Facebook Twitter RSS Reset

Estudio confirma que es imposible confirmar la fiabilidad de

Estudio confirma que es imposible confirmar la fiabilidad de ciertos estudios

Estudio confirma que es imposible confirmar la fiabilidad de

Con la explosion de la Word Wide Web como la conocemos, muchos fenomenos nuevos e interesantes surgieron, uno de ellos es la constante publicacion de nuevos descubrimientos y/o nueva informacion sobre todo tipo de fonomenos de las mas diversas disciplinas, la mayoria publicados en rivistas digitales especializadas o blogs personales y la casi la totalidad basados o centrados en un algun tipo de “nuevo estudio”. Justamente y haciendo uso de una redundancia valida y obligada, un estudio llevado a cabo por el Dr. Justin Biebert del Massachusetts Institute of Technology, pone en tela de juicio la fidelidad de este tipo de publicaciones. Lo que el Dr. Biebert expone y que de por si es bastante alarmante es que la cadena de produccion de informacion en estos casos probablemente este invertida. ¿Como es esto? Basicamente un equipo de investigadores que constaba de 183 cientificos graduados del Carnegie Mellon University, analizo 751 casos diferentes de publicaciones de este tipo y comprobo que la disponibilidad del estudio original para el publico (debido a que su primera publicacion generalmente se efectua en circulos selectos) es alarmantemente baja, lo que lleva a la ovbia conclusion de que la mayoria de esas publicaciones son creadas sin un estudio que las respalde o directamente inventando la totalidad de su contenido. Pero lo mas interesante llega luego, cuando cientificos tienen acceso a esas publicaciones en blogs, magazines electronicos, etc y deciden llevar a cabo un estudio que corrobore esas afirmaciones o directamente redactar algun documento basado en la publicacion (que teoricamente se basaba en ese estudio) y hacerlo pasar como un estudio cientifico concluido.

Estudio confirma que es imposible confirmar la fiabilidad de

Cómo evaluar la credibilidad de una fuente de información

Estamos constantemente rodeados por información y no siempre es fácil saber qué fuente es de confianza. Ser capaz de evaluar la credibilidad de la información es una habilidad importante que se utiliza en la escuela, en el trabajo y e la vida del día a día. Con tanta publicidad, la controversia, y los Blogs en marcha, ¿cómo tamizar a través de la paja y al grano?

1. Piensa sobre la importancia de que una información sea de confianza. Todo el mundo tiene normas diferentes para la credibilidad y, a menudo esto depende de cómo la información se va a aplicar. Si quieres escribir un artículo académico en un entorno universitario, por ejemplo, tienes que ser especialmente estricto en cuanto a las fuentes. Si está buscando información sobre como destapar el inodoro, una amplia búsqueda en Internet podría ser suficiente. Si tu proyecto se encuentra en algún punto intermedio, como por ejemplo, si quieres hacer una presentación en el trabajo o si quieres crear un sitio web, es importante evaluar las fuentes y hacer un juicio sobre si se debe incluir la información y si es así, cómo se debe presentar.

2. Considera el medio en el que estás trabajando.

Estudio confirma que es imposible confirmar la fiabilidad de

En general, cuanto más se invierte en la creación y publicación del material, más probabilidades hay de encontrar información fiable. Por ejemplo, el material impreso tiene un costo de producción más elevado que un Blog de Internet, que cualquiera puede tener y en el cual se puede publicar de forma gratuita.

3. La investigación del autor.

Estudio confirma que es imposible confirmar la fiabilidad de

Una fuente es más creíble si está escrita por alguien con un experiencia u otras credenciales en el tema de interés. Si no hay autor o la organización lleva el nombre, la fuente no será considerada como muy fiable. Sin embargo, si el autor presenta la obra original, se tiene en consideración el mérito de las ideas – no las credenciales. Las credenciales no han garantizado la innovación y la historia de la ciencia nos dice que los grandes avances en las ciencias tienden a provenir de determinados investigadores, no de grandes corporaciones.

No comments yet.

Leave a Comment