Facebook Twitter RSS Reset

éstos son los remedios caseros ¡que no debés usar jamás!

– Churrasco y ojos morados: La idea de este remedio en principio es buena, ya que la carne por lo general está fría y colocar un bife en una zona inflamada ayudará a que la hinchazón disminuya. Sin embargo, lo importante en esta cura no es el trozo de carne sino el frío sobre la piel, lo cual se puede lograr de manera más efectiva con hielos envueltos en una bolsa o trapo suave. Además, no es muy adecuado colocarnos un churrasco justo en el rostro, ya que la carne tiene bacterias que podrían ocasionarnos una infección; recuerda que los ojos son órganos muy delicados y no debes exponerlos a este tipo de “soluciones” poco higiénicas.

– Manteca para las quemaduras: Manteca es lo último que debés untarte para aliviar los malestares de una quemadura; debido a tu elevado calor corporal, el lácteo se derretirá sobre tu herida y podrías ocasionarte una infección. Las quemaduras son una cuestión seria, así que lo único que debés hacer tras sufrirla es colocar tu lesión bajo un chorro de agua fresca. Si tu herida es profunda y grande deberás acudir al médico y no intentar ningún remedio extraño para mitigar el dolor.

– Vinagre para la cuando pica la varicela: La varicela es una enfermedad dolorosa, incapacitante e incómoda, es por ello que durante varias generaciones, la gente intentó crear remedios para hacerla más llevadera. Uno de ellos es colocar vinagre en la bañadera para aliviar el dolor y la comezón, pero esto no funciona en lo más mínimo. Lo que puedes provocar dándote baños con esta sustancia no es alivio a tus molestias sino una infección que podría dejarte secuelas de por vida. El uso de bicarbonato de sodio tampoco es una opción acertada, lo mismo que la miel, cuyo único efecto será dejar tu piel pegajosa.

– Album graecum para la garganta: ¿Qué es? El excremento canino expuesto al sol, que se torna seco y de color blanco, recibe el nombre de album graecum. Éste solía ser un remedio muy utilizado para aliviar los síntomas de la inflamación de garganta; se tomaba un poco de excremento y se mezclaba con miel para dárselo en cucharadas al enfermo. No hace falta explicar lo ridículo y peligroso de este “remedio”.

– Muerto molido para la gastritis: En ciertas civilizaciones, el uso de cadáveres es común para aliviar algunas enfermedades. El proceso es tétrico aunque relativamente sencillo; se toma un cadáver momificado y se muele bien para formar un polvo fino que se le da a los enfermos con problemas gástricos. Sin comentarios.

No comments yet.

Leave a Comment