Facebook Twitter RSS Reset

Fisico cordobes y viajes en el tiempo

Horacio Pastawski, el físico cordobés que asegura haber logrado retroceder el tiempo

Fisico cordobes y viajes en el tiempo

Es docente, investigador del Conicet y físico especializado en mecánica cuántica. Tras años de pruebas, logró volver el tiempo atrás a escala microscópica. El viernes 30 brindará una conferencia en TEDx Córdoba para contar la experiencia.

Parece ciencia ficción pero no lo es. Horacio Pastawski verdaderamente logró lo que en los ’80 Steven Spielberg sólo imaginaba: jugar con el tiempo, moverlo, hacerlo ir hacia atrás o hacia adelante.

Tras años de estudios y experimentos en su laboratorio, este físico cordobés demostró que, a nivel microscópico, la línea de tiempo presente en cada átomo, partícula u objeto, a veces carece de sentido. Es decir, que el tiempo es reversible a este nivel, ya que no se puede distinguir si corre hacia delante o hacia atrás.

Pero ojo, porque el sueño que teníamos cuando vimos por primera vez “Volver al Futuro”, lejos está de cumplirse. Es que el experimento de Pastawski también parece demostrar que el tiempo jamás va a ser totalmente reversible a nivel macroscópico, es decir que los seres humanos nunca vamos a poder rejuvenecer, sólo nuestras moléculas.

Doble prueba

Horacio desafió las Leyes Fundamentales de la Física y cuestionó a autores que tildaban de imposible el rejuvenecimiento, tanto a nivel microscópico como a nivel macro. Es que muchos eran tan pesimistas respecto del paso indefectible del tiempo que ni siquiera soñaban con la posibilidad de manejarlo.

Controlando ciertas variables, con paciencia y observando muy, muy de cerca, Horacio pudo ver cómo el tiempo carecía de dirección a nivel microscópico. “Es como cuando mirás en video el choque de dos bolas de billar o la rotación del bolillero de una lotería. No podrías distinguir si se lo proyecta en directo o en reverso, si el tiempo va para adelante o para atrás…”, cuenta a LA MAÑANA y agrega: “La mecánica cuántica abre aún más el juego, admitiendo que las partículas estén en dos lugares al mismo tiempo o en dos estados posibles. Si se tratara de un gato, estaría vivo y muerto al mismo tiempo”.



El experimento

En el Laboratorio Nacional de Investigación y Servicios de Resonancia Magnética en Sólidos del Conicet y la UNC, el equipo de Pastawski manipuló núcleos atómicos en cristales, generando una especie de “mancha” formada por ondas magnéticas. Esa mancha se dispersó por el cristal en acuerdo con la Mecánica Cuántica -como una gota de tinta se diluye en el agua- cambiando las propiedades magnéticas de éste. Luego, aplicó una sucesión de impulsos electromagnéticos conocido como “diablillo de Loschmidt” que logró revertir este proceso: las ondas magnéticas regresaron en el sentido inverso hasta reconcentrarse en el punto donde fueron creadas y los átomos volvieron a su estado inicial. Una verdadera “Máquina del Tiempo” que actuó en milésimas de segundo.

Filosofía de la física

El descubrimiento de Pastawski, conocido a nivel internacional como “Eco de Loschmidt”, muestra además lo que sería una faceta de la física que pocos profesionales del área se animan a admitir: la carencia de la posibilidad de controlar absolutamente todo.

“Siempre ha habido una discusión dentro de la física de que hasta qué punto se pueden controlar las cosas, el Universo. Y muchos físicos y tecnólogos se han creído con un poder casi ilimitado, sobre todo en el laboratorio donde, controlando ciertas variables, podés manejar causas y efectos”, cuenta Pastawski, en su oficina de Famaf.

Pero asegura además: “Cuando intentás a manipular la naturaleza, ves que hay cosas que son difíciles de explicar, y aparecen resultados absolutamente sorprendentes”. Y aquí remata: “El Eco de Loschmidt demuestra que en cada sistema hay un umbral de tiempo después del cual dejamos de controlarlo, es decir que existe una limitación natural. Cuanto más se lo deja “envejecer”, el rejuvenecimiento -la vuelta al estado inicial- es más imperfecto”.

No comments yet.

Leave a Comment