Facebook Twitter RSS Reset

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Ellen nació en Markham, Ontario, Canadá.

Para ella la escultura siempre ha tenido que ver con la vida: narrativas biológicas, emociones, movimiento, equilibrio y observaciones sobre las sutilezas y oberturas de la vida. Su estética abarca desde el hiperrealismo hasta lo surrealista, la fantasía y lo grotesco. El proceso creativo de Ellen es auténticamente suyo. Disfruta haciendo y pergeñando originales combinaciones de materiales que encajen con sus necesidades. Siempre ha trabajado bajo el principio de que los materiales deben estar de acuerdo con su visión, en lugar de confinar su visión a los límites del material. De esta manera produce esculturas con técnicas mixtas que alcanzan una calidad extraordinaria.

Fauna surrealista de Ellen Jewett

En 2007 Ellen completó su educación superior con honores en la Universidad McMaster de Bellas Artes, Artes biológicas y Antropológicas. Dedicó todos sus esfuerzos y se convirtió en una artista de estudio a tiempo completo sin dejar pasar un segundo. Amante de los mecanismos tanto del arte como de la naturaleza, Ellen continuó complementando sus conocimientos con cursos profesionales y aprendizajes.

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Cada escultura está hecha a mano y pintada utilizando como únicas herramientas sus dedos y un pincel. Como consecuencia de este proceso proceso primordial, cada creación es completamente única y producida de forma fluida e intuitiva. El proceso comienza con una armazón de metal hecha a mano sobre la cual esculpe con arcilla ligera. La pintura es acrílico con pigmentos oleosos y minerales, y los ojos incrustados son de vidrio. Cuando la pieza está completa, es esmaltada para intensificar la fuerza y el color.

Fauna surrealista de Ellen Jewett
«Aunque pueda sonar a cliché, mi inspiración es la naturaleza. No una idea de la naturaleza, ni un pequeño fondo de pantalla en el escritorio, sino una visceral relación vivencial. Considero las plantas y animales, aquellos que he experimentado y conocido personalmente, como mis musas. En segundo lugar podrían estar mis intereses académicos, como la antropología, biología, la rica interacción de las relaciones humanas con los demás seres. Encuentro todos los tópicos relacionados con esto infinitamente interesantes.»

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Fauna surrealista de Ellen Jewett

Otros post que podrían interesarte:

  • Denis Forkas: Surrealismo oscuro desde Rusia

Fauna surrealista de Ellen Jewett 

  • Jacek Malczewski 1854-1929: Simbolismo y la joven Polonia.

Fauna surrealista de Ellen Jewett 

  • El mundo de Tolkien por los hermanos Hildebrandt

Fauna surrealista de Ellen Jewett

  • El romanticismo negro de Goya a Max-Ernst

Fauna surrealista de Ellen Jewett

No comments yet.

Leave a Comment