Facebook Twitter RSS Reset

Fabula la pastorcita

Pastorcita perdió sus ovejas

¡y quién sabe por dónde andarán!

-No te enfades, que oyeron tus quejas

y ellas mismas bien pronto vendrán.

Y no vendrán solas, que traerán sus colas,

Y ovejas y colas gran fiesta darán.

Pastorcita se queda dormida,

Y soñando las oye balar.

Se despierta y las llama enseguida,

Y engañada se tiende a llorar.

No llores, pastora, que niña que llora

Bien pronto la oímos reír y cantar.

Levantóse contenta, esperando

Que ha de verlas bien presto quizás;

Y las vio; mas dio un grito observando

Que dejaron las colas detrás.

Ay mis ovejitas ¡pobres raboncitas!

¿dónde están mis colas? ¿no las veré más?

Pero andando con todo el rebaño

Otro grito una tarde soltó,

Cuando un gajo de un viejo castaño

Cargadito de colas halló.

Secándose al viento, dos, tres, hasta ciento,

Allí unas tras otra ¡colgadas las vio!

Dio un suspiro y un golpe en la frente,

Y ensayó cuanto pudo inventar,

Miel, costura, variado ingrediente,

Para tanto rabón remendar;

Buscó la colita de cada ovejita

Y al verlas como antes se puso a bailar.

No comments yet.

Leave a Comment