Facebook Twitter RSS Reset

George Clausen el arte del Trabajador

Sir George Clausen nació el 18 de abril 1852, en Londres, Reino Unido.

Hijo de artista realizó estudios de arte en La Escuela Nacional de Arte en South Kensington de 1867 a 1873.

Muy pronto se convirtió en uno de los pintores naturalistas más importantes con sus paisajes modernos y sus escenas de género, en las que representó en innumerables ocasiones la vida campesina y rural.

Fue influenciando de alguna medida por el impresionismo que avanzaba en Francia, como se puede observar en la luz que impregna en sus paisajes, la representación de las cosas o figuras bajo la luz del sol, en el refugio de la sombra en un granero o establo.

Fue artista de guerra durante la Primera Guerra Mundial, muriendo en el transcurso de esta el prometido de su hija, hecho que le inspiró su óleo “Youth Mourning”.

George Clausen el arte del Trabajador

Murió a los noventa y dos años, el 22 de noviembre de 1944.

George Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del Trabajador
George Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del Trabajador
George Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del Trabajador
George Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del Trabajador
George Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del Trabajador
George Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del Trabajador
George Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del TrabajadorGeorge Clausen el arte del Trabajador

No comments yet.

Leave a Comment