Facebook Twitter RSS Reset

Feminazis quieren vagón exclusivo para mujeres en el Subte

Hay que poner vagones exclusivos para mujeres en el subte porteño?

Se abrió el debate

Ante los abusos, en la Legislatura hay un proyecto para colocar coches sólo para ellas. Funcionarían en horas pico, de 7 a 10 y de 17 a 19. Qué dicen los pasajeros. Dejá tu opinión.

Feminazis quieren vagón exclusivo para mujeres en el Subte

Las mujeres sufren situaciones de acoso o abuso en distintos ámbitos. Y hay pervertidos que aprovechan las aglomeraciones que se dan en las horas pico en el subte para molestar y atacar. En ciudades grandes de varios países con problemas por estas cuestiones, funcionan vagones exclusivos para mujeres. Y en Buenos Aires, en la Legislatura porteña se presentó un proyecto para concretar la medida. Enseguida surgió el debate: ¿Se puede implementar la medida aquí y servirá para combatir los casos?

Antes de dar la discusión, hay que ver de qué se trata la medida. Propone que las mujeres que quieran, podrán usar los vagones exclusivos en las horas pico, de lunes a viernes de 7 a 10 y de 17 a 19. Esos coches estarán identificados “de forma clara y visible” y “se informará sobre su existencia en todas las estaciones”, dice el texto, impulsado por la legisladora Graciela Ocaña. También permite a las mujeres viajar con chicos de hasta 13 años.

Consciente del debate que se abre, la propia legisladora expresó: “Si bien todos, hombres y mujeres, tenemos derecho a viajar de forma segura en el transporte público, y que son absolutamente repudiables las agresiones perpetradas, la gravedad de la situación requiere tomar medidas drásticas que otorguen mayor comodidad y seguridad a las pasajeras mujeres, priorizando su bienestar”.

Los vagones exclusivos para mujeres en el subte ya funcionan en ciudades de Brasil, México, Egipto, Malasia, Tailandia, India, Rusia y Japón. Allí, en muchos casos, fue bien recibida por las pasajeras, quienes dijeron sentirse más seguras, consigna el proyecto. Destaca que en México, a partir de la aplicación de la exclusividad de vagones para mujeres, “las denuncias por abuso sexual se redujeron en un 26 por ciento”.

Rossana Reguillo, coordinadora del Programa de Investigación en Estudios Socioculturales del Instituto Tecnológico de Guadalajara, señaló que la propuesta “no lleva a una segregación por sexo sino que justamente ayuda a visibilizar el problema y otorga mayor seguridad y confort a las mujeres a la hora de viajar”.

¿Qué dicen los pasajeros en Buenos Aires? Muchos la apoyaron, pero otros dijeron que no solucionaría el problema de fondo, ya que habría que trabajar en la educación y concientización sobre la temática.

Sonia, una pasajera que esperaba enla estación Leandro Alem de la línea B, dijo a la agencia Télam que la idea “la solución no es hacer un vagón solo para mujeres, hay hombres decentes y que respetan y otros que no, es cuestión de educación, de trabajar estos temas en la escuela, de además de respetar a las mujeres, respetar a todos”.

“A veces querés bajar y no te dejan porque quieren subir, tenés que decirle a la gente que les ceda el asiento a alguien con un nene en brazos, te empujan, te hablan mal y son tanto mujeres como hombres”, dijo Sonia, de 32 años, que viaja todos los días.

Julia, otra usuaria de 35 años, aseguró: “No soluciona nada esta medida, es una cuestión de educación, de conciencia, hay que generar un cambio en la sociedad, no creo que se gane nada no dejando entrar a los hombres a un vagón. Viajo todos los días a trabajar hasta la estación Dorrego y la verdad que a pesar de las mejoras en el subte se sigue viajando mal, vamos apretados, tenés que estar en alerta por los abusos pero también por los robos”.

Rubén de 38 años, que viaja en las líneas B y H, opinó: “Hay que poner algún control para evitar estos casos, no me parece que la mejor idea sea que sólo puedan viajar mujeres. Tal vez los casos de manoseo se evitan pero es un tema que hay que trabajar de a poco”.

“Tuve un inconveniente con un hombre que se me tiraba encima, el subte estaba muy lleno y trataba de correrme y se corría conmigo, me acuerdo que la pase muy mal”, declaró Diana, otra pasajera de 22 años. “El hombre era un pervertido y no va a dejar de serlo por viajar en otro vagón”.

No comments yet.

Leave a Comment