Facebook Twitter RSS Reset

Genocidio en la Sudafrica de Mandela

Desenmascarando al genocida anti-blanco, NELSON MANDELA


”Propagando en las consciencias de las razas oscuras que durante siglos han sido oprimidas por los blancos, podemos amoldarlos al programa del Partido Comunista. Mientras arengamos la minoría negra contra los blancos, inculcaremos en los blancos el sentimiento de culpa por la esclavitud de los negros. Ayudaremos a los negros a alcanzar la prominencia en las profesiones y en el mundo de los deportes y el entretenimiento… con este prestigio, los negros podrán casarse con los blancos y comenzar un proceso que entregará América a nuestra causa.”

Israel Cohen, A Racial for the Twentieth Century, 1912.

Genocidio en la Sudafrica de Mandela

Nelson Mandela era otro títere del sistema, una de las tantas caras de la paz (como Obama o Martin Luther King) que ofrece la Propaganda Judía, y en realidad son nada mas ni nada menos que agentes globalistas que se llenan la boca de hipocresía; cantó canciones de matar gente blanca, cometió actos de terrorismo contra inocentes, elogió el régimen de Fidel Castro y aún así recibió el Premio Nobel de la Paz al igual que Obama y Kissinger -el mismo que financió las dictaduras neoliberales en Sudamérica.

Hay que mencionar que, Mandela fue agente de la familia judía Oppenheimer, dedicada a la explotación de diamantes, y comunistas judíos como Joe Slovo y Albie Sachs.

Genocidio en la Sudafrica de Mandela

Nelson Mandela junto con su maestro sionista y comunista Joe Slovo y su esposa Winnie Mandela.

EL APARTHEID ¿ERA TAN MALO COMO SE DICE?

El Apartheid fue un sistema de segregación racial implantado en Sudáfrica en el siglo XX y dirigido por bóeres de origen holandés quienes construyeron el país sudafricano, convirtiéndose gradualmente en una minoría étnica a través de la inmigración masiva de negros provenientes de toda África. Fue llamado así porque “apartheid” significa “segregación” en afrikaans.

En este sistema se instauraron leyes que cubrían todos los aspectos sociales y consistían básicamente en la separación de las diferentes razas o etnias para promover el desarrollo. Este nuevo sistema fue demonizado por los medios de comunicación y judíos sionistas como Albie Sachs, Joe Slovo, Nadine Gordimer Genocidio en la Sudafrica de Mandela, Dennis Goldberg, Harry Schwarz y Helen Suzman, instigaron contra el Apartheid, realizando boicots y movilizando a los africanos para levantar revoluciones y resistencias contra la ahora minoría blanca bóer que había fundado el país y poseía, por tanto, el control político. Surgieron movimientos de oposición como los de Nelson Mandela, quien pasó 27 años en la prisión por apoyar la lucha armada contra el régimen segregacionista del Partido Nacional Sudafricano, y quien, junto con el entonces presidente, Frederik Willem de Klerk, finalmente condujo al apartheid hacia su fin. Este fenómeno es crucial en la historia de Sudáfrica.

Genocidio en la Sudafrica de Mandela
El judío y comunista Joe Slovo, el manipulador detrás de Nelson Mandela, lideró por muchos años el Congreso Nacional Africano.

Sudáfrica en la era del Apartheid gozó de elevados estándares socio-económicos. Los bóers construyeron una gran nación en la cual millones de negros llegaban de diversas zonas de África por trabajo, educación y atención médica que crearon los blancos. Las diferencias entre la era del Apartheid y la época desde su disolución hasta estos días se hacen evidentes:

– Antes de que el Congreso Nacional Africano (ANC) tomara el poder, menos del 5% de la población estaba desempleada. Actualmente supera el 50%.

– Antes del ANC, Sudáfrica fue un país con gran seguridad pública tanto para blancos como para negros, siendo el país más seguro de África. Ahora encabeza la lista de asesinatos en el mundo, siendo la capital mundial del robo y la violación. Desde el fin del Apartheid, han sido asesinados más de 3.000 granjeros blancos y cerca de otros 35.000 blancos no-granjeros en un genocidio antiblanco que ahora es silenciado por los medios.

Genocidio en la Sudafrica de Mandela

Nadine Gordimer fue una escritora judía nacida en Sudáfrica y ganadora del premio Nobel de literatura en 1991. En sus libros trata los conflictos interétnicos y su postura contra el Apartheid fue una reconocida antiblanca y supremacista judía.

Genocidio en la Sudafrica de Mandela

Hechos sobre el Apartheid

– Las granjas de los bóers producían un 90% del sustento alimenticio del país, pero cuando la mayor parte de esas granjas fueron confiscadas y traspasadas a propietarios negros sólo producían un 5% de los alimentos. Los negros tenían salarios cinco veces más altos que en Kenia, tres veces más altos que en Congo y dos veces más altos que en India.

– El 80% de la seguridad social del negro era costeada por el blanco.

-El régimen del Apartheid construyó diez universidades para negros, incluyendo Medunsa, una facultad médica que de la que egresaban cada año 200 médicos negros altamente cualificados, sin contar paramédicos y enfermeras. Todo pagado por los impuestos de los blancos.

– El hospital más grande del mundo, el Baragwanath, estaba en Johannesburgo, y sólo operaba a negros. Con 3200 camas, 8000 trabajadores y 23 salas de operaciones equipadas con la tecnología médica más avanzada del mundo. El servicio médico de este hospital estaba subsidiado con los impuestos del contribuyente blanco. El presupuesto de este hospital era y es más grande que el preupuesto anual de la mayoría de los Estados más pequeños de la ONU. En 1978, Baragwadath tuvo 450 médicos a tiempo completo, trató a 112 mil pacientes ingresados y 1,62 millones de pacientes provisionales. La tasa de mortandad infantil era de 34,8 por 1000: más baja que Harlem en la demócrata y antirracista Nueva York. En 1982, el hospital realizó 898 operaciones cardíacas de reconocimiento y prestigio mundial. El 90% de los donantes de sangre eran blancos, que donaban sangre voluntariamente y sin retribución alguna, para salvar vidas negras.

– Después del Baragwadath se posiciona la clínica de St. John’s Eye, famosa en todo el mundo por tratar glaucoma, cataratas, herida ocular traumática y enfermedades tropicales raras. Del mismo modo, el servicio era mantenido por los impuestos de los blancos.

– Desde 1970, el presupuesto para la educación de los negros subió un 30% cada año, más que cualquier otro departamento del gobierno. De 1955 a 1984 la cantidad de negros en las escuelas se multiplicó por 31, de 35.000 a 1.096.000. El 65% de los niños negros de Sudáfrica iban a la escuela. Comparar con Nigeria (57%), Ghana (52%), Tanzania (50%) y Etiopía (29%).

Genocidio en la Sudafrica de Mandela

Durante décadas de Apartheid, los blancos dieron educación a los niños negros. Desde 1970, el presupuesto para la educación de los negros subió un 30% cada año, más que cualquier otro departamento del gobierno. De 1955 a 1984 la cantidad de negros en las escuelas se multiplicó por 31, de 35.000 a 1.096.000. El 65% de los niños negros de Sudáfrica iban a la escuela.



– Entre los adultos de Sudáfrica, el 71% sabían leer y escribir (entre los 12 y 22 años, el porcentaje ascendía a 80%). Compárese con Kenia 47%, Egipto 38%, Nigeria 34% y Mozambique 26%.

– En Sudáfrica, los blancos construían un promedio de 15 nuevas clases escolares cada día laborable: 600 nuevos alumnos cada día laborable. En 1985 había 42.000 negros en cinco universidades sudafricanas distintas.

– En 1965 el crecimiento económico de Sudáfrica fue el segundo mayor del mundo: 7,9%. La inflación estaba a un 2% anual y el interés a un 3% anual. Los ahorros domésticos y fondos soberanos eran tan grandes que el Estado sudafricano no necesitaba pedir créditos a instituciones financieras internacionales para subsidiar la expansión económica. El periodista, militar y político británico Lord Deedes tuvo que reconocer que “mientras Sudáfrica creció para convertirse en el gigante económico del continente, los otros miembros de la Commonwealth se hundieron en la pobreza”. (Sudáfrica se salió de la Commonwealth en 1961 cuando se convirtió en República. Fue readmitida en 1994 tras el Apartheid).En 1987, había en Sudáfrica 4,8 millones de blancos y 18,2 millones de negros. A pesar de esto, los blancos pagaban el 77% de los impuestos, los negros el 15% y el presupuesto gubernamental se gastaba en los negros en un 56%. Durante el gobierno del Dr. Verwoerd, la calidad de vida de los negros ascendía un 5,4% al año y la de los blancos un 3,9%.

– En 1978, en pleno apogeo del Apartheid, Soweto (barrio obrero negro de Johanesburgo) tenía 115 campos de fútbol, 3 campos de Rugby, 4 pistas de atletismo, 11 campos de cricket, 2 campos de golf, 47 canchas de tenis, 7 piscinas construidas según especificaciones olímpicas, 5 boleras, 81 campos de netball, 39 parques infantiles e incontables salas civiles, clubs y cines. Había también en Soweto 300 iglesias, 365 escuelas, 2 escuelas técnicas, 8 clínicas, 63 guarderías, 11 oficinas de correos y su propio mercado de fruta y verdura. Había 2300 empresas que pertenecían a negros y 1000 compañías privadas de taxi. En 1978 había 50.000 propietarios de coches negros y el 3% de estos vehículos eran Mercedes-Benz. El barrio obrero de Soweto tenía más coches, taxis, escuelas, iglesias e instalaciones deportivas que la mayoría de países africanos independientes. Los negros de Sudáfrica tenían más vehículos privados que toda la población blanca de la URSS en la misma época

– En Sudáfrica había más millonarios y científicos negros que en el resto del mundo junto, incluyendo EEUU y el Caribe.

– Sudáfrica “oprimía” tanto a los negros que toda África subsahariana soñaba por inmigrar al país aunque fuera ilegalmente. Negros del continente entero inmigraban a través de Namibia y Mozambique.

– Hubo 80.000 asesinatos durante la era apartheid. El 95% fueron de negro contra negro. El ANC (actual partido gobernante) en particular asesinaba a todos sus compatriotas negros si estos no se unían a su causa (véase necklaces)

– A pesar del bloqueo comercial y petrolero impuesto por la comunidad internacional, Sudáfrica llevó al cabo el primer transplante de corazón humano de la historia, desarrolló su propio programa nuclear, montó un potente complejo militar-industrial (vehículos blindados, armas ligeras, helicópteros, misiles) y sintetizó petróleo artificialmente utilizando la misma técnica que la Alemania nacionalsocialista para superar el embargo petrolero. También era puntero en sanidad y biología. Era un país en buena medida autárquico y repleto de técnicos, trabajadores cualificados, militares, pilotos y científicos. Cabe destacar que los bóers son un pueblo que comenzó siendo una banda aislada de pastores, granjeros y cazadores holandeses nómadas a miles de kilómetros de su tierra y acosados constantemente por las tribus locales y por el Imperio Británico.

– Sudáfrica estaba gobernada por la Broederbond, una sociedad secreta religiosa.

Genocidio en la Sudafrica de Mandela
Esperanza de vida en Sudáfrica desde 1960 a 2007.

Causas del desmantelamiento del Apartheid

Genocidio en la Sudafrica de Mandela
Nelson Mandela y su esposa con Nicky Oppenheimer, empresario criptojudío, dueño de la compañía minera Anglo American.

El motivo de Londres, Washington y la ONU para decretar el boicot, el sabotaje, el bloqueo y el embargo a Sudáfrica no fue moral o racial, sino económico. Sudáfrica era un país proteccionista, intervencionista y anti-liberal, y a consecuencia, las enormes riquezas sudafricanas tendían a quedarse en Sudáfrica en vez de fluir hacia las arcas de la City de Londres y Wall Street. Los principales perjudicados por ello eran las compañías comerciales De Beers y la Anglo American Corporation, controladas por un judío llamado Harry Oppenheimer, agente de los Rothschild en Sudáfrica y heredero del proyecto de agentes del Imperio Británico como Cecil Rhodes Genocidio en la Sudafrica de Mandela y “Lord” Alfred Milner.

Genocidio en la Sudafrica de Mandela
Mandela con su amo David Rockefeller.

El Primer Ministro sudafricano Dr. Hendrik Verwoerd había encargado una investigación (el “Hoek Report”Genocidio en la Sudafrica de MandelaGenocidio en la Sudafrica de Mandela a los “monopolios de poder” en el país, poniendo bajo la lupa a los consorcios mineros internacionales y obligándoles a pagar su tributo a las arcas sudafricanas, por tanto impidiéndoles saquear el país como si de una colonia británica se tratase. “We shall oppose the power concentrations and monopolies which occur in our country and which constitute a real danger”. Una advertencia a la Anglo American Corp., a De Beers y al imperio Oppenheimer en general. En consecuencia, en 1966, el Dr. Verwoerd fue asesinado.

De la misma manera que la economía nacionalsocialista era un peligro para el sistema monetario internacional, el modelo sudafricano suponía el riesgo de inspirar a otros países africanos a seguir su ejemplo, especialmente Zimbabue y Namibia (donde había una muy importante colonia alemana, y donde el SWAPO, organización terrorista antiblanca, fue patrocinado por Henry Kissinger). El imperio Oppenheimer controlaba en buena parte la prensa sudafricana y los movimientos subversivos como el ANC, financiados desde Londres.

Genocidio en la Sudafrica de Mandela
Henry Kissinger, uno de los mayores arquitectos del Nuevo Orden Mundial, con Nelson Mandela.

Gracias a su tecnología, armamento y mercenarios, Sudáfrica tenía una magnífica esfera de influencia en todo el continente, un pequeño imperio que molestaba seriamente a Reino Unido, Francia y Estados Unidos.

Activistas comunistas anti-Apartheid

– Albie Sachs (supremacista judío)

– Joe Slovo (supremacista judío)

– Nadine Gordimer (supremacista judía)

– Dennis Goldberg (supremacista judío)

– Harry Schwarz (supremacista judío)

– Helen Suzman (supremacista judía)

– Arthur Chaskalson (supremacista judío)

– Ruth First (supremacista judía, esposa de Joe Slovo)

– Rowley Israel Arenstein (supremacista judío)

– Arthur Goldreich (supremacista judío)

– Raymond Sorrel Suttner (supremacista judío)

– Ronald Kasrils (supremacista judío)

Cecil John Rodhes fue un empresario, colonizador y político británico. Gran defensor del imperialismo británico, fundó el país que a su muerte llevaría su nombre: Rodesia, cuyo territorio está actualmente dividido entre Zambia y Zimbabue. Fue también fundador de la influyente Fundación Rodhes y la compañía de diamantes De Beers, que en la actualidad controlada el 60& del mercao de diamantes en bruto del mundo y que en un tiempo llegó a comercializar el 90%. Como títere de los Rothschild, jugó un papel decisivo en la modelación de Sudáfrica y en el poder económico del Imperio Británico.

Genocidio en la Sudafrica de Mandela
Cecil Rhodes

Cecil Rhodes fue un ferviente imperialista y creyente en la “misión divina universal de la raza anglosajona”. Consideraba que los norteamericanos, británicos y alemanes estaban destinados a dominar el globo en una alianza “anglo-teutónica”, y que los ingleses en particular debían formar un imperio mercantil de emprendedores en el corazón de África para proporcionar salida a su exceso de población, según Rhodes, para evitar que algún día estalle una guerra civil en la metrópoli. Rhodes dijo una vez:

“Mi principal objetivo en la vida es ser útil a mi país. Si Dios tiene un Plan, hay que saber primero cuál es la raza que Dios ha escogido como Divino Instrumento para su Plan. Incuestionablemente, esa raza es la blanca. Dentro de la raza blanca, el hombre angloparlante, sea británico, americano, australiano o sudafricano, ha demostrado ser el mejor instrumento del Plan Divino para desarrollar la Justicia, la Libertad y la Paz en la más amplia extensión posible del planeta. Por eso, yo dedicaré el resto de mi vida a los propósitos de Dios y le ayudaré a lograr que el mundo sea inglés. ”

Miembro de la logia masónica de la Universidad Apolo, nunca fue un masón muy convencido; probablemente apreciaba las perspectivas de ascenso social y contactos influyentes que la logia le brindaba, pero en su interior siempre ambicionaba formar su propia sociedad secreta, cosa que logró con la ayuda del judío Alfred Beit y de Lord Nathan “Natty” Mayer Rothschild, 1.er Baron Rothschild, (amigo del masón Lord Randolph Churchill quien fuera padre del que sería primer ministro Winston Churchill), y principal financiador del proyecto imperialista de Cecil Rhodes en África.

ACCIONES ANTIBLANCAS EN LA ERA POST-APARTHEID

Genocidio en la Sudafrica de Mandela
Turba de negros pidiendo la muerte de los granjeros blancos bajo el lema “¡mata al bóer, mata al granjero!”.

Desde la caída del Apartheid y la toma del poder del Congreso Nacional Africano en 1994, más de 38.000 personas de raza blanca han sido torturadas, violadas y asesinadas en Sudáfrica, además de la confiscación de sus propiedades y negarles puestos clave en el gobierno. Esta situación no recibe cobertura mediática y los medios de comunicación internacionales silencian o minimizan las atrocidades cometidas contra la población blanca.La tasa de homicidios contra los bóers se ha elevado últimamente a 16,259 por año, es decir, 45 homicidios diarios.

La alarmante ola de criminalidad (50.000 homicidios por año incluyéndose negros contra negros), proporcionalmente, 8 veces más que en Estados Unidos) y la nueva legislación creada por elANC, que prohíbe a los blancos ocupar numerosos puestos de trabajo, ahora reservados a losnegros, están empujando a miles de blancos a abandonar el país. Desde el fin del Apartheid en 1994 hasta la actualidad ya han emigrado casi un millón de blancos. Los altos índices de delincuencia y la creciente sensación de que el ANC no ha sabido gobernar bien el estado, no hacen más que agravar la incertidumbre.

Desde 1994, unos 850.000 sudafricanos blancos (un 16% del total) han emigrado, sobre todo a Reino Unido y Australia ante el incremento de la inseguridad y de las medidas de discriminación antiblanca por parte del gobierno.

El número de la población eurodescendiente se ha reducido a la mitad. Las propiedades de los blancos se han reducido un 33% al serles confiscadas sus tierras para entregárselas a la población negra. En la actualidad esas tierras han dejado de ser productivas.

Entre los negros existe una canción antiblanca llamada “Dispara al bóer” que contiene frases como “¡mata al bóer!, ¡mata al granjero!” y que clama a la muerte de los granjeros blancos sudafricanos (Nelson Mandela, Jacob Zuma y Julius Malema han cantado en público la canción, la cual se cree que incitó al asesinato de Eugène Terre’Blanche el 3 de abril de 2010). La situación fue comparada con la generada por Peter Mokaba a principios de los ’90, al cantar una canción que titulaba “Mata al bóer” y que fue definida como “discurso de odio” por la Comisión para los Derechos Humanos sudafricana. Diversos partidos opositores han urgido a Malema a dejar de cantar esa canción antiblanca. En la misma conferencia de prensa cantó otra canción acerca de “dar palizas a granjeros blancos”. Mandela nunca condenó públicamente la matanza contra los blancos.