Facebook Twitter RSS Reset

Fuerte mensaje de Guillermo al vestuario de Boca

Fuerte mensaje de Guillermo al vestuario de Boca



Fuerte mensaje de Guillermo al vestuario de Boca


La cara de Guillermo Barros Schelotto no habló. Ni siquiera emitió sonido. Pero dijo mucho. Con la mirada cabizbaja, con el seño fruncido y con un tono de voz que no destiló optimismo, la imagen del técnico de Boca estuvo a la par de la que dejó su equipo. Hubo preocupación y desilusión porque, pese a que pensó un partido con mayoría de suplentes, el técnico había imaginado otra respuesta de parte de su plantel. No la encontró. Y así se despidió del torneo y tachó muy rápido una de las opciones para clasificarse a la Libertadores de 2017. “Jugamos mal. Y cuando jugás mal, perdés. Sea como esta noche ante Tigre o con cualquier rival. Todos los partidos y todos los entrenamientos son para sacar conclusiones y para después definir el futuro inmediato y a largo plazo”, analizó Barros Schelotto, con una mirada autocrítica para afuera y con un fuerte mensaje para adentro de cara al nivel de los jugadores de aquí a junio.