Facebook Twitter RSS Reset

(IC)La Tercera Ola:El experimento del Facismo en una escuela

(IC)La Tercera Ola:El experimento del Facismo en una escuela
(IC)La Tercera Ola:El experimento del Facismo en una escuela

En 1967, Ron Jones era un joven profesor de Historia de la Cubberly High School, en Palo Alto, California, que se había encontrado a menudo con una pregunta de sus alumnos: “¿Cómo pudo el pueblo alemán, los ciudadanos de a pie, alegar ignorancia sobre lo que estaba pasando con los judíos?”

(IC)La Tercera Ola:El experimento del Facismo en una escuela

Su maestro quedó caviloso. No sabía cómo responderle. Este fue el comienzo de un desconcertante experimento con la mente humana, que fue conocido como “La Tercera Ola”.

Iba a ser una semana muy intensa para aquellos chicos. La velocidad con la que aceptaron el experimento es escalofriante y sorprendió a todo el mundo. El propio creador se vio afectado y reconocía posteriormente: “Mi ego se infló, me gustó”. Pero vayamos paso a paso, son sólo cinco días.

(IC)La Tercera Ola:El experimento del Facismo en una escuela

Dia 1 : La Disciplina.

El primer día Jones les habló de las bondades de la disciplina, de cómo el esfuerzo físico y mental constante ayudaba a deportistas, artistas y científicos a alcanzar las más altas metas.

Propuso una nueva forma de sentarse porque eso les ayudaría en la concentración y la actitud hacia el aprendizaje. Todos debían hacer exactamente los mismos movimientos para sentarse e incorporarse, él los iba corrigiendo.

(IC)La Tercera Ola:El experimento del Facismo en una escuela

Al cabo de un rato había conseguido que todo el grupo en unos pocos segundos pasara de estar formado fuera del aula a estar sentados en sus sitios sin hacer ruido. Pero lo que había conseguido en realidad era algo mucho más trascendente: disciplina y obediencia total en tiempo récord.

Jones apretó un poco más: para formular cualquier pregunta debían ponerse de pie y empezar siempre con un “Señor Jones”. Se inició un debate en el que las preguntas debían ser respondidas en tres palabras o menos.

El alumno que no seguía las nuevas reglas era reprendido y obligado a repetir hasta que las asimilaba. Para su sorpresa constató que la participación mejoraba y que la implicación era mayor que de costumbre, planteaban mejores preguntas y se trataban con más respeto. Todos parecían responder de manera positiva ante el autoritarismo.

la tercera ola

Dia 2:

Al segundo día, el profesor Jones escribió en la pizarra una consigna que resumía lo aprendido el día anterior: “Fuerza a través de la disciplina”. Y añadió una nueva sentencia: “Fuerza a través de la comunidad”. Luego les habló de la importancia de pertenecer a un grupo. Inventó historias para reforzar la idea.

No hay oposición ni sentimiento crítico hacia la nueva dinámica de la clase. Por el contrario, comprueba que sus alumnos se encuentran muy a gusto con ese fuerte sentimiento de comunidad y él mismo empieza a notar los efectos del experimento.

En ese momento Jones creó un saludo para los miembros del grupo. Consistía en levantar la mano derecha a la altura del hombro en una posición curvada. Lo llamó el saludo de La Tercera Ola.

(IC)La Tercera Ola:El experimento del Facismo en una escuela

Pidió que fuera el nuevo saludo entre los integrantes de esa clase y él mismo fue el primero en llevarlo a cabo ante su auditorio. Los alumnos empezaron a usar dicho saludo entre ellos cuando se encontraban en cualquier otro lugar del instituto: el gimnasio, la cafetería o el pasillo. El asunto hizo que otros alumnos se interesaran y quisieran entrar en esa misteriosa hermandad.

(IC)La Tercera Ola:El experimento del Facismo en una escuela

Dia 3 : Cohesión

El tercer día se implantó un carnet obligatorio para pertenecer al grupo de la Tercera Ola y más de 200 estudiantes pidieron ser admitidos.

También se diseñó un ritual de iniciación, en el que los nuevos integrantes debían jurar fidelidad a los principios del grupo. También se alertó a todos sobre la necesidad de vigilar a los demás para que no infringieran las normas.

Jones había designado algunos alumnos como informadores, a los que se habían sumado otros cuantos espontáneos. Siempre hay espontáneos para eso. Incluso un alumno se autoerige como guardaespaldas de Jones y a partir de ese momento le acompañará a todas partes.

(IC)La Tercera Ola:El experimento del Facismo en una escuela

En medio de clase Jones se ponía ante los alumnos y decía “me han informado de que hay infractores de las normas entre nosotros; tú y tú, en pie”. Y, automáticamente, surgía el rumor en el aula, “culpables, culpables”. Jones les daba un impreso y los exiliaba a la biblioteca hasta el final de experimento.

experimento

Cuarto día: orgullo

Al día siguiente el profesor Jones llegó a su clase y encontró a un grupo de 80 alumnos, completamente silenciosos y atentos a lo que iba a decir.

El maestro habló del orgullo nacional, de la importancia de hacer del país la mejor nación del planeta. Enseguida los invitó a una reunión pública, exclusiva para los miembros de la Tercera Ola, les habló que La Tercera Ola trascendía su instituto, que había profesores por todo el país haciendo lo mismo, preparando el embrión de un tercer partido que sería el inicio de la regeneración del país.

(IC)La Tercera Ola:El experimento del Facismo en una escuela

Al otro día se les informaría sobre quien iba a ser el líder nacional, que les dirigiría unas palabras. Pero debían mantener todo en secreto hasta que se destapara públicamente.

facismo

Quinto dia: Fin del experimento

A las 11.30 de la mañana los alumnos entran a una gran aula de reunión con televisión. La conferencia nacional está prevista para las 12. Jones ha traído algunos amigos para que actúen como fotógrafos y reporteros.

La sala está cerrada y totalmente abarrotada: unos 200 alumnos en la posición de atención reglamentaria, silenciosos, tensos y expectantes para conocer a su nuevo líder. Todos en silencio con la vista clavada en el monitor de televisión colocado frente a ellos.

Un poco antes de la hora, Jones hace una demostración para los periodistas: saludo y coro disciplinado: “Poder a través de la disciplina”. La sala retumba con las consignas.

Luego Jones prendió un televisor para que todos conocieran al ansiado líder. La imagen permaneció en blanco. Poco a poco comenzó a cundir la angustia y se impuso un largo y desilusionado silencio.

“Todos mirando como zombies a la pantalla, esperando que pasase algo”

Entonces alguien gritó “no hay ningún líder del partido”. En ese instante, Jones puso en marcha un vídeo que mostraba a Hitler ovacionado por la masa en Nüremberg, imágenes del Holocausto, pilas de cadáveres.

(IC)La Tercera Ola:El experimento del Facismo en una escuela

Fue entonces cuando Jones tomó el micrófono y dijo estas palabras:

“Escuchen claramente, tengo una cosa muy importante que decirles. No hay ningún líder. No hay nada que se parezca a un movimiento llamado “Tercera Ola”. Uds. han sido usados, manipulados, empujados por su propia voluntad hacia el lugar en que se encuentran en este momento. Ustedes no son mejores ni peores que los nazis alemanes que hemos estado estudiando“.

La clase estaba conmocionada, algunos lloraban, otros se preguntaban “después de haber estudiado la historia reciente, volvía a pasar ¿cómo era posible?”.

Jones terminó su discurso: “Todo el mundo debe aceptar la culpa. Nadie puede declarar que no tomó parte alguna“.

Partimos habitualmente de dos lugares comunes: que somos más inteligentes que las gentes que nos precedieron y que aprendemos de los errores pasados. Partimos, pues, de dos convicciones falsas. Por eso hay que repasar la lección una y otra vez, como malos estudiantes que somos.

Jon Rones

En 2008 se hizo una buena película, La ola (Die Welle), basada en el experimento.

Aca el documental si lo quieren ver esta muy bueno.