Facebook Twitter RSS Reset

gracias MAcri:Sin ayuda de autoridades, Yamila necesita.

gracias MAcri:Sin ayuda de autoridades, Yamila necesita.

Luego de sufrir severas quemaduras con una estufa en José C. Paz, la pequeña de 6 años tiene que realizarse tres stents cardíacos que cuestan más de 40 mil pesos. Su familia no puede afrontar el gasto y nadie se hace cargo. Entrá a la nota y enterate cómo dar una mano.

Yamila Salomé Benítez necesita urgente una ayuda para costear una intervención quirúrgica tras sufrir un paro cardiorrespiratorio, como consecuencia de una grave afección coronaria.

La niña de 6 años necesita tres stents cardíacos, lo que implica un gasto de más de 40.000 pesos que su familia no puede afrontar y que las autoridades tampoco piensan asumir. Mientras tanto, el estado de salud de la pequeña es realmente delicado.

El 14 de septiembre pasado, Yamila sufrió importantes quemaduras cuando jugaba cerca de una estufa en su casa de José C. Paz. Como consecuencia, permaneció 23 días en estado de coma en el hospital Castex, de San Martín.

Finalmente pudo salir adelante, pero debido a las lesiones, la pequeña se sometió a un intensivo tratamiento que implicó más de 10 operaciones para reestablecer cada zona afectada.

Sin embargo tras la última cirugía -que le practicaron en el glúteo- su cuadro se complicó dado que “la morfina y la anestesia que le suministraron debilitó su corazón aún más”, detalló Daiana Sequeira Fernández, mamá de la menor.

Razón por la cual Yamila experimentó un nuevo paro cardiorrespiratorio y se encuentra internada desde hace dos semanas en el Hospital de Niños de La Plata, donde “los médicos me pidieron que necesita tres stents, que cuestan 40.000 pesos. Me dijeron que lo debo conseguir lo antes posible”.

Ante semejante urgencia, Daiana acudió a las autoridades municipales, provinciales y hasta nacionales pero “no recibí respuesta en ningún lado. El Estado no se hace cargo argumentando que el cambio de gestión no se dio del todo y me dijeron que vuelva en marzo. Ahora sólo pueden darme un colchón, leche y un paquete de pañales”.

Por su parte, “en el municipio, asesores del intendente me dicen que vaya a Desarrollo Social, y desde este organismo me mandan de nuevo a hablar con el jefe comunal”.

Mientras tanto, “mi hija está cada vez más delicada y su vida no tiene tiempo, no puede esperar hasta mediados de marzo”.

En ese sentido, la mamá exige que “las autoridades tienen que ayudarnos, porque la familia está desesperada y cansada de verla así y también de pedir ayuda porque nos han cerrado todas las puertas. Los cuatro hermanitos de Yamila, de entre 13 y 3 años, están sufriendo mucho al verla así, no podemos más”.

Y es que, ni su hija ni ella misma deben pagar las desinteligencias que puedan existir en el cambio de autoridades. Ellas sólo conocen de necesidad y no pueden esperar plazos que están ajenos a las necesidades y sólo responden a cuestiones políticas. Frente a tan aguda angustia, la mamá de la pequeña acude a la solidaridad que no ha recibido por el sector gubernamental.

No comments yet.

Leave a Comment