Facebook Twitter RSS Reset

Godfre Ray King, Mensajero de Saint Germain

Godfre Ray King, Mensajero de Saint Germain

El Maestro Ascendido Saint Germain

Godfre Ray King, Mensajero de Saint Germain

Guy Ballard





Guy W. Ballard fue la persona que el Maestro Ascendido Saint Germain preparó y utilizó en los años ’30 para llevar la Nueva Enseñanza a la humanidad.

Se le conoce en los Niveles Internos (Niveles Cósmicos) como “Godfré Ray King”. El significado de Godfré Ray King es “Dios libera por el Poder de la Luz y se hace Rey”. También es conocido como el “Dios Obediencia” en honor a la labor que realizó durante Su última encarnación.

Antes de que el Señor Ballard se fuera a Mount Shasta, se le encomendaron algunos asuntos de minería. Un día andaba caminando por la calle conocida como Broadway, en Los Angeles; acababa de estar en la oficina de algunos ingenieros en minas y las cosas no iban muy bien. De repente se volteó y dijo enfáticamente: “Me has atemorizado por última vez. ¡Tú no tienes poder!” El Señor Ballard estaba hablándole y parándose firme ante esa fuerza limitante, su propia creación humana. De allí en adelante las cosas cambiaron para mejor. Poco después de esto, se le llamó a cierto trabajo para el gobierno en el pueblo de Mount Shasta. Un día, mientras caminaba por la montaña, el Señor Ballard se encontró con el Maestro Ascendido Saint Germain, quien se le apareció en un cuerpo visible y tangible. Tuvo después las experiencias que están registradas en el libro Misterios Develados.

Al Señor Ballard se le empezó a preparar en los niveles internos en 1900, para el trabajo que estaba destinado a realizar en 1930. Sin embargo, no fue sino hasta 1915 que se concientizó de la existencia de los Maestros Ascendidos.

Antes de ser expuesto a la Enseñanza de los Maestros Ascendidos, el Señor Ballard investigó casi todo lo que existía acerca de la enseñanza metafísica y oculta.

Poco antes de 1930, a Saint Germain se le dio una dispensación de veinte años para divulgar nueva información sobre la Ley Cósmica y las Enseñanzas de la Gran Hermandad Blanca. El Señor y la Señora Ballard se convirtieron en mensajeros acreditados.

Mientras se encontraba en el área de Mount Shasta en 1930, el Señor Ballard hacía una caminata cada domingo. Escaló la montaña por primera vez el 16 de agosto de 1930. Aquí tuvo el encuentro histórico con Saint Germain que está registrado en Misterios Develados. Saint Germain usó Su propio foco en Mount Shasta para introducir la Enseñanza.

Muchos creen que estos encuentros históricos en Mount Shasta iniciaron la Nueva Era. Con la Dispensación que se le dio a Saint Germain, dejó de ser necesario que la Enseñanzas de la Hueste Ascendida permaneciera velada; el misticismo y las leyendas ya no fueron el requerimiento de la hora. Por primera vez los Maestros Ascendidos pudieron divulgar información sobre la Presencia de Dios individualizada (la Presencia YO SOY) y la Llama Violeta Trasmutadora.

Después de las experiencias en Mount Shasta, el Señor Ballard recibió más mensajes que se incorporaron en libros. Mucha gente se sanó mientras asistían a sus clases. El Señor William Cassiere, quien trabajó con el Señor Ballard, me dijo que algunos estudiantes dejaron sus muletas después de asistir a una reunión, ya que no las necesitaban más. Como un estimado, el Señor Ballard sanó a veinte mil personas. El Señor Ballard habló ante cientos de miles de personas en todos los años.

El Señor Ballard dio clases privadas al regresar a su casa en Chicago, a las cuales sólo se podía asistir por invitación.

Algunos de los que asistieron calificaron más tarde como mensajeros designados por Saint Germain, para trabajar bajo la dirección del Señor Ballard. Entre los mensajeros “designados” estaba William J. Cassiere (Brother Bill), quien más tarde fuera uno de mis instructores.

El Señor Ballard tuvo las experiencias registradas en el libro La Mágica Presencia en 1932. Una tarde, justo después de la cena, poco antes del 3 de octubre de 1932, el Señor y la Señora Ballard junto su hijo estaban sentados en el comedor de su casa en Chicago cuando Saint Germain proyectó sobre la mesa un Rayo de Luz Blanca de cerca de un metro de diámetro. A través de éste, ellos Le escucharon decir que le gustaría darles una serie de discursos, si querían cooperar. Los Dictados (registrados en los libros Instrucción de un Maestro Ascendido y Pláticas del “YO SOY”) empezaron el 3 de octubre de 1932.

El Rayo de Luz y Sonido es una actividad de pura Luz Blanca que sobrepasa las dimensiones físicas humanas. Uno puede hablar, escuchar y ver a cualquier distancia. Muchos de los discursos en Instrucción de un Maestro Ascendido se dieron a través del Rayo de Luz y Sonido, pero el Maestro Ascendido dio unos cuantos realmente presente en su cuerpo visible y tangible.

En 1989 conocí a Pearl Dorris en su casa en Yreka, California. Ella fue una de las primeras estudiantes del Señor Ballard, y me dijo que una vez le tocó presenciar una instrucción de Saint Germain para los “Hombres del Minuto”. Ella estaba ubicada a una distancia más allá del alcance normal del oído, y aún así fue capaz de escuchar cada palabra que se dijo.

Cuando el Señor Ballard daba clases públicas en las diversas ciudades del país, no sabía de antemano el tema de la clase ni los detalles de la misma. De lo único que estaba consciente era de la instrucción de Saint Germain pidiéndole que alquilara un salón en cierta ciudad y en cierto día y hora. Luego, Saint Germain daría la clase a través de él.

En algunos momentos el Señor Ballard fue capaz de obtener fondos necesarios a través de la precipitación. Por ejemplo, cuando llegó el momento de imprimir el libro Misterios Develados, los Ballard no tenían el dinero. Recurrieron a su Presencia “YO SOY” y visualizaron suficientes billetes de 100 dólares para pagar la impresión. El dinero para imprimir los libros vino de una estudiante (Mary Cochrane) precisamente en billetes de 100 dólares.

Una noche el Señor Ballard caminaba rumbo a una farmacia del vecindario. Vio a un hombre acercarse a una cantina, y luego, inmediatamente dar media vuelta y alejarse. Esto lo hizo varias veces, tratando evidentemente de conquistar el deseo por el licor. Mientras que el Señor Ballard observaba y caía en la cuenta de lo que estaba pasando, hizo la invocación para que la persona se liberara de este deseo. El hombre se volteó instantáneamente, corrió calle abajo tan rápido como pudo, lejos del bar.

Salvo en muy raras excepciones, al Señor Ballard no se le concedían privilegios especiales. Él tenía que transmutar su propio karma personal. En una ocasión, después de pasar por una experiencia particularmente difícil, le preguntó a Saint Germain,

“Pero, ¿por qué tenía que pasar por eso?” Saint Germain sólo le sonrió y dijo, “¿Por qué no habrías de pasar? Tú lo creaste. ¡Tú no eres diferente a nadie!”

Antes del viaje a Honolulu en agosto de 1936, hubo un cambio en el modo de recibir los Dictados. Ahora las palabras eran transmitidas en Letras de Luz Viviente de unos cinco centímetros de alto ante la vista del Señor Ballard. El Señor Stickels, uno de los mensajeros designados, vio esas Letras de Luz Dorada frente al Señor Ballard, y también las vio William Cassiere. El Señor Cassiere me dijo que él veía esas letras sin importar que estuviera sentado en la primera fila o en la última, ni que

tuviera los ojos abiertos o cerrados.

En 1936, el Señor Ballard había prestado el servicio suficiente como para balancear completamente su cuenta con la vida y pudo haber ascendido entonces, pero escogió, por propio libre albedrío, quedarse y ser el contacto y canal a través del cual los Seres Ascendidos pudieran trabajar para llegar a la humanidad. El Señor Ballard sostuvo que sólo ascendería y cito sus palabras: “Cuando me haya limpiado y purificado lo suficiente, cuando haya vertido suficiente amor y bondad, cuando haya sido lo suficientemente humilde y agradecido, cuando haya servido lo suficiente, entonces —y sólo entonces— entraré en ese hogar de mi Presencia”.

El Señor Ballard logró la Ascensión el 31 de diciembre de 1939. Dictó clases hasta una semana antes de su transición.

Godfre Ray King, Mensajero de Saint Germain

Lo anterior fue citado del libro La Ley de Precipitacion, de Werner Schroeder. Para comprenderlo plenamente es imprescindible la lectura del los libros Misterios Develados, La Magica Presencia y Los Discursos del YO SOY, que son producto de la colaboracion entre su autor (Godfre Ray King) y el Maestro Ascendido Saint Germain.



Godfre Ray King, Mensajero de Saint GermainGodfre Ray King, Mensajero de Saint GermainGodfre Ray King, Mensajero de Saint Germain
Godfre Ray King, Mensajero de Saint GermainGodfre Ray King, Mensajero de Saint GermainGodfre Ray King, Mensajero de Saint Germain

No comments yet.

Leave a Comment