Facebook Twitter RSS Reset

Falacias y mentiras de los comunistas sobre y en Chile.

En las últimas décadas, sobre todo en los recientes años, el mundo ha experimentado una revolución de la información, en base a la también revolución tecnológica. Por lo que el costo de informarse se ha reducido enormemente, como bien sabe perfectamente el común de la gente.

Lamentablemente, en esta masiva revuelta de la información, muchos de aquellos que luchan por lograr una preferencia en todo aquello que divulgan, en un mar en demasía extenso de información, lo logran a punta de afirmaciones falsas, infundadas, con nulo filtro editorial y erróneas. Es así como los comunistas y anarquistas, han logrado divulgar afirmaciones, que hoy por hoy ya son consideradas verdades e informaciones veraces, siendo en realidad totalmente falsas, erradas y malintencionadas.

Y ese es el resumen de la turbia estrategia con las cuales los comunistas han logrado recuperar el poder (el socialismo es la etapa previa al comunismo, así como posterior a la revolución o obtención del poder por vía democrática (Vía Chilena al Socialismo)), gracias a que el pueblo creyó ciegamente en mentiras sobre nuestro querido y hasta ahora poderoso Chile y un sistema natural (capitalismo).

A continuación una muestra de las muchas falacias utilizadas con propósitos siniestros por parte de los comunistas sobre Chile y en el mismo:

“Capitalismo es dictadura, Comunismo (Socialismo) es democracia”:

Es la falacia, que desde el punto de vista mundial e histórico, es la más ridícula, que además es ampliamente aceptada por el chileno medio. Es sabido que todo país en la etapa comunista (la etapa final de la revolución) es gobernado por una dictadura no reconocida por su propio pueblo, al este creer que es democrática y lo mejor, porque el gobernante es algo así como el salvador del mundo (como paso en la Unión Soviética y Vietnam del Norte, y pasa en Cuba, China y Corea del Norte), y que su vivir como pueblo es envidiable (siendo que su calidad de vida y libertades como ciudadanos son paupérrimos a todas luces, por lo que aquellos estados están obligados a censurar la “lujosa” vida capitalista). Todo esto mientras el máximo exponente del capitalismo, USA (quien les guste o no, tiene un PIB más grande que cualquier otro, el doble de China, y que se mantendrá en este puesto según opiniones expertas recientes indefinidamente) ha gozado siempre de la democracia en su estado máximo.

“Chile es el país más desigual del mundo”:

Sin dejar de reconocer que los niveles de desigualdad en Chile son altos (mucho más altos que los de USA), esa afirmación es totalmente falsa. Las comparaciones internacionales muestran a Chile con niveles de desigualdad medidos por el índice GINI o por el incide 20/20, que son superiores a los países desarrollados, pero que están muy lejos de ser los más altos del mundo (tales como los niveles de Corea del Norte y Cuba). De hecho, Chile, en términos de desigualdad, está en el promedio de los países de América Latina.

“La economía de libre mercado hace más ricos a los ricos y más pobres a los pobres”:

Dicha afirmación no se condice con la realidad que muestra qué porcentaje de chilenos que viven bajo la línea de pobreza ha caído desde un 45% a principios de los años 90, a menos de un 15% en la actualidad (en las últimas décadas Chile ha destacado como uno de los países con mercado más libres del mundo, aunque en menor medida que USA). Tampoco es consistente con la simple observación de que gracias al crecimiento económico de los últimos años (sobre todo los últimos 4), cientos de miles de chilenos que no tenían empleo, hoy cuentan con una fuente laboral y de ingresos estable. La evidencia respecto de la falsedad de dicha afirmación es mucha y muy contundente, pero sólo un dato adicional; de acuerdo con cálculos hechos por Sergio Urzúa, investigador del CEP, en los últimos 20 años, el aumento porcentual de los ingresos del 1% más pobre de los chilenos prácticamente ha duplicado el aumento porcentual del 1% más rico de la población.



“Las empresas chilenas pagan pocos impuestos”:

Lo cierto es que de acuerdo con mediciones de la Ocde, el Estado chileno recauda más impuestos de las empresas que la mayoría de los países desarrollados. Lo que ocurre es que si bien las tasas de impuestos en Chile son relativamente bajas, también son bajas las exenciones de impuestos a las empresas. De manera que Chile con su 20% de impuesto a las empresas termina recaudando más que muchas economías que tienen tasas cercanas al 30%, pero que luego permiten a las empresas múltiples deducciones que terminan reduciendo la tasa efectivamente pagada.

“Las bajas pensiones son producto de la mala gestión de las AFP y de los altos costos de administración que ellas cobran”:

Lo cierto es que un estudio comparativo, realizado por la Ocde, ubica la rentabilidad de los fondos de pensiones chilenos en el período 2001-2010 como la más alta de todos los países analizados. En cuanto al costo, el estudio publicado recientemente muestra que las comisiones pagadas por los trabajadores chilenos a las AFP están por debajo de la media de los países analizados. Son tales estos datos, que el mismo USA planea incorporar un símil del sistema de pensiones criollo y heredado de la dictadura.

“El apellido y los contactos son las razones que explicaban el éxito de las personas, no el mérito”:

Aquello contradice los resultados de la encuesta UC-Bicentenario, en que casi la mitad de los encuestados señala que un joven talentoso, pero sin recursos, tiene una muy alta chance de entrar a la universidad. También no se condicen con los numerosos estudios que muestran que en Chile el factor clave que explica las diferencias de ingreso entre los chilenos es la cantidad y calidad de la educación recibida y no los apellidos o los contactos. En una economía competitiva como la chilena, si las empresas contratan por recomendaciones y no por mérito están expuestas a ser devoradas por sus competidores.

Podría seguir enumerando numerosas consignas, pero como escribí, esto es solo una muestra. Lo que se deduce es que los izquierdistas con tal obtener poder, aclaman visiones, que al no encajar con los datos objetivos, se alzan en dezmero de la realidad.

Posdata: Habrán los ojos estimados, no caigan en la ignorancia total de la realidad y en el proceso de “comunización” que está a exportas de su comienzo.

Advierto que no quiero que me vengan con que “El comunismo no existe en Chile”, existe, solo que no se puede implementar rápidamente y los actos que han logrado los representantes (ni comparables a la de lideres comunistas en países comunistas) no condice con las expectativas del izquierdista promedio.

Falacias y mentiras de los comunistas sobre y en Chile.

Falacias y mentiras de los comunistas sobre y en Chile.

No comments yet.

Leave a Comment