosal

Influenza (Fluvirin)Beta-Propiolactone, Egg Protein, Neomycin, Polymyxin B, Polyoxyethylene 9-10 Nonyl Phenol (Triton N-101, Octoxynol 9), Thimerosal (multidose containers)

MMR (MMR-II)Amino Acid, Bovine Albumin or Serum, Chick Embryo Fibroblasts, Human Serum Albumin, Gelatin, Glutamate, Neomycin, Phosphate Buffers, Sorbitol, Sucrose, Vitamins

MMRV (ProQuad)Bovine Albumin or Serum, Gelatin, Human Serum Albumin, Monosodium L-glutamate, MRC-5 Cellular Protein, Neomycin, Sodium Phosphate Dibasic, Sodium Bicarbonate, Sorbitol, Sucrose, Potassium Phosphate Monobasic, Potassium Chloride, Potassium

Rotavirus (RotaTeq)Cell Culture Media, Fetal Bovine Serum, Sodium Citrate, Sodium Phosphate Monobasic Monohydrate, Sodium Hydroxide Sucrose, Polysorbate 80

Rotavirus (Rotarix)Amino Acids, Calcium Carbonate, Calcium Chloride, D-glucose, Dextran, Ferric (III) Nitrate, L-cystine, L-tyrosine, Magnesium Sulfate, Phenol Red, Potassium Chloride, Sodium Hydrogenocarbonate, Sodium Phosphate, Sodium L-glutamine, Sodium Pyruvate, Sorbitol, Sucrose, Vitamins, Xanthan

Tdap (Adacel) (La difteria, tétanos, tos ferina)Aluminum Phosphate, Formaldehyde or Formalin, Glutaraldehyde, 2-Phenoxyethanol

Tdap (Boostrix)Aluminum Hydroxide, Bovine Extract, Formaldehyde or Formalin, Glutaraldehyde,

Polysorbate 80

Varicella (Varivax) (Varicela)Bovine Albumin or Serum, Ethylenediamine-Tetraacetic Acid Sodium (EDTA), Gelatin, Monosodium L-Glutamate, MRC-5 DNA and Cellular Protein, Neomycin, Potassium Chloride, Potassium Phosphate Monobasic, Sodium Phosphate Monobasic, Sucrose

Fuente: http://vaxtruth.org/wordpress/wp-content/uploads/2011/08/cdc-vaccine-ingredients.pdf

Esta lista da una indicación de los ingredientes de las vacunas comunes diseñadas para niños y adultos jóvenes. Vamos a echarle un vistazo de cerca a algunos de los más comunes.

Aluminio

El aluminio se agrega a las vacunas como adyuvante para ayudarles a “trabajar mejor” o para “mejorarlas”. El aluminio está presente en los alimentos, el aire, el agua y el suelo, y se dice que es inofensivo cuando se ingiere porque el cuerpo no lo absorbe bien. Pero el aluminio puesto directamente en el torrente sanguíneo, es otro asunto.

Entonces, ¿cuál es la preocupación de inyectar aluminio en el torrente sanguíneo? Tenemos una muy buena idea debido a la experiencia médica sobre la nutrición parenteral, la administración intravenosa de nutrientes, especialmente para las personas que reciben diálisis por insuficiencia renal.

Según la FDA: “El aluminio puede alcanzar niveles tóxicos con la alimentación parenteral prolongada. . . La investigación indica que los pacientes con función renal alterada, incluyendo neonatos prematuros [bebés], que recibieron niveles parenterales de aluminio mayor a 4-5 microgramos por kilogramo de peso corporal por día, acumulan aluminio a niveles asociados con toxicidad del sistema nervioso central y los huesos. La carga del tejido [de aluminio] puede ocurrir incluso en tasas más bajas de administración” *1.

Además, de acuerdo con documentos del gobierno, “el contenido de aluminio en productos de medicamentos por vía parenteral podría dar lugar a una acumulación tóxica de aluminio en las personas que reciben terapia de NPT (llevar nutrientes o sustancias directamente a la sangre sobrepasando el sistema digestivo). Las investigaciones indican que los recién nacidos y las poblaciones de pacientes con insuficiencia renal podrían estar en alto riesgo de exposición a cantidades peligrosas de aluminio. Los estudios muestran que el aluminio puede acumularse en los huesos, la orina y plasma (sangre) de los niños que recibieron NPT.

Muchos productos farmacéuticos utilizados en la terapia parenteral pueden contener niveles de aluminio lo suficientemente altos como para causar manifestaciones clínicas. . . el aluminio parenteral sobrepasa el mecanismo de protección del tracto gastrointestinal y el aluminio circula y se deposita en el tejido humano.

La toxicidad por aluminio es difícil de identificar en los bebés, porque pocas técnicas confiables están disponibles para evaluar el metabolismo óseo en. . . los lactantes. . . Aunque la toxicidad del aluminio no es comúnmente detectada clínicamente, puede ser seria en poblaciones de pacientes seleccionados, como los recién nacidos, y puede ser más común de lo que se reconoce” *2.

A partir de estos documentos nos enteramos de que si un bebé prematuro recibe más de 10 mcg (microgramos) por día de aluminio por vía intravenosa, se puede acumular en sus huesos y el cerebro, y puede ser tóxico.

Los requisitos máximos de la FDA para el aluminio recibido por vía intravenosa es de 25 mcg por día. El aluminio sugerido por kilogramo de peso para dar a una persona, es de hasta 5 mcg. Por lo tanto, un bebé que pesa cinco libras (2.2 kilos) no debe recibir más de 11 mcg de aluminio.

Lo que sea que contenga más de 25 mcg de aluminio por dosis requiere una etiqueta que dice: “ADVERTENCIA: Este producto contiene aluminio que puede ser tóxico. El aluminio puede alcanzar niveles tóxicos con la administración parenteral prolongada si la función renal está alterada. Neonatos prematuros están particularmente en riesgo debido a que sus riñones son inmaduros y requieren grandes cantidades de calcio y soluciones de fosfato, las cuales contienen aluminio” *3.

No hay ningún requisito para que las vacunas lleven esta etiqueta ni tampoco requerimiento de limitar la dosis máxima de 25 mcg (microgramos). Como se puede ver a continuación, todas las vacunas superan el máximo permitido de aluminio por día para los bebés, niños pequeños y niños. Al nacer, la mayoría de los niños se les da la vacuna contra la hepatitis B. La cantidad de aluminio en la vacuna contra la hepatitis B sola es casi catorce veces (14) la cantidad de aluminio que está aprobado por la FDA para un bebé de ocho libras.

  • Hib (solo la marca PedVaxHib) – 225 microgramos por inyección.
  • Hepatitis B – 250 microgramos.
  • DTaP – dependiendo del fabricante, varía de 170 a 625 microgramos.
  • Pneumococcus – 125 microgramos.
  • Hepatitis A – 250 microgramos.
  • HPV – 225 microgramos.
  • Pentacel (DTaP, HIB and Polio vacuna combinada) – 330 microgramos.
  • Pediarix (DTaP, Hep B and Polio vacuna combinada) – 850 microgramos.

En los chequeo de bebé sanos, es común que en las citas de dos, cuatro y seis meses se incluyan hasta ocho vacunas, ¡que suman más de 1,000 mcg de aluminio! Esta cantidad no es segura ni para un adulto de 350 libras. ¡Y muchos niños reciben hasta ocho vacunas por visita varias veces al año! Para los dieciocho meses, los bebés totalmente vacunados han recibido casi 5,000 mcg (5 miligramos) de aluminio altamente neurotóxico en el torrente sanguíneo.

El argumento en contra es que en la alimentación parenteral, todo el aluminio pasa instantáneamente a la circulación, mientras que en las vacunas sólo una parte entra en el sistema circulatorio. Sin embargo, es razonable poner en duda la seguridad de las dosis de aluminio que son muchas veces más altas que lo que se considera seguro para la alimentación parenteral.

De acuerdo con la FDA y la AAP (Academia Americana de Pediatría), a más de la dosis máxima requerida, el aluminio se acumula en los huesos y el cerebro y puede ser tóxico. El aluminio puede causar daño neurológico, incluyendo el deterioro cognitivo en adultos sanos. Sobredosis de aluminio puede ser fatal en pacientes con riñones débiles o trastornos renales o en los bebés prematuros. ¿Podría ser ésta la razón por la cual la vacuna contra la hepatitis B, dada a los bebés al nacer, se ha relacionado con el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) *4?

Aminoácidos y proteínas incluyendo albumina

¿Qué son los aminoácidos? Son los bloques de construcción de las proteínas y constituyen más del 75% del cuerpo humano. Así que la inyección de aminoácidos en el cuerpo por medio de la vacunación es bueno, ¿no?. No lo es.

Las vacunas contienen antígenos, es decir, una toxina u otra sustancia externa que induce una respuesta inmunológica en el cuerpo, especialmente la producción de anticuerpos. Los antígenos están hechos de proteínas externas. Estas proteínas externas son producidas a partir de animales (como vacas, monos y gallinas) y también de seres humanos (células humanas de fetos abortados, generalmente llamadas células diploides).

Con el fin de beneficiar al cuerpo, proteínas externas provenientes de los alimentos tales como la carne, huevos o pescado, requieren la digestión en el tracto gastrointestinal, donde se descomponen en aminoácidos. Si una proteína animal externa logra entrar en nuestro torrente sanguíneo sin primero ser descompuesta (digerida), como en las personas con síndrome de intestino permeable, el cuerpo puede tener una respuesta autoinmune. Mediante la inyección de sustancias que no están supuestas a estar en el torrente sanguíneo, no sólo estamos pasando por alto nuestras defensas naturales, sino que activando erróneamente otras defensas.

¿Qué sucede cuando inyectamos aminoácidos y proteínas externas, animal y humana, en el cuerpo en lugar de primera digerirlas para hacer aminoácidos de forma natural? Nos encontramos con trastornos autoinmunes como la enfermedad de Addison, enfermedad celíaca-bebedero (enteropatía sensible al gluten), dermatomiositis, enfermedad de Graves, tiroiditis de Hashimoto, esclerosis múltiple, miastenia grave, anemia perniciosa, la artritis reactiva, la artritis reumatoide, síndrome de Sjögren, lupus eritematoso sistémico y diabetes tipo I.

Además, muchas personas tienen alergias a los alimentos o sensibilidad a los alimentos asociados a las proteínas de los huevos, el trigo y la leche, ingredientes que aveces se encuentra en las vacunas.

Formaldehído o Formalina

La formalina, se utiliza en el proceso de embalsamamiento para preservar los cuerpos en descomposición en preparación para un funeral. La formalina es una solución acuosa de formaldehído. El formaldehído que también es un ingrediente en las vacunas.

El formaldehído es tóxico y es conocido por causar cáncer. La Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC) clasifica el formaldehído como un carcinógeno humano *5.

En el 2011, el Programa Nacional de Toxicología, un programa interinstitucional del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, nombró el formaldehído como un conocido carcinógeno humano *6.

Además, el 10-20% de la población general puede ser susceptible a las alergias de formaldehído y puede reaccionar de forma aguda a cualquier nivel de exposición.

El formaldehído se oxida a ácido fórmico que lleva a acidosis y daño en los nervios. La acidosis puede ser descrita como una condición en la que la acidez de los tejidos y fluidos corporales es anormalmente alta. El hígado y los riñones también pueden resultar dañados.

Cloruro de bencetonio (BC)

El cloruro de bencetonio (BC) es un agente antimicrobiano utilizado como conservante en algunas vacunas. No he encontrado ninguna evidencia de que el BC se haya probado en seres humanos. Sin embargo, el MSDS (Material de datos de seguridad) bajo la sección 11 indica que el BC es tóxico cuando se inhala o se ingiere y también es peligroso para la piel humana. En base a las pruebas con animales, puede causar mutaciones en la información genética y también puede causar cáncer.

De acuerdo con el MSDS, los efectos secundarios de la ingestión de BC incluyen convulsiones, coma, depresión respiratoria, depresión del sistema nervioso central y reacción del sistema urinario.

Levanta la mano si estás de acuerdo de que el cloruro de bencetonio (BC) debe ser probado más a fondo. Después de todo, estamos inyectando con esto a nuestros hijos.

Glutaraldehído

El glutaraldehído es un compuesto orgánico que se utiliza para la desinfección de equipo dental y médico. En las vacunas sirve como un conservante químico. Los estudios demuestran que la exposición al glutaraldehído puede causar asma, reacciones alérgicas, problemas respiratorios inducidos y diarrea *7].

Proteínas derivadas de humanos

Ahora echemos un vistazo al MRC-5, el ADN y la albúmina de suero humano, todos los cuales se derivan, o de los tejidos humanos o de la sangre humana.

En 1964, durante un brote de rubéola (Sarampión alemán), algunos médicos instaron a las mujeres que habían estado expuestas al virus de la rubéola a abortar sus embarazos *8. La mayoría de las personas, especialmente los niños, no muestran ningún síntoma de la rubéola, mientras que algunos pueden tener una erupción en todo el cuerpo. La rubéola se vuelve peligrosa cuando una mujer embarazada está expuesta al virus, ya que tiene el potencial de causar anomalías graves en el niño. De uno de estos niños abortados que habían estado expuestos al virus de la rubéola, los médicos desarrollaron una cepa de virus conocido como RA/27/3: Rubéola; Abortus; veintisiete feto abortado; tercer explante de tejido. En otras palabras, se tomó veintiséis bebés abortados para obtener la cepa correcta. Después, el virus se cultiva en el tejido pulmonar de otro niño abortado, y este niño se hizo conocido como WI-38 —Instituto Wister 38. WI-38 era una niña pequeña a los tres meses de gestación. Irónicamente, los japoneses, años antes de que se utilizase el primer bebé abortado para extraer el virus de la rubéola, demostraron que el virus puede ser tomado de un niño vivo simplemente pasando un paño por su garganta.

En la década de 1970, una segunda línea celular humana fue creada a partir de un bebé a las catorce semanas de gestación y se hizo conocido como MRC-5. WI-38 y MRC-5 son las líneas celulares más utilizadas para hacer las vacunas. Los laboratorios utilizan actualmente estas dos líneas celulares, así como nuevas fuentes (es decir, nuevos bebés abortados) para crear nuevas vacunas.

El uso de tejido de los bebés abortados ha provocado un acalorado debate porque es éticamente cuestionable. Los grupos pro-vida, que incluyen muchas iglesias y los padres cuya moral condena el sacar provecho de los bebés abortados, continúan luchando contra las compañías farmacéuticas para producir vacunas que no contengan este tejido, que sabemos que es posible. Las vacunas se pueden hacer de otras fuentes.

Las vacunas también contienen ADN, que se cosecha de bebés abortados. Como adyuvantes en vacunas, cien millones de bits y hebras de ADN humano son permitidos por dosis.

Cuando nuestras células mueren, pasan por un proceso llamado apoptosis, que descompone el ADN en la célula pero que no se libera al torrente sanguíneo. Pero las vacunas ponen ADN en el torrente sanguíneo, con efectos desconocidos.

La albúmina sérica humana es una proteína estabilizadora hecha de sangre humana donada por donantes seleccionados. Ya hemos discutido anteriormente por qué la inyección de una proteína directamente en el cuerpo es peligroso.

Tenemos el ADN humano, las líneas celulares humanas de los bebés abortados y la proteína de la sangre humana en veintitrés (23) vacunas de uso común. Cuando necesitamos una transfusión de sangre, o una donación de sangre de algún tipo, qué es absolutamente necesario? Un partido, ¿correcto? Por ejemplo, si una persona con sangre tipo O recibe sangre tipo A+, el resultado es fatal. Hay reglas de la ciencia que no se pueden cruzar con respecto al ADN y la sangre. Es imprescindible hacer pruebas al recibir cualquier tipo de tejido o de sangre para asegurarse de que un tipo de sangre mortal o de tejido no sea puesto en su cuerpo.

Así que estamos justificados en preguntar, ¿cuántos de ustedes o sus hijos se les hizo una prueba de sangre antes de recibir las vacunas? Todos sabemos la respuesta a eso. No sucede. El resultado de mezclar y que no coincida la sangre humana y el tejido puede ser desastroso. Recuerde que cada uno de esos tres ingredientes contienen ADN humano. Incluso después que la proteína se extrae de la sangre humana, el ADN permanece.

Cuando los fabricantes de vacunas sacaron la mayor parte del timerosal de las vacunas (con la excepción de las vacunas contra la gripe, que sigue conteniendo timerosal ampliamente), comenzaron a hacer algunas vacunas utilizando tejido humano. Un estudio realizado por el Dr. Helen Ratajczak, encontró que el aumento en autismo corresponde a la introducción de ADN humano a la vacuna MMR. Ratajczak también señala que un aumento adicional mayor en autismo se produjo en 1995 con la llegada del crecimiento (producción) del virus de la varicela en tejido fetal humano *9.

Timerasol

El timerosal es un conservante que contiene aproximadamente 50% mercurio. El mercurio es el segundo elemento más venenoso conocido por el hombre (después del uranio y sus derivados). Cuando alguien dice, “Mercurio” pensamos inmediatamente en las noticias sobre el niño en la escuela que rompió un termómetro en la clase de biología y el equipo de materiales peligrosos que se llamó. Todos los estudiantes estaban en peligro. Los equipos para tratar con materiales peligrosos son llamados por menos mercurio que la cantidad contenida en una sola vacuna *10!

El timerosal impide el crecimiento de bacterias en las vacunas multi-uso. Fue retirado de muchas vacunas en el 2004, al mismo tiempo en el que se añadieron más vacunas al calendario que contienen aluminio, mientras que las vacunas contra la gripe cargadas de mercurio fueron recomendados para los bebés, y dos años más tarde para las mujeres embarazadas, el mercurio se utiliza también en el proceso de creación de vacunas y luego, a través de un procedimiento de purificación, se “retira”, sin embargo, en algunas vacunas, se dejan cantidades “traza”.

Entonces, ¿cuánto significa “traza”? Los números a continuación ponen ésto en perspectiva:

  • 2 ppb (partes por billón) de mercurio es el límite de mandato en el agua potable;
  • 200 ppb de mercurio en los desechos líquidos hace que sean un peligro tóxico;
  • 2000 ppb de mercurio en las vacunas contra la gripe etiquetados cantidad “traza”;
  • 50.000 ppb de mercurio en las vacunas contra la gripe de dosis múltiples dadas a los niños, mujeres embarazadas y todos los demás.

Así que incluso una vacuna sin timerosal que contiene una cantidad “traza” de mercurio contiene 2.000 ppb, muchas veces mayor que la cantidad considerada tóxica en los residuos líquidos.

El mercurio es tóxico para el sistema nervioso. Por favor, vea el video llamado “Cómo el Mercurio Causa la Degeneración de las Neuronas del Cerebro” de la Universidad de Calgary *11. El mercurio no sólo impide el crecimiento neurológico, realmente lo invierte, o lo destruye.

Extracto de levadura y MSG (glutamato monosódico)

El extracto de levadura es un nombre común que se utiliza para diversas formas de levadura procesada. Muchas personas tienen alergias a la levadura y las vacunas pueden inducir una respuesta anafiláctica debido a la levadura. Por otra parte, todo los extractos de levadura contienen MSG.

Muchas personas tienen, ya sea una alergia o sensibilidad al MSG. Condiciones causadas por el MSG incluyen dolores de cabeza por migraña, trastornos del sueño, síndrome de intestino irritable, asma, diabetes, enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Lou Gehrig, el trastorno de déficit de atención, convulsiones, derrame cerebral y reacción anafiláctica.

Incluso cuando una vacuna no contiene extracto de levadura, es probable que todavía contenga MSG o ácido glutámico, porque la base de nutrientes en la que se cultivan las vacunas pueden contener hasta un 10% de ácido glutámico.

Proteína de huevo

Ya hemos hablado de por qué la inyección de proteínas directamente en el torrente sanguíneo es perjudicial. Aparte de eso, las personas alérgicas a los huevos pueden tener una reacción seria a las vacunas que contienen proteína de huevo. Lo que es interesante es que muchos padres no saben que las vacunas contienen productos derivados del huevo y los médicos casi nunca revelan esta información, incluso cuando saben que las vacunas contienen productos de huevo. Cuando un niño con alergia al huevo tiene una reacción a la vacuna, los médicos suelen negar incluso la posibilidad de que la vacuna causó la reacción.

Bromuro de cetiltrimetilamonio (CTMB)

El bromuro de cetiltrimetilamonio es un tensioactivo (surfactante) catiónico. Se usa para muchas cosas, incluso como una solución amortiguadora para la extracción de ADN. De acuerdo a el MSDS (Material de datos de seguridad) nos damos cuenta que el CTMB se etiqueta como “peligroso”. Es un irritante de la piel, un irritante ocular grave, peligroso si se inhala y nocivo en caso de ingestión. Puede causar irritación respiratoria y es peligroso para el medio ambiente, sobre todo para la vida acuática.

En casi todos los casos de cualquier tipo de contacto con CTMB, el MSDS aconseja ponerse en contacto con un profesional médico. Se advierte que CTMB nunca debe tocar cualquier parte del cuerpo humano -a pesar de todo esto a los fabricantes de vacunas se le permite incluirlo en las vacunas.

Bajo la Sección 8, Controles de exposición / protección personal, el MSDS aconseja mantener CTMB lejos de alimentos, bebidas y alimentos para animales, quitar toda la ropa sucia y contaminada inmediatamente, lavarse las manos antes de las pausas y al final del trabajo, y evitar el contacto con los ojos y la piel.

Esto suena como una cosa bastante seria y millones de niños y adultos están recibiendo esto inyectado en sus cuerpos.

En la “información general” para el CTMB, el MSDS explica que “Los síntomas de intoxicación pueden presentarse después de muchas horas” y el paciente debe ser observado durante un máximo de cuarenta y ocho horas después de entrar en contacto con él.

¿Cuántos niños tienen una reacción a una vacuna que no es de inmediato, o incluso en el primer día? Miles. Y sin embargo, si la reacción no es inmediata, los profesionales de la medicina son aún más rápidos en descartar la posibilidad de que una vacuna haya causado la reacción.

2-fenoxietanol

El 2-fenoxietanol se usa como un agente antibacteriano en las vacunas. De acuerdo con el MSDS (Material de datos de seguridad), nos encontramos con que es tóxico si se ingiere, inhala o absorbe por la piel. Es un grave irritante de la piel y ojos, y puede causar defectos reproductivos *12.

De acuerdo con las hojas de datos de la EPA, se ha demostrado que causa cambios cromosómicos y mutaciones genéticas en las pruebas, así como la atrofia testicular y la interferencia con la reproductividad en ratones *13.

Los efectos secundarios conocidos de la exposición al 2-fenoxietanol son dolor de cabeza, shock, convulsiones, debilidad, daño renal, insuficiencia cardiaca, insuficiencia renal y la muerte.

Polisorbato 80

Polisorbato 80 (nombres de marca incluyen Alkest, Canarcel y Tween) es un tensioactivo (surfactante) no iónico, un compuesto que disminuye la tensión superficial entre dos líquidos o entre un líquido y un sólido. Los tensioactivos pueden actuar como detergentes, agentes humectantes, emulsionantes, agentes espumantes y dispersantes. En las vacunas, el polisorbato 80 ayuda a dispersar todos los ingredientes -incluyendo el aluminio y el mercurio- de manera uniforme en el líquido.

El peligro clave del polisorbato 80 es que ayuda en el suministro de compuestos -incluyendo el mercurio y aluminio- a través de la barrera hematoencefálica [una protección del cerebro contra bacterias e infecciones y otras sustancias]. La barrera hematoencefálica es débil y se puede traspasar fácilmente durante los dos o tres primeros años de vida y a menudo durante los años de la tercera edad. En otros grupos de edad la barrera hematoencefálica normalmente restringe el paso de sustancias desde la sangre. Pero un artículo por el pediatra Dr. Lawrence Palevsky sugiere que, incluso para este último grupo [o sea que todo el mundo es susceptible], el polisorbato 80 en las vacunas puede permitir que otros ingredientes de la vacuna entren en el cerebro *14.

Cuando se utiliza como un emulsionante de vacuna, numerosos estudios confirman que el polisorbato 80 puede incrementar la permeabilidad, daño y rotura celular. Por otra parte, después de la inyección se puede descomponer rápidamente en sorbitol y óxido de etileno. El sorbitol puede aumentar el riesgo de diabetes, así como la muerte celular, insuficiencia mitocondrial y la fragmentación del ADN. El Banco de Datos de Sustancias Peligrosas de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, advierte que el sorbitol “no debe ser inyectado”.

El polisorbato 80 inyectado también se ha demostrado que cambia bruscamente la función del corazón. Una declaración sobre un medicamento utilizado para tratar la anemia relacionada con la enfermedad renal crónica y la quimioterapia, advierte: “Los estudios clínicos han demostrado que la darbepoetina alfa (polisorbato 80) aumenta el riesgo de efectos secundarios graves (por ejemplo, los coágulos de sangre, accidente cerebrovascular, ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca) y la muerte en algunos casos. También se ha demostrado que acorta la supervivencia geneal y/o aumenta el riesgo del crecimiento del tumor o la recurrencia en pacientes con ciertos tipos de cáncer *15.

Otro problema es que el polisorbato 80 puede causar reacciones de hipersensibilidad y anafilaxia. Y es especialmente peligroso en los bebés. Además, su riesgo se incrementa cuando la polimixina B, otro ingrediente de las vacunas, está presente.

Un artículo de Joseph Mercola, sugiere que también podría causar infertilidad *16. Él nos informa de “un estudio eslovaco publicado en la revista Food and Chemical Toxicology en 1993.”

Las vacunas que contienen polisorbato 80 incluye: DTaP, Rotavirus y Gardasil.

Guerra bioquímica

Dados los muchos ingredientes tóxicos en las vacunas, no hay otra manera de describir la práctica moderna de la vacunación, sino como una guerra bioquímica. No es de extrañar que estamos viendo tantas reacciones terribles a las vacunas. Los padres realmente sólo tienen una opción si quieren proteger a sus hijos: no vacunar.

Máximo de aluminio permitido por día para la alimentación parental intravenosa

8-pound, bebé saludable           18.16 mcg

15-pound, bebé saludable         34.05 mcg

30-pound, niñito saludable       68.1 mcg

50-pound, niño saludable           113 mcg

150-pound adulto                     340.5 mcg

350-pound adulto                     794.5 mcg



Vacunas de virus vivos

Las vacunas se realizan utilizando varios procesos diferentes. Pueden contener virus vivos que han sido atenuados (debilitados o alterados); organismos o virus inactivados o muertos; toxinas inactivadas (por enfermedades bacterianas, donde las toxinas generadas por las bacterias, y no las propias bacterias, causan la enfermedad); o simplemente segmentos del patógeno (esto incluye tanto de subunidades y vacunas conjugadas). Las personas que reciben vacunas de virus vivos pueden y propagan la enfermedad durante varias semanas después de recibir el inoculante (la vacuna).

Las vacunas de virus vivos incluye:

  • Influenza (spray nasal)
  • El sarampión, las paperas, la rubéola (vacuna combinada MMR)
  • Rotavirus
  • Varicela



Original:


www.westonaprice.org/health-topics/vaccination/adjuvants-in-vaccines/

vaxtruth.org/2011/08/vaccine-ingredients/



Ingredientes en las vacunas:


www.cdc.gov/vaccines/pubs/pinkbook/downloads/appendices/B/excipient-table-2.pdf



Referencias:


1. Department of Health and Human Services, Food and Drug Administration, Document NDA 19-626/S-019, Federal Food, Drug and Cosmetic Act for Dextrose Injections.

2. Department of Health and Human Services, Food and Drug Administration, Document 02N-0496, Aluminum in Large and Small Volume Parenterals Used in Total Parenteral Nutrition. Available online at: fda.gov/ohrms/dockets/98fr/oc0367.pdf.

3. accessdata.fda.gov/scripts/cdrh/cfdocs/cfcfr/CFRSearch.cfm?fr=201.323.

4. Aluminum Toxicity in Infants and Children, Committee on Nutrition, American Academy of Pediatrics, Pediatrics Volume 97, Number 3 March, 1996, pp. 413-416.

5. International Agency for Research on Cancer (June 2004). IARC Monographs on the Evaluation of Carcinogenic Risks to Humans Volume 88 (2006): Formaldehyde, 2-Butoxyethanol and 1-tert-Butoxypropan-2-ol. Retrieved June 10, 2011, from: monographs.iarc.fr/ENG/Monographs/vol88/index.php].

6. National Toxicology Program (June 2011). Report on Carcinogens, Twelfth Edition. Department of Health and Human Services, Public Health Service, National Toxicology Program. Retrieved June 10, 2011, from: ntp.niehs.nih.gov/go/roc12.

7. “Glutaraldehyde-induced and formaldehyde-induced allergic contact dermatitis” Scott M. Ravis, MD, Matthew P. Shaffer, MD, Christy L. Shaffer, MD, Seena Dehkhaghani, MD and Donald V. Belsito, MD; “Glutaraldehyde-induced asthma.” Quirce S, Gómez M, Bombín C, Sastre J. 1999 Oct;54(10):1121-2.; Genetic toxicity and carcinogenicity studies of glutaraldehyde–a review. Zeiger E, Gollapudi B, Spencer P. Mutat Res. 2005 Mar;589(2):136-51; Divergent immunological responses following glutaraldehyde exposure. Azadi S, Klink KJ, Meade BJ. Toxicol Appl Pharmacol. 2004 May 15;197(1):1-8.

8. ncbi.nlm.nih.gov/pubmedhealth/PMH0002541/.

9. Ratajczak HV1. Theoretical aspects of autism:causes— a review. J Immunotoxicol. 2011 Jan-Mar;8(1):68-79.

10. epa.gov/mercury/spills/index.htm.

11. youtube.com/watch?v=gUatrXvRSGE

12. sciencelab.com/msds.php?msdsId=9926486

13. epa.gov/ttn/atw/glycol2000.pdf

14. articles.mercola.com/sites/articles/archive/2012/10/06/dr-palevsky-disease-vaccines.aspx

15. vaccinechoicecanada.com/health-risks/anaphylaxis-allergies-asthma/polysorbate-80-risks-2/

16. articles.mercola.com/sites/articles/archive/2010/10/15/fluarix-flu-vaccine-that-can-cause-infertility.aspx

Otros artículos:

8 Muy Buenas Razones para NO Vacunar Contra la Gripe

Las Mamografías Causan Cáncer de Mama (Alternativas)

Científicos: Oficialmente, Fluoruro (Flúor) una Neurotoxina

La Horrible Verdad – La Cura Del Cáncer (Vídeo)

No comments yet.

Leave a Comment