Facebook Twitter RSS Reset

Esto es lo que aprendí en 4 años de trabajo en McDonald’s

Esto es lo que aprendí en 4 años de trabajo en McDonald’s

En general, me pueden llamar una típica empleada de McDonald´s: perezosa, tonta, sin iniciativa…

Desde los 18 a los 22 años de edad trabajé en McDonald’s: Primero estuve contratada por tiempo parcial y luego tiempo completo, sin embargo, durante los cuatro años no dejé mis intentos fallidos de encontrar un trabajo más prestigioso; en este tiempo no ascendí, no me hice gerente, en fin, no logré absolutamente nada.

Todos estos años pude sentir cómo la gente trata a los empleados de McDonald´s…

Esto es lo que aprendí en 4 años de trabajo en McDonald’s

Recuerdo la orgullosa sonrisa de mis padres cuando les dije que me contrataron en un trabajo. Y recuerdo con qué rapidez se desvaneció de sus caras cuando les dije de qué se trataba…

Y la reacción de mis conocidos fue más o menos así: “¿Aún trabajas en McDonald´s? Ay, no, yo nunca hubiera podido trabajar en un lugar así”, o las burlas de mis trabajos: “Sólo no me digas que no vas a poder ir porque tienes trabajo”, (según ellos, mi trabajo era irrelevante y poco serio).

Todo esto influía en mi percepción del trabajo:



Lo veía como algo malo, yo era lenta, torpe, sensible, me comportaba como una víctima de la situación… Sabía con certeza que era demasiado buena para ese tipo de trabajo y les decía a todos: “Sí, ese trabajo es una basura. Pero, diablos, ¡necesito dinero!”. Me daba cuenta de que yo, una estudiante que pertenecía a la élite intelectual, por naturaleza no estaba destinada a un trabajo físico.

Así que ni siquiera intenté esforzarme, no intenté lograr algo en ese trabajo, y lo principal, ni siquiera quería lograr algo… ¿Para qué gastar mis habilidades en algo que no es digno de mí?.



Sin embargo, luego de algunos años.



Esto es lo que aprendí en 4 años de trabajo en McDonald’s

Mi actitud hacia el trabajo empezó a cambiar: Empecé a sentirme orgullosa por mi trabajo, y me pregunté: ¿Cuál es la diferencia entre McDonalds y algún otro lugar similar para iniciar una carrera?, ¿Por qué mi trabajo se considera más miserable que el de los demás?, ¿Será porque trabajo para una corporación grande?. No, porque de ser así trabajar en Starbucks o Subway se hubiera considerado igual de vergonzoso.

O ¿Será porque la empresa no es ética?, sin embargo, en H&M y Zara también esclavizan a sus empleados… ¿Será porque trabajo en un establecimiento de comida rápida?: Pero incluso trabajar en un puesto de comida rápida se considera algo fabuloso.

¿Será porque no es un trabajo intelectual?, no, porque un trabajo en ventas se considera totalmente decente…

¡Y luego me di cuenta!.

Esto es lo que aprendí en 4 años de trabajo en McDonald’s

McDonald´s se considera en la sociedad un trabajo para las personas que no son capaces de lograr algo más, me di cuenta de que la mayoría de las otras empresas del mismo nivel no contratan a las personas parecidas a mis compañeros: Teníamos a unos empleados con capacidades limitadas, con defectos de habla, personas con sobrepeso, poco atractivas, provinciales y los que llegaban a la ciudad de otras partes del país, todas esas personas eran la base del personal, las valoraban como buenos empleados.

Sin embargo, cada vez que miraba a los trabajadores de, por ejemplo Starbucks, veía a personas parecidas a mí: estudiantes bien educados, esbeltos, atractivos físicamente, que sabían hablar bien… Estos son los estereotipos.



Resulta que yo reúno todos los criterios para un trabajo más prestigioso…



Esto es lo que aprendí en 4 años de trabajo en McDonald’s

En una buena tienda de ropa o en un famoso café, las personas de “buena” clase, según la tradición, no terminan en McDonald´s al lado de los fracasados.

Si tienes 20 años y eres una residente de la capital, tus amigos se burlarán de ti por trabajar en McDonald´s… Sin embargo, no creo que lo mismo aplique para las personas discapacitadas o inmigrantes de edad media, por ejemplo: Sus amigos no se burlan de ellos, no les preguntan constantemente: “¿Cuándo piensas conseguir un trabajo normal?”, porque de esas personas no se espera más.



Y sí, comiendo hamburguesas ¡Te engordas!.

Esto es lo que aprendí en 4 años de trabajo en McDonald’s

Las personas cercanas a mí me compadecían no porque preparaba hamburguesas, sino porque suponían que yo tenía más clase que un típico empleado de este establecimiento, que merecía un “buen” trabajo, que ese era mi derecho por nacer… Pensé mucho al respecto mientras freía las patatas y volteaba las hamburguesas, día tras día, y me di cuenta: no soy mejor.

Claro, tengo mis habilidades o incluso un talento para algo especial, no tengo músculos, me doy cuenta de que no soy apta para un trabajo físico, siempre supe que sólo iba a dedicarme a un trabajo mental. Sin embargo, esto no significa que sea más calificada o valga más que mis compañeros.



Hay diferentes tipos de trabajo.

Esto es lo que aprendí en 4 años de trabajo en McDonald’s

Y ¿Por qué alguien que tiene el dinero del papá y comparte la filosofía de su mamá que no ha trabajado ni un día en su vida, determina cuál trabajo es bueno y cuál es malo e inútil?. Sí, no me esfuerzo tanto como algunos de mis compañeros que trabajan 20 horas al día para que ningún cliente se quedara sin su porción de patatas fritas, no soy tan inteligente como nuestra gerente ingeniera que aprendió a arreglar todas nuestras instalaciones de tal manera que no tenemos que reportar las fallas repentinas y esperar a que alguien más las repare.

No soy tan organizada como aquellos que analizan y ordenan los componentes para miles de clientes para toda la semana sabiendo que si no aciertan, tendrán un problema más serio que solamente un regaño por parte de su jefe, no soy lo suficientemente paciente para trabajar con calma con clientes escandalosos y groseros que pueden ofender y gritarle a un empleado tan solo porque les falta kétchup.

¡Estas son las verdaderas aptitudes!.

Esto es lo que aprendí en 4 años de trabajo en McDonald’s

Si te consideras mejor que estas personas sólo porque trabajas en ventas o acomodas papeles en una oficina: estás mal… Para mí esos 4 años en McDonald´s fueron invaluables, es cierto que no quiero freír patatas y voltear hamburguesas toda la vida, sin embargo comprendí algo muy importante en ese lugar.

Dejé de ser tan engreída como antes, dejé de juzgar a las personas por su aspecto físico, origen o estatus social, dejé de descargar mi disgusto con ciertas empresas en sus empleados. Me volví más compasiva… Y si crees que lo escribí para justificarme sintiéndome incómoda por mi pasado, estás mal.

Esto es lo que aprendí en 4 años de trabajo en McDonald’s

No comments yet.

Leave a Comment