Facebook Twitter RSS Reset

Gracias Macri, gasto público empieza a bajar

El gasto primario creció en abril apenas 13%, la variación anual más baja desde 2003

El gasto subió por el ajuste en jubilaciones, pero se moderó fuerte por menores subsidios y transferencias a provincias. Estiman que en mayo la inflación podría ser menor a 3%

Gracias Macri, gasto público empieza a bajar

Mauricio Macri suscribe la tesis de Federico Sturzenegger y Alfonso Prat-Gay de que la inflación es más un fenómeno monetario de origen fiscal que el resultado de una puja distributiva entre empresas y gremios. Por eso los esfuerzos del Gobierno para contener los precios no se traducen en una presión al sector privado, ni exigen un despliegue de controles desde la Secretaría de Comercio. En la mirada oficial, el salto inflacionario de los primeros cuatro meses fue producto del ajuste de precios relativos y tarifas hecho después de la devaluación, justificados como una corrección inexorable para bajar los desembolsos del sector público y reducir el financiamiento monetario. Creen que los precios se moderarán recién cuando estos factores desaparezcan y por eso ponen todo el esfuerzo achicar la cantidad de pesos que demanda el Estado y la tasa que aplica el BCRA para absorberlos.

En este escenario, el Ministerio de Hacienda proporcionó un dato relevante: en abril el gasto primario creció apenas 13% anual, el ritmo más bajo desde 2003, de acuerdo a los registros que lleva la consultora Analytica. No significa que el Gobierno ya puso en caja el déficit, pero traduce un esfuerzo visible por alinearse con el objetivo de alcanzar un rojo primario de 4,8% del PBI.

En términos nominales, la mejora obtenida en el resultado primario del primer cuatrimestre parece escasa: apenas se contrajo $ 1764 millones (-2,7%). En términos financieros (contabilizando pagos de deuda y aportes del BCRA y la ANSeS) la reducción anual fue más sustancial, de $ 30.212 millones.

Para complementar la comparación en términos corrientes, el Ministerio de Hacienda incluyó un cálculo del déficit fiscal deflactado por el promedio simple de la inflación de Capital Federal y San Luis. A precios constantes del primer cuatrimestre de 2015, el déficit primario sin rentas muestra una mejora de $ 17.674 millones, lo que representa una reducción de 27,5% en términos reales.

El gasto corriente estuvo impulsado por el pago de la actualización en las jubilaciones (casi 40% de aumento en el cuatrimestre). La baja fue motorizada por el retroceso del gasto de capital. Las provincias recibieron más fondos vía coparticipación pero menos transferencias discrecionales.

Este rubro cayó 16% en abril y acumula una baja de 72% en el cuatrimestre, según los números de Analytica. Las importaciones de energía realizadas por la estatal Enarsa se redujeron 41,7% en el cuarto mes y los subsidios económicos por tarifas prácticamente no aumentaron, lo que implica una reducción de 33% frente al primer cuatrimestre de 2015.



El Gobierno ya advirtió que a partir de este mes ya reactivó los flujos para financiar obra pública en las provincias, con lo cual el esfuerzo fiscal será menor y deberá entrar en juego un mayor financiamiento a través de emisiones de deuda.

Economía & Regiones proyecta para mayo un IPC de 2,9%, aunque en su último informe sostuvo que la inflación core no mostró signos de desaceleración, dato relevante para la política de tasas de BCRA.

Gracias Macri, gasto público empieza a bajar

Gracias Macri, gasto público empieza a bajarGIF

No comments yet.

Leave a Comment