Facebook Twitter RSS Reset

[Increíble] 7 Secretos ocultos en famosas Obras de Arte

[Increíble] 7 Secretos ocultos en famosas Obras de Arte

Claaaaro… si te pusieras a observar con demasiado detenimiento verías bestialidad, orgías y penes pequeños en prácticamente, TODO.

7 INCREÍBLES SECRETOS OCULTOS EN

FAMOSAS OBRAS DE ARTE

Pero en el caso de las obras de arte clásicas, a menudo no tendrás que buscar demasiado para encontrar todas esas cosas. Y por mucho que nos guste burlarnos de las estupideces que escribe Dan Brown, hay algo en lo que tiene razón, a los artistas de la vieja escuela como Miguel Ángel y Da Vinci les encantaba ocultar cosas en sus obras de arte, y, a menudo, cosas que no habrían sido aceptadas por la censura actual.

[Increíble] 7 Secretos ocultos en famosas Obras de Arte

#7. El Cerebro Flotante de Dios

[Increíble] 7 Secretos ocultos en famosas Obras de Arte
La oda de Miguel Ángel al libro del Génesis, La Creación de Adán, ha perdurado no sólo como una de las pinturas más famosas de la Capilla Sixtina, sino como una de las imágenes más representativas en la historia de la humanidad.
[Increíble] 7 Secretos ocultos en famosas Obras de Arte
Noten como Adán imita la pose de Dios, como la humanidad se encuentra a la vez tan cerca y tan lejos del cielo, descansando sobre la tierra y sus montañas, mientras Dios y su comitiva, se transportan por los cielos en un… cerebro flotante.

Esperen, ¿qué demonios?!

Miren con cuidado. Las figuras de Dios, sus ángeles e incluso la próxima a ser creada Eva, quien se refugia bajo su brazo, forman una sección casi perfecta del cerebro humano.

[Increíble] 7 Secretos ocultos en famosas Obras de Arte

Algunos dirán que se trata de una simple coincidencia, pero algunos expertos aseguran que sería muy difícil de explicar si se tratara tan sólo de una coincidencia. Incluso componentes complejos del cerebro como el cerebelo, el quiasma óptico y la glándula pituitaria, todos pueden encontrarse en la pintura. Y en cuanto a esa ridícula banda verde que cuelga de la cabeza del tipo que sostiene a Dios, se adapta de manera perfecta al camino que sigue la arteria vertebral.

A parte de pintar, escupir, esculpir, decorar gran parte de la Capilla Sixtina y en general, ser uno de los más grandes artistas de todos los tiempos, Miguel Ángel disfrutaba enormementediseccionar cadáveres. Era tan aficionado a eso de cortar y examinar partes humanas, que, en cierta ocasión, un buen amigo suyo le regaló el cadáver de un moro para que pudiera divertirse con él.

[Increíble] 7 Secretos ocultos en famosas Obras de Arte
Alguno sólo regalamos tarjetitas Hallmark

Entonces, ¿por qué este genio de las artes ocultaría un cerebro humano en una de sus mayores obras? ¿Quería sugerir de manera astuta y sutil que Dios estaba otorgando el divino don del conocimiento a Adán? ¿O estaba, literalmente, diciendo que Dios es una creación del cerebro humano? Sin duda hubiera sido un mensaje atrevido, considerando en dónde y para quién estaba pintando. Pudo ser simplemente, una metafórica patada en las bolas de la iglesia, ah, y hablando de …

[Increíble] 7 Secretos ocultos en famosas Obras de Arte

#6. El ‘encogimiento‘ de David

[Increíble] 7 Secretos ocultos en famosas Obras de Arte
Una precisión tan exquisita como espectacular del cuerpo humano, sólo puede ser lograda por un titán de las artes, una vez más… Miguel Ángel.

Presten atención a los detalles, las venas pulsantes del dorso de la mano, hinchadas por la tensión. Admiren la curvatura de ese torso, la flexión de los músculos del muslo de la pierna derecha, y ese prominente pen….
[Increíble] 7 Secretos ocultos en famosas Obras de Arte

Esperen, ¿qué demonios?!

Ese es un pene desproporcionadamente pequeño.

La cosita de David, que en italiano se le conoce afectuosamente como pisello, se ha convertido en motivo de bromas por más de 500 años. La estatua se levanta a una altura de 3.9 metros de perfección, aunque sin duda, se quedó ‘corta’ en otras zonas.

Pero, esperen, recientemente, un grupo de doctores salió en defensa del pequeño miembro de la estatua. Cuando se observa la estatua desde un ángulo superior, podemos observar que el rostro de David tiene una evidente mirada de miedo o tensión, algo que es imposible notar desde el suelo.

[Increíble] 7 Secretos ocultos en famosas Obras de Arte

“Oh mierda, oh mierda, oh mierda, oh mierda!”

David no está simplemente posando; en el contexto en el que fue esculpido, David está por enfrentarse a Goliath, un desgraciado GIGANTE mata-judíos. Los investigadores llevaron a cabo un escaneo computarizado de la escultura como parte de su estudio, y encontraron, que cada detalle anatómico muestra a un tipo enormemente asustado, pero listo para saltar y luchar como Tyler Durden, pero desnudo.

Su diagnóstico: El gusanito de David, no es pequeño, está ocultándose del peligro (por muy gracioso que esto suene). Lo cual, en términos psicológicos, se trata de un comportamiento normal dado el hecho que el dueño del mencionado pene, está a punto de luchar contra ¡un maldito GIGANTE!.

[Increíble] 7 Secretos ocultos en famosas Obras de Arte

Después de la victoria, es otra historia.

Pero ya que nadie puede ver la expresión en la cara de David desde el suelo, todos asumen que se trató de una mala broma por parte de Miguel Ángel. Lo que tendría mucho sentido debido a la popularidad de las bromas sobre penes en la época del renacimiento.

ocultos

#5. Una canción secreta

[Increíble] 7 Secretos ocultos en famosas Obras de Arte
Muy bien, lo que estamos a punto de contarles es endemoniadamente raro.

Miguel Ángel no era el único que se divertía ocultando cosas en sus obras. Y quien más podría realizar algo así, más que otro genio del mismo calibre que Miguel Ángel, les presentamos, por supuesto, a Leonardo Da Vinci.

No, Da Vinci no ocultó nada parecido a la verdadera historia de la descendencia de Cristo en criptogramas, rompecabezas o lo que sea. Simplemente ocultó una canción en su obra La Última Cena.

Esperen, ¿qué demonios?!

[Increíble] 7 Secretos ocultos en famosas Obras de Arte

Tal vez esos deliciosos rollos de canela esparcidos por la mesa, sean en realidad notas musicales ocultas.

De hecho, no sólo los panes, sino también las manos de Cristo y de sus apóstoles. Un músico descubrió que, dibujando un pentagrama a través de la pintura, las manos y los panes parecían alinearse perfectamente como las notas de una pequeña composición. Asumiendo, por supuesto, que las notas se lean de derecha a izquierda, que era como Da Vinci escribía. ¿No nos creen? Escuchen: