Facebook Twitter RSS Reset

Fernet: hay vida más allá de la coca

Fernet: hay vida más allá de la coca

Codiciado mundialmente, el amargo de hierbas tiene otras versiones al de su mezcla con la gaseosa

Por Andy Cohen

La frase cae de la boca de Alfred, con cierta tisteza nostálgica. “En Florencia, en la rivera del Arno, hay un café. Yo acostumbraba ir ahí y ordenar Fernet Branca”, dice. “Tenía la fantasía de verlo a usted con una esposa, tal vez un par de hijos”, admite. Ese Alfred es, claro, Michael Caine, y se dirige a Christian “Bruce” Bale, en una icónica escena de The Dark Night (2008), la misma que luego se repite, ya con tono definitivo, en la tercera parte de la saga dirigida por Christopher Nolan.

¿Fernet? Sí, claro, fernet. Y no es casual que Nolan eligiese esta bebida. Digámoslo: Nolan no es ningún ingenuo, y cada detalle de su película más exitosa tiene su razón de ser. En este caso, además del PNT, quizás se trate de un guiño. Un mensaje dirigido a ese pequeño grupo de entendidos que logró convertir un oscuro brebaje italiano en uno de los hits de las mejores barras del mundo.

Fernet: hay vida más allá de la coca

Todo comenzó hace una década en San Francisco, cuna de grandes cócteles, donde los bartenders hicieron de esta mezcla de hierbas y alcohol su bebida predilecta. Pronto, en los medios de Estados Unidos lo llamaron “The Bitter Blood of San Francisco”, la sangre amarga de aquella ciudad. Pero lo que comenzó como un producto de nicho, con toda su gestualidad esnob, se extendió al resto del país y de allí a las barras del mundo. Hoy, el fernet es protagonista de mezclas deliciosas en barras de Londres, París y Moscú.



Y en casa, ¿cómo andamos?

A veces, es necesario tomar distancia. Alejarse para comprender así un fenómeno que, por cercanía, nos cuesta ver. El fernet, que en otros países es considerado una bebida de muy alta calidad (y también de alto precio: US$ 30 la botella), es para los argentinos parte de un paisaje cotidiano. De hecho, contamos en el país con el mayor consumo per cápita de fernet en el mundo, siendo la categoría de bebida alcohólica que más creció en la última década. Por algo, la Argentina es el único país, aparte de Italia, donde se produce Fernet Branca. Y también es nuestro país donde nacieron múltiples marcas para competir en este codiciado mercado, desde el exitoso Fernet 1882 (de los cordobeses Porta Hermanos) hasta el recién llegado Nero 53. Pero más allá de los números, que son contundentes, lo cierto es que el consumo de fernet a nivel nacional tiene una única variante: con Coca Cola. Una combinación dulce y popular que no hace justicia a los múltiples sabores de esta bebida. “Acá, el fernet perdió identidad a lo largo del tiempo. Pero si nos ponemos a detallar todas sus propiedades, nos vamos a encontrar con un producto muy complejo y aromático. A un cóctel le puede aportar una combinación de hierbas y especias única”, explica Seba García, uno de los más reconocidos bartenders actuales, a cargo de la barra de The Harrison Speakeasy. Y agrega: “Fue necesario que viéramos cómo en San Francisco se consume fernet de otra manera para que abriéramos los ojos, entendiendo que es un producto versátil, que podemos mixear con lo que nos guste”.

Hoy la Argentina tiene una deuda con el fernet, pero también una oportunidad para marcar un rumbo. Es muy difícil que nuestro país les enseñe a otros cómo mezclar un whisky o un gin. Pero sí estamos en condiciones de crear una coctelería propia y original, partiendo de un producto que conocemos como nadie más en el mundo. El fernet está ahí esperando. Y cada vez más bares y bartenders se animan a usarlo.



UNA HISTORIA, TRES NUEVOS TRAGOS

Conde Niccolò (por Seba García):

El nombre de este cóctel remite al Conde Niccolò Branca, parte de la familia fundadora de esta empresa, que a finales de 2014 estuvo de visita en la Argentina.

60 ml de fernet

2 monedas de jengibre

30 ml de jugo de lima

30 ml de almíbar de canela y especias

Machacar el jengibre con el almíbar en una coctelera. Agregar el resto de los ingredientes y abundante hielo. Agitar con fuerza y colar en una copa coupe (copa de estilo vintage similar a las que se usaban para la sidra; se puede reemplazar por una copa cóctel).



Hanky Panky (por Ada Coleman)

En la década del veinte, Ada Coleman fue la jefa de barra del emblemático American Bar, en el hotel The Savoy de Londres. Y allí creó esta receta que, en los últimos dos años, fue rescatada y revalorizada por los mejores bares del mundo.

45 ml de dry gin

45 ml de vermú rosso

2 dashes de fernet

Colocar todos los ingredientes en un vaso de composición con abundante hielo entero. Refrescar con cuchara larga hasta que esté bien frío. Colar en una copa cóctel previamente enfriada. Perfumar y decorar con una piel de naranja.

Industry Sour (por Ted Kilgore)

“Inventé esta receta para una persona de la industria (gastronómica). Pensé qué pasaría si juntara mis bebidas favoritas en una copa”, explicó Ted Kilgore, del bar Taste, en St. Louis. El licor de hierbas Chartreuse se une a las hierbas del fernet, y logran un asombroso equilibrio.

30 ml de fernet

30 ml de Chartreuse verde

30 ml de jugo de lima

30 ml de almíbar

Colocar todos los ingredientes en una coctelera con abundante hielo. Agitar con fuerza y colar en una copa cóctel previamente refrescada.

¿Y ahora, qué haría Alfred?

Fernet: hay vida más allá de la coca

Fernet: hay vida más allá de la coca

Fernet: hay vida más allá de la coca

POST APROBADO POR JENNIFER CONNELLY


Fernet: hay vida más allá de la coca


La vimos Fernet: hay vida más allá de la coca en películas como:

6. Requiem for a Dream

5. The Hot Spot

4. Mulholland Falls

3. Inventing the Abbots

2. Higher Learning:;

1. Waking the Dead

Fernet: hay vida más allá de la coca

SOÑA CON COSAS BUENAS

Fernet: hay vida más allá de la coca

FIN DEL POST

No comments yet.

Leave a Comment