Facebook Twitter RSS Reset

“Hoy Somos Uno De Todos Los Equipos Que Descendieron…”

En un mano a mano con El Telescopio, Enzo Francescoli habla de su gran momento como manager en River, de su amistad y sus negocios con Paco Casal, y de su actual visión sobre la selección uruguaya. Además, nos cuenta su deseo de volver a vivir en Uruguay “Es probable que termine mi vida allá”.

¿Cuál es tu porcentaje de responsabilidad por este buen momento que está atravesando River?



Para mi es mínimo. Quizás la mayor incidencia ha sido que, en el lugar que estoy, tengo que tomar la decisión de elegir el técnico y los jugadores. Cuando llegué estaba Ramón Díaz, después él decidió irse y ahí, como habíamos acordado con el Presidente del club, D’Onofrio, yo me iba a hacer cargo de la dirección deportiva. Iba a tener injerencia en la toma de decisiones del equipo, sobre todo en lo profesional, y trajimos a Gallardo. Pero es un laburo de grupo, sobre todo en un club como River, donde todos tienen que ir en la misma dirección. Y esto es lo bueno que tiene este equipo de hoy, necesitás una cuota de suerte, pero somos muchos los que trabajamos en el mismo sentido.

¿Siempre le tuviste tanta fe a Gallardo?



Lo conozco desde que tenía 17 años. Jugamos juntos y, más allá de la amistad, a mí lo que hizo en Nacional me había gustado mucho. Hablamos mucho y las ideas que él tenía con respecto a River y sobre cómo se debía encarar un club tan importante eran las mismas que yo tenía. El conoce muchos los pasillos, la cabeza que tiene la gente de ahí, y eso ayudó.

¿Tenías a alguien más en mente?



Sí. Justo Martino había vuelto de Barcelona y lo llamé pero no quería dirigir. Esto lo sabe Gallardo. Pero después nos decidimos por él y en estas cosas, como en la vida misma, tenés que ligar, jugártela.

¿Te imaginaste como DT?



No, a mi me matan los tiempos. El DT es full time, tiene que estar todo el día en el club, pensando en eso, mirar muchos vídeos. Me veía con algo relacionado al fútbol, pero ser DT es estar muy relacionado, de hecho más que un jugador. Primero estuve en las empresas con Paco y El Tano, dí charlas, hice un reality en España; y siempre pensando que si volvía a Argentina volvía a River con algo más part- time, para tener mi tiempo, mis fines de semana.

¿Cómo sería que equipos como Peñarol o Nacional se fueran a la B?



Sería como fue acá con River, algo que uno nunca imaginó, difícil, algo que va a quedar por siempre. Hoy somos uno de todos los equipos que han descendido menos Boca. Es parte de la cargada que todavía sostiene a Boca en muchas cosas. En el fútbol siempre hay que mirar para adelante, desde el lunes al domingo, lo que paso ya pasó. Estamos bien y vamos a seguir mucho tiempo bien. Fue duro ver a la gente y a los chicos llorar, había chicos de 16 o 17 años que no habían visto a River campeón; y ver ahora a la gente feliz es una sensación muy linda.

¿Por qué te fuiste de Tenfield?



Me fui hace muchos años. No me fui por nada en particular, pero estaba ocupado en lo que era GolTV de EEUU en el 2002. Todavía sigo ahí, tengo acciones y soy consultor. Estuve desde el principio en Tenfield, desde el 98, fui muchos años director, pero yo vivía en Argentina, casi no me ocupaba, teníamos reuniones de representatividad y compartía todas las ideas con Paco y El Tano. Sigo comulgando con ellos, pero no se puede estar en la misa y en la procesión.

¿Cómo vivís el Uruguay dividido entre los Pro Paco Casal y los contra Paco?



Es típico de la gente que intenta cambiar para bien o para mal algo. La mayoría de los jugadores de fútbol no habla mal de Paco, y esto habla bien de él, porque realmente su ocupación primaria es ser representante de jugadores. Y nos ha hecho mucho bien. De hecho, yo lo he tenido de representante y siempre luchó por mis derechos. Si vos lo ves desde un lugar que vos decís, Paco Casal es el dueño del fútbol en Uruguay, no. Es el dueño de hecho pero no de derecho. De hecho porque los demás le vendieron el fútbol, él pagó cuando nadie pagaba un mango y muchos programas y canales de televisión vivían de los jugadores; entre ellos yo, que iba a programas y jugaba para la selección y no pagaban nada. Paco apareció con una empresa y hubo que pagar un dinero, otro no apareció, después empezaron a aparecer. Hoy tiene un monopolio, se lo dan los clubes, él no les pone un revolver en la cabeza, pero el mal funcionamiento, la mala administración, incluida la selección uruguaya de fútbol, …y terminan en la calle Divina Comedia pidiéndole plata. No es culpa de Casal, él armó una empresa para poder generar porque le gusta la plata y le gusta tener una empresa que gane plata, como represento jugadores para ganar, pero nunca me tocó la plata a mí. Es una empresa de televisión que le paga a los clubes y a la asociación uruguaya de fútbol, los cuales siguen viviendo gracias a Paco.

¿Es uno de los mejores aportes que hizo Paco?



Sí, creo que sí. Le dio trabajo a un montón de gente. Después cada uno tendrá su manera de pensar, le podrá o no gustar más o menos el personaje, eso es muy personal, y es la parte que se puede discutir. Pero decir que Paco le hizo mal al fútbol uruguayo, eso no.

¿Sentís que se equivoco en algo?



Sí, todos nos equivocamos. Quizás en darle tanta bola y prestarle plata a gente y a clubes que después no sirvieron para nada. Todos los periodistas que hablan de Paco trabajan para él y los que no, quieren trabajar para él. Sacando mi amistad con Paco y siendo objetivos, armó una empresa para traer más dinero al fútbol de Uruguay., En ese momento nadie pagaba ni dos mangos por los derechos de nuestro fútbol, de hecho se veía fútbol argentino porque no se pasaba el uruguayo. Después te puede gustar o no la forma el color de cómo lo hizo, pero creó un beneficio y creó una fuente de trabajo muy importante. Y después los clubes le fueron dando el fútbol uruguayo por una necesidad, los dirigentes no generaban nada y terminaban pidiéndole plata para poder empezar el campeonato; y eso no es culpa de Casal.

¿Te perjudicó tu amistad con él?



No, nunca, y si hubiera pasado, lo lamento porque tengo una gran amistad y un gran respeto por alguien que durante más de 15 años de carrera me ayudo muchísimo. Y sé que ayudó a un montón de jugadores, y muchas cosas más que ha hecho y que mucha gente no sabe. Si vamos a lo esencial, Paco nunca le hizo nada malo al fútbol, le generó plata y él gana plata y si, sino tendríamos que poner en discusión todo.

¿En algún momento te costó ir cuando te llamaron para la selección uruguaya?



Si, muchas veces, porque a pesar de ser, no sentís mucha pertenencia, te lo hacen sentir. Mi época fue la época de los repatriados, una palabra bastante fea. Cuando uno dice repatriado venís del exilio. Fue algo que estuvo muy ligado a muchos conflictos con la prensa y desde ese lugar es difícil, es como lo que pasa acá con Messi, salvando las distancias, que todavía lo discuten por no haber ganado algo con la selección. Estas cosas suceden, no ha ganado porque no ha ligado, pero es el mejor de todos. Y en Uruguay hubo un poco de eso.

¿Cómo viviste el proceso Cubilla?



Mal, lo tuve de técnico en River y en la selección y en los dos lugares tuve conflicto porque no pensábamos igual. No quiere decir que yo tenga la verdad, siempre lo he dicho, y lo he respetado como técnico. pero él se equivoco bastante. Llegar a Uruguay y decir públicamente que yo era una mala persona sin saber porqué, eso a mí no me gustó. Tengo un apellido que me lo dio mi viejo, que fue un gran tipo, un laburante. Llegó diciendo que yo les cambiaba la cabeza a los chicos y que no fui a la selección. Y, como después no se ganaba, y conmigo se sumaron muchos de los repatriados, se hizo un conflicto bastante complicado donde mucha gente del periodismo tomó parte en el conflicto y después se hizo la boluda, pero eso ya quedó atrás.

¿Te imaginás manager de la selección uruguaya?



No sé, son distintos tiempos. Hace 32 años que no vivo en Uruguay. Yo jugué 15 años en la selección y sigo siendo uruguayo. Tendrían que coincidir un montón de cosas, debería poder elegir como hice con River, esperé el momento donde hubiera gente que tuviera mis mismas ideas, no sé si esto podrá pasar alguna vez en Uruguay, no es fácil.

¿Te hubiera gustado jugar en la selección uruguaya de hoy?



Sí. Siempre que hay una selección con monstruos como Luis o como Cavani y tantos otros que son chicos con otra cabeza y con un profesionalismo que les permite ir por más, mientras que el recambio que se da por un tema de edad sea bueno, pueden seguir ganando. Luis Suárez es el mejor delantero de los últimos 40 años.

¿Cumplió su ciclo El Maestro Tabárez?



Son resultados y eso él lo sabe. Si obtiene buenos resultados en esta eliminatoria va a seguir, y sino se tendrá que ir. Para un país, y más para el nuestro que es muy futbolero, ir a un mundial es todo. Yo le tengo mucha confianza.

¿Cuál fue la falla en el último mundial?



No sé si el equipo tuvo una falla. Creo que cuando tenes un jugador tan determinante como Luis y pasa lo que pasó, con la trascendencia que tiene Luis para esta selección, cuando no lo tenés inconscientemente se siente y el otro equipo se siente más fortalecido porque hay que marcar a menos gente. En un campeonato del mundo en el que de un suceso al otro hay solo 48 o 72 horas para recuperarse, descansar, esos golpes así frustran mucho, y le pasó a Uruguay, contrariamente a lo que le pasó en Sudáfrica.

¿Cómo viviste el tema de la FIFA que golpeó a Uruguay y Argentina con las detenciones de Figueredo y Hugo y Mariano Jinkins?



Era algo previsible, era algo que iba a pasar. Conozco muchas cosas de Conmebol porque manejé derechos de televisión, es tremendo. Nosotros con GolTV hicimos hace unos años una oferta tres veces mayor para quedarnos con los derechos y ni siquiera abrieron el sobre, porque estaba Paco o porque estaba yo y no les gusta nuestra cara, no sé. No es lo lógico, porque ellos representan a los clubes y es dinero de los clubes que hoy ganan menos plata gracias a esta gente. Todo esto se sabía, espero que sirva de algo. Espero que después del escándalo que se armó, en el cual lamentablemente hay gente que conozco como Eugenio y Jinkins que están presos, las cosas sean más claras y que no quede todo en la nada. El fútbol se sigue rigiendo con estatutos de hace como 100 años y el mundo cambió. Antes manejar un club era un dinero, hoy son millonarios los clubes. El movimiento de River hoy es de dos millones de dólares mensuales, quien maneje esto debe tener una responsabilidad. La discusión es que las cosas tienen que ser claras, y quien dirija la Conmebol y quien tenga estos compromisos de representar, represente y no haga su propio negocio.

Blatter salió a decir que no renunció, ¿Quién debería estar al frente de FIFA?



Es un juego, la FIFA hoy es política como un país, la empresa que más genera y más ganancia tiene. Hubo un acto de corrupción que salió en todos lados y otras cosas que están investigando. La mejor manera de hacer las cosas era parar esta renuncia que iba a terminar no sabemos bien en qué y tomarse un tiempo para que todos reflexionen sabiendo que hay nuevas selecciones y tratar de acomodar las cosas. Blatter ya está, ya cumplió su ciclo. Al que más conozco es a Michel Platini quien ha hecho muy bien las cosas en la UEFA, ha triplicado la ganancia de los clubes, está mas organizado., No conozco el proyecto de los demás, lo único que pienso es que si da ese paso tiene que gobernar para el fútbol del mundo y no solo para Europa, mientras haga eso creo que va a estar bien.

¿Dónde querés terminar tu carrera?



Esto del fútbol es muy cambiante, no sé si me veo mucho tiempo más en River, es muy estresante. Hay un montón de cosas que todavía no funcionan. Si puedo lograr mi sueño, que es crear un centro de alto rendimiento y organizar bien las inferiores, va a ser un desafío. Mi sueño es lograr dejar una estructura para el futuro y así si estaría contento.

¿Tenés asignaturas pendientes?



Más allá de la de Peñarol, ninguna., Pude haber jugado en un equipo grande en Europa, no se dio, pero es lo que me tocó. Yo siempre veo el vaso medio lleno más que el vacío, y el fútbol me dio más de lo que pensé cuando jugaba mis picados en la calle de tierra de Capurro, estoy bien como estoy.

¿Sos un hombre feliz?



Si, muy feliz. Estoy donde quiero estar que no es poca cosa., Tengo una familia hermosa porque, si bien estoy separado, tengo una muy buena relación con Mariela mi ex esposa y con mis hijos, nos vemos todos siempre.

¿Te imaginás viviendo en Uruguay?



Sí, siempre tuve la idea de volver., Cuando avanza tu vida cambiás, cuando tenés veinte pensás de una manera, cuando tenés 30 o 40 de otra y cuando tenés familia también cambias. Mis hijos están grandes, uno vive acá y el otro en EEUU. Mi idea es dentro de 10 años estar en un lugar más tranquilo, y Uruguay es mucho más tranquilo que acá., Voy todos los veranos y siempre que puedo voy, es probable que termine mi vida allá.