Facebook Twitter RSS Reset

Ilustraciones reflejan la triste y absurda vida que llevamos

Ilustraciones reflejan la triste y absurda vida que llevamos

Ilustraciones que reflejan nuestra triste, cruda y absurda realidad

Una generación llena de máscaras, de simulación y de apariencias. No creemos que lo real sea real, no sabemos en dónde estamos parados, quién es el que dice ser nuestro amigo y lo que oculta detrás de quien dice ser. Todos estamos bajo sospecha y como encubiertos, ocultamos en lo posible nuestra identidad. Vivimos, como asegura Jean Baudrillard, en una época en la que todo es simulación. Simulamos estar felices a través de las redes sociales, tener dinero con joyas y ropa que nos hagan lucir mejor, simulamos amor y estabilidad con tal de que los otros sean testigos de nuestro éxito.

Ilustraciones reflejan la triste y absurda vida que llevamos



Adoramos íconos que no se respaldan en ninguna realidad. Hemos creado un mundo lleno de símbolos de estatus a través de las series de televisión y películas. En la civilización del espectáculo, el intelectual sólo interesa si sigue el juego de moda y se vuelve un bufón, asegura Mario Vargas Llosa. Nos convertimos en piezas de un juego de Monopoly, en el que, mientras tengamos más propiedades, nuestra felicidad aumenta. Somos los bluffers del juego de póquer perfecto, en el que, lo más importante, es conservar las apariencias.

Ilustraciones reflejan la triste y absurda vida que llevamos

La simulación ahora es real, hiperreal, aparentamos y ahora es imposible distinguir entre lo verdadero y lo falso. Lo real y lo imaginario se desdibujan, se convierten en uno mismo. El espectáculo se perfecciona y nos encontramos en un teatro interminable en el que el espectáculo se perfecciona, tal como Jim Carrey en “”The Truman Show”. ¿Estaremos inmersos en un mundo en el que cada uno de nuestros movimientos son observados y nuestras conductas son falsas para encajar en un espectáculo del que no sabemos que somos parte?

Ilustraciones reflejan la triste y absurda vida que llevamos



Parafraseando a Vargas Llosa; las drogas, las religiones, la alta cultura y el bienestar que experimentamos en las redes sociales, apaciguan las dudas y perplejidades sobre la condición humana, la vida, la muerte, el más allá, el sentido o sinsentido de la existencia.

 Somos calmos, creemos que protestando a través de las redes sociales, el mundo estará mejor. Un pulgar arriba o abajo puede significar repudio, agrado o simplemente, que estamos enterados y damos nuestro apoyo. 

Ilustraciones reflejan la triste y absurda vida que llevamos

No existe un lenguaje exacto que nos haga expresar todo ese cúmulo de emociones que tenemos y que parece que, cada vez, en menor medida, nos ocupamos en demostrar a los demás. Para los grandes empresarios y monopolios, el mundo no se trata de sentimientos y emociones, pero para el resto del mundo, para la masa, los sentimientos son lo único que interesa. Lo que conecta, lo que da valor a un escrito, a una ilustración a lo que sea que se publique en el mundo virtual o “real”.

Ilustraciones reflejan la triste y absurda vida que llevamos

Vivimos atormentados por lo que ocurre en la vida y sin embargo, los héroes contemporáneos no existen en la realidad. Nuestros héroes no son aquellos activistas sociales y mucho menos los políticos que hacen lo correcto. Nos hemos olvidado de los artistas revolucionarios y de los teóricos que miran nuestra realidad y la critican. Ahora, simplemente, vemos la televisión y aquel hombre que realiza los mejores trabajos publicitarios, el personaje que salva a la doncella en peligro, el hombre con ideales nobles que busca hacer el bien en un mundo que ni siquiera existe, son a los que queremos seguir, nuestros modelos aspiracionales; aquellos que si existieran, sin duda, apoyaríamos y daríamos la vida por ellos.

Ilustraciones reflejan la triste y absurda vida que llevamos

Las familias son un desastre y tal vez el más grande de todos nuestros problemas. Otra vez, citando a Vargas Llosa, “la cultura se transmite a través de la familia y cuando esta institución deja de funcionar de manera adecuada el resultado es el deterioro de la cultura”. Cada vez menos preparados, los padres no saben qué hacer. El mejor amigo de sus hijos es Internet y la televisión. El modelo educativo lo obtienen de las caricaturas y sus amigos.



Ilustraciones reflejan la triste y absurda vida que llevamos

Cada vez con menos regularidad las personas acuden a las bibliotecas porque, aseguran, todo lo encuentran en Google. Ya no es necesario siquiera hacer una búsqueda detallada y con fuentes confiables. Todo lo da Wikipedia, y nosotros, esclavos de la pereza, lo digerimos como si fuera una verdad absoluta que no vale la pena verificar.

Ilustraciones reflejan la triste y absurda vida que llevamos

Las parejas son más artificiales. En busca del placer inmediato, sin ningún tipo de compromiso ni comunicación. Parejas en las que lo que menos importa es lo verdaderamente fundamental: el amor y la pasión. El compromiso es cosa del pasado y siguiendo el modelo que nos venden los programas de televisión, nos dejamos llevar por lo inmediato. Por la recompensa de conocer amores fugaces y nunca la responsabilidad de un gran amor.

Ilustraciones reflejan la triste y absurda vida que llevamos

Ilustraciones reflejan la triste y absurda vida que llevamos



Este es el mundo contemporáneo, el mismo que retrata el ilustrador Asaf Hanuka. Un israelí que se centra en el diseño y libros de cómic. Es el hermano gemelo de 

Tomer Hanuka y en su carrera artística, destaca sus colaboraciones con el escritor israelí Etgar Keret. En 1997 comenzó con sus ilustraciones para las historias de Keret. Libros como “Streets of rage” o “ Pizzería Kamikaze” destacan por sus ilustraciones y por este último fue nominado al premio Eisner en 2007.

Ilustraciones reflejan la triste y absurda vida que llevamos

Ha colaborado con su hermano en la creación de un libro de cómics experimentales que más tarde fue nominado a los premios Ignatz. Contribuyó en el documental animado nominado al Oscar “Waltz with Bashir”. Ganó la medalla de oro de la Sociedad de Ilustradores en 2010 y el Award of excellence from communication arts annual. Dos colecciones de su serie “Realist” se publicaron en Francia en 2012 y 2014 y ha participado con marcas como Nike, Rolling Stone, New York Times, Fortune, Time, Forbes y más.

Ilustraciones reflejan la triste y absurda vida que llevamos

Ilustraciones reflejan la triste y absurda vida que llevamos

Ilustraciones reflejan la triste y absurda vida que llevamos

ESTO ES EL

FIN DEL MUNDO

Ilustraciones reflejan la triste y absurda vida que llevamos

No comments yet.

Leave a Comment