Facebook Twitter RSS Reset

Flaco y Goleador, El mejor 9 del Planeta, El Pipita

La dieta que ayudó a Higuaín a ser otra vez un goleador implacable





El mejor 9 del mundo   

Flaco y Goleador, El mejor 9 del Planeta, El Pipita Foto: EFE  El argentino Gonzalo Higuaín nunca podrá olvidar los peores 12 meses de su carrera, entre julio de 2014 y 2015. Ese fue el tiempo que pasó desde su clamoroso fallo en el mano a mano frente a Manuel Neuer, en la final del Mundial de Brasil, hasta el penal que mandó a las nubes del cielo de Santiago, en la final de la Copa América de Chile.

En el medio también fue protagonista de una temporada para el olvido junto a su equipo, el Napoli, que concluyó con una derrota en el último partido de la liga frente al Lazio, duelo en el que se decidió el último cupo de clasificación a la Liga de Campeones.

Pese a anotar dos goles, Higuaín desperdició un penal con el marcador 2-2 y el equipo romano terminó ganando 4-2 el partido.

Señalado por los aficionados de su club y de su país, el delantero tomó una decisión para cambiar radicalmente su fortuna: modificar su dieta.

Messi como guía

“Como muy poca carne roja, un montón de pescado y marisco, he eliminado el azúcar (lo he reemplazado por miel) y la fruta. Lo he hecho para cuidarme, me siento mucho mejor. Perdí 4 kilos”, contó Higuaín en una entrevista con Olé.

¿El resultado? 21 goles en 21 partidos en la liga italiana, máximo artillero del fútbol europeo y campeón de invierno con el Napoli, “título honorífico” que el club del sur de Italia conquistó por primera vez desde la temporada 1989-1990.

Ese año, liderado por Diego Armando Maradona, el Napoli logró su segundo, y hasta ahora último, scudetto de su historia.

La transformación de Higuaín tiene su origen en el doctor Giuliano Poser, médico deportivo especializado en alimentación y kinesiología que atiende en un pequeño pueblo del norte de Italia.

Allí, en Sacile, el doctor Poser ha recibido en su consulta a otros futbolistas argentinos como Martín Demichelis, Sergio Agüero y el propio Lionel Messi.

Muchos analistas consideran que el quinto Balón de Oro que conquistó la estrella del Barcelona, tras observar como Cristiano Ronaldo lo superaba en 2013 y 2014, se debió al cambio que sufrió en su físico, logrado tras seguir las recomendaciones del doctor Poser.

El médico italiano basa su trabajo en un sistema que mide la reacción muscular a determinados alimentos.

Javier Guerrero, responsable de planificación nutricional del Instituto de Nutrición Deportiva, IND, en España, explica que la metodología utilizada por el doctor Poser o la que él aplica para los atletas profesionales que atiende no tiene ninguna fórmula mágica ni se basa en un alimento en específico.

“Simplemente se trata de entender, en este caso el futbolista, cómo funciona por dentro y, sobre todo, saber qué exigencia tiene, tanto por el entrenamiento como por su entorno social y de vida”.

Para Guerrero se debe comenzar por entender que “cuando se hace deporte se está robando una serie de recursos al cuerpo y se tienen que devolver con la alimentación y el descanso”.

A partir de allí se abren “un montón de procesos súper complicados que hay que ir midiendo poco a poco. Es por eso que hay que valorar el conjunto ya que es muy difícil decir que un jugador está rindiendo de una determinada manera gracias a un sólo tipo de comida”.

En referencia a la reducción de la carne roja a la que hizo mención Higuaín, el nutricionista español considera que “el problema no es comer ese tipo de carnes, sino el hábito de cómo se comen”.

“Si decides comer un asado argentino de 5.000 calorías a la semana no va a pasar nada, pero si lo haces cada vez que finaliza un entrenamiento ahí es cuando se van a producir desajustes en tu cuerpo”.

Para Guerrero no está siendo sorpresa que el delantero del Napoli haya mejorado tanto su rendimiento tras perder cuatro kilogramos. “Uno o dos kilogramos pueden marcar mucha diferencia en un futbolista, que tiene que estar haciendo constantemente cambios de ritmo y se enfrenta a muchos desniveles en un juego”.

Pero perder peso no es suficiente. Al mismo tiempo que se reducen los kilos también se debe potenciar la capacidad física del deportista. “Lo que hacemos es trabajar con modelos matemáticos, porque lo que tu comes tienen un patrón de consumo, tiene unas calorías y luego esas calorías se pueden aportar de diferentes formas: por hidratos de carbono, por grasa, por proteínas, etc”.

“Depende de cómo ajustes todos esos nutrientes y todos esos números lo que le va a permitir al deportista rendir”.

Alimentos adecuados

A lo que se refiere el encargado del Instituto de Nutrición Deportiva en España es a la arquitectura nutricional de cada persona. “No hay alimentos buenos o malos, lo que se deben encontrar los adecuados para cada uno”.

“Hoy ya trabajamos con la telemetría en cuanto a valores nutricionales, en los que se llegan a medir entre 40 y 50 indicadores relativos a lo que se come, cómo aumenta la temperatura corporal, metabolitos en orina, tema de pérdida de peso o estados de hidratación”, explicó Guerrero.

“Hay montón de cosas que realmente influyen en el rendimiento y que dependen directamente de lo que come, bebe y cómo descansa”.

“Lo que hay que ir entendiendo poco a poco es cómo se le da de comer al deportista y cómo me va rindiendo mejor o peor. No se trata simplemente de un plato de pasta antes del partido”.

En el caso de Higuaín parece evidente que se encontró una fórmula ideal para él y que lo ha convertido en la sensación del fútbol italiano.

Gracias a sus goles, y a la ilusión de Napolés, su entrenador ya lo calificó como “el mejor delantero del mundo”.

Y uno de sus principales rivales de cara al scudetto, el técnico del Inter, Roberto Mancini, reconoció que “Higuaín en Italia es como Messi en el resto del mundo. Le está dando algo al Napoli que los otros equipos no tienen”..

No comments yet.

Leave a Comment