Facebook Twitter RSS Reset

Gracias MAcri: Arsat suspendió el tercer satélite argentino

Gracias MAcri: Arsat suspendió el tercer satélite argentino

EL Gobierno suspendió la construcción del tercer satélite geoestacionario que ya había emprendido la anterior gestión y anunció que lo hacía por falta de fondos para llevarla adelante.

La decisión la tomó el presidente de la compañía estatal Arsat, Rodrigo De Loredo, lo que generó la reacción del kirchnerismo, que cuestionó la falta de prioridades de la administración de Mauricio Macri.

El diario El Cronista reveló ayer que la Casa Rosada abandonaría el proyecto, según declaraciones de De Loredo, que sostuvo que estaban buscando vender el espectro a toda la región antes de emprender la construcción del Arsat III.

“Arsat necesita autofinanciamiento, porque nos encontramos con una empresa que tiene cosas buenas, pero con un desmanejo de los fondos. Y en este camino buscamos la incorporación de socios colaborativos”, argumentó el funcionario, yerno del ministro de Telecomunicaciones, Oscar Aguad.

Según argumentó, no se iniciará la construcción del tercer satélite hasta que no se haya comercializado el Arsat II. De Loredo ya había manifestado su rechazo a seguir adelante con la política anterior desde que se hizo cargo de la empresa estatal en reemplazo de Matías Bianchi, el ex presidente de la compañía. “Nos reunimos con los proveedores, que son todas empresas internacionales, y les pedimos tiempos porque la única manera de financiarnos es vendiendo el II”, había anticipado.

La noticia generó una ola de rechazos dentro del Frente para la Victoria, sobre todo después de que el presidente Mauricio Macri rescató durante su campaña electoral la política de ciencia y tecnología de la gestión kirchnerista.

Críticas

Una de las primeras en reaccionar fue la senadora por Río Negro Silvina García Larraburu, que expresó que la suspensión de la construcción del Arsat III “ratifica que el programa de gobierno de Pro está basado en el desmantelamiento del Estado y la extranjerización de todos los recursos”.

“No se trata de falta de fondos, como dicen, se trata de cuáles son las prioridades de este gobierno. El vaciamiento científico-tecnológico demuestra un absoluto desconocimiento de las capacidades que tiene nuestro interior profundo y vuelve a subordinar a nuestro país ante los intereses extranjeros”, apuntó.

A ella se sumó su par de la provincia de Buenos Aires Juan Manuel Abal Medina, que anunció que desde su bancada pedirán informes al Poder Ejecutivo “sobre esta preocupante noticia”.

Bianchi defendió su gestión y desmintió los supuestos desmanejos administrativos. “Arsat II ya tenía contratos firmados por cerca del 30 por ciento de la capacidad. Para un satélite que ocupa una posición orbital por primera vez, no es una mala cifra para comenzar. Además, en el plan ya se habían realizado los contactos con numerosos posibles clientes para llegar al 80 por ciento de la capacidad ocupada”, explicó, en diálogo con Radio Del Plata. “Nosotros dejamos un plan de negocios y un balance certificado en octubre por el auditor externo con ganancias operativas. Arsat estaba en camino de una independencia económica importante”, aseguró el ex funcionario.

No comments yet.

Leave a Comment