Facebook Twitter RSS Reset

Has estado utilizando el desodorante mal todo este tiempo

Has estado utilizando el desodorante mal todo este tiempo

Has estado utilizando el desodorante mal todo este tiempo
Has estado utilizando el desodorante mal todo este tiempo y no lo sabías

incorrecto

Probablemente y para alegría de tus compañeros de trabajo seas una persona aseada, de esas que se ducha por las mañanas y aplica desodorante de forma generosa antes de vestirse e ir a trabajar.

Has estado utilizando el desodorante mal todo este tiempo

Seguramente la marca de desodorante que elegiste, no fue una cualquiera, sino el resultado de distintas pruebas domésticas de ensayo y error que te han permitido escoger una que mantiene a raya tu sudor y olor corporal hasta el final del día.

Pero ¿sabías que a pesar de todo el cuidado que has puesto en este apartado de tu higiene personal, la ciencia nos suspende en el uso del desodorante?

Por la noche, no por la mañana.

Has estado utilizando el desodorante mal todo este tiempo

Si bien el sentido común nos ha llevado a pensar que el mejor momento para aplicarse el desodorante es por la mañana recién duchado, la Sociedad Internacional de la Hiperdrosis, acaba de presentar un estudio afirmando que en realidad debemos aplicarlo por la noche, antes de ir a la cama y con la piel completamente seca.

Las razones son sencillas, pero para comprenderlas necesitamos entender qué hace el desodorante en nuestro organismo.

Has estado utilizando el desodorante mal todo este tiempo

Los desodorantes se componen, por regla general, de dos sustancias principales: un perfume o aroma que ayuda a enmascarar el olor, y sustancias antitranspirantes, que reducen nuestra sudoración.

Las sustancias antitranspirantes, como las sales de aluminio por ejemplo, penetran en los conductos de las glándulas sudoríparas, donde cristalizan y los taponan. Nuestro cuerpo, al percibir que el canal está obstruido y para no agravar la situación, opta por dejar de producir sudor.

Es decir, su efectividad depende directamente de la capacidad de penetración que tenga en los conductos, solo así podremos reducir nuestro sudor. Si la piel esta mojada o nos encontramos activos, es menos probable que las sales consigan llegar hasta su destino.

Has estado utilizando el desodorante mal todo este tiempo

Los dermatólogos son unánimes al respecto, los desodorantes son más efectivos de noche, pues la producción de sudor baja al mínimo y la axila está completamente seca. De está forma y durante el sueño, las sales penetrarán profundamente.

Una vez despiertos, podremos realizar nuestra ducha con normalidad, pues incluso si nos mojamos, las sales habrán penetrado muchos milímetros bajo nuestra piel y su efecto continuará durante toda la jornada.

Has estado utilizando el desodorante mal todo este tiempo

Resumiendo, si sufres de exceso de sudoración u olor corporal, prueba a seguir esta rutina antes de ir a dormir:

Frota tus axilas con una toalla de rizo suave hasta sentirla completamente seca.

Aplica el desodorante de forma uniforme. Se recomiendo usar uno con efecto 24 horas.

Duerme con normalidad y a la mañana siguiente dúchate y vístete, antes de empezar tu rutina.

Si trabajas de noches, deberás hacer este procedimiento antes de irte a dormir, sin importar la hora del día.

El desodorante aplicado por la noche conseguirá que sudemos menos, y la ducha matutina eliminará las bacterias que viven en nuestra piel y causan olor. Combinando ambas, permaneceremos limpios y frescos todo el día.

Y tú, ¿cómo usas el desodorante? ¿Te animas a probar este método?

Has estado utilizando el desodorante mal todo este tiempo

No comments yet.

Leave a Comment