Facebook Twitter RSS Reset

Fabricantes de PC ofrecen bajar un 20%

La administración de Macri está decidido a bajar el arancel de importación de las computadoras, especialmente de las notebooks, para abaratar los precios

Fabricantes de PC ofrecen bajar un 20%

Las ensambladores locales de computadoras llevaron el jueves al Ministerio de Producción una propuesta, por escrito, para intentar convencer al gobierno nacional de que no es necesario abrir la importación para forzar una baja de los precios de la tecnología en la Argentina.

El plan de los fabricantes nacionales promete un recorte de entre 20% y 22% en el precio final de los equipos, como resultado “del esfuerzo” de empresas, sindicatos y el Estado, dijeron fuentes oficiales y del sector privado.

El Gobierno está decidido a bajar el arancel de importación de las computadoras, especialmente de las notebooks, para abaratar los precios en el mercado argentino y facilitar el acceso a la tecnología.

Los ensambladores locales advierten que una apertura rápida los haría desaparecer y que corren peligro más de 4000 empleos directos, que treparían a unos 10.000 sumando los indirectos.

“Si bien no podríamos competir con China, las empresas y los sindicatos (la UOM) estamos dispuestos a hacer un esfuerzo para bajar 20% los precios y al menos competir con los valores que se consiguen en Chile”, afirmó un empresario del sector.

“Si bien esa rebaja nos dejaría aún 25% arriba de los precios chilenos, el número se compensa por el costo del viaje y del arancel del 50% que se debe pagar por encima de la franquicia al pasar la Aduana”, agregó.

El sector le pide al Gobierno una rebaja de aranceles para la importación de partes y componentes, un plan Ahora 12 para la informática y un aumento del cupo de notebooks nacionales en el programa Conectar Igualdad, de las 250.000 de este año a 400.000 en 2017.

“En la Argentina también se pagan los autos más caros que en otros países, pero hay una decisión política de tener industria automotriz”, comparan los ensambladores, según informó el diario porteño La Nación.

Calculan que si bien el Estado resignaría ingresos por unos $100 millones, por la baja de aranceles, sería compensado por el mayor consumo.

Los técnicos de Producción recibieron la propuesta, dijeron que la analizarán y que volverán a reunirse. Por ahora, las partes están lejos. Para el Gobierno, los afectados sólo serían 1000 y promete reubicarlos.

No comments yet.

Leave a Comment