Facebook Twitter RSS Reset

Esto con Ceballos no pasaba: Escándalo en la AFA


Esto con Ceballos no pasaba: Escándalo en la AFA
Bochorno en la AFA: Tinelli y Segura “empataron” y hay que volver a votar

Elecciones en AFA

En el conteo definitivo hubo más votos que votantes. Había 75 asambleístas pero el conteo definitivo dio 38 boletas para cada candidato, es decir: un total de 76 votos. Ahora, debaten cuándo repetir el comicio. En vivo.

Papelón. Las históricas elecciones en la AFA tuvieron un desenlace inesperado. Tras el recuento de votos el resultado dio un empate 38 a 38. Insólito, sobró un voto. Uno a uno pasaron los 75 asambleístas que elegían en el salón de futsal del predio de Ezeiza entre Luis Segura y Marcelo Tinelli. Pero no hubo ganadores ni perdedores. Tras el recuento de votos tomó la palabra Daniel Angelici, presidente de Boca: “Somos hombres de bien”, dijo y propuso votar a mano alzada. Mario Leito, presidente de Atlético Tucumán, pidió la palabra y se refirió a los dirigentes de los clubes del interior que tuvieron que abandonar la asamblea para regresar a sus provincias. Enseguida, Pascual Caiella, vice tercero de Estudiantes, sugirió un cuarto intermedio para resolver la situación. Y por último, Jorge Brito, vice primero de River, apeló al estatuto: “Si no están todos los asambleístas, debemos postergar la elección”. La asamblea no finalizó y está en cuarto intermedio.

La jornada comenzó con humedad, lluvia y un calor agobiante y pesado que le daban marco a las históricas elecciones en la Asociación del Fútbol Argentino. Por primera vez tras 35 años de reinado de Julio Humberto Grondona se realizó una votación (con sufragios anónimos y una urna de madera) que definiría entre dos candidatos al próximo presidente. De un lado, Luis Segura, expresidente de Argentinos Juniors y presidente interino de la AFA desde el 23 de octubre de 2014, tras el fallecimiento de Don Julio. Por el otro, Marcelo Tinelli, conductor y productor televisivo, y vicepresidente de San Lorenzo de Almagro.

El canal de la AFA en YouTube, para seguir la votación en vivo

Leé también: Escándalo de la FIFA: ordenan la captura de otro argentino

Leé también: Estos son los 75 asambleístas que elegirán al presidente de la AFA

Desde temprano comenzaron a llegar al predio que la AFA posee en Ezeiza los 75 asambleístas que emitieron su voto para elegir al nuevo presidente, por los próximos cuatro años. Se fueron acomodando en el salón de futsal y pasadas las 18 ya estaba lleno, con la presencia -además- de los candidatos Segura y Tinelli.

Pero no solo la lluvia le puso un marco a la histórica elección, sino que el FIFA gate también ponía en contexto lo que pasa con el fútbol argentino. Esta mañana fueron apresados en Zúrich, Suiza, el paraguayo Juan Angel Napout, presidente de Confederación Sudamericana de Fútbol, y el hondureño Alfredo Hawit, titular de la Concacaf, por su vínculo con el escándalo de corrupción en la entidad madre del fútbol mundial. Asimismo, la Justicia de Estados Unidos pidió la captura internacional de los argentinos José Luis Meiszner, expresidente de Quilmes y mano derecha de Grondona en AFA y en FIFA; y de Eduardo Deluca, ex secretario general de la Conmebol.

Minutos después de las 19 se dio inicio a la Asamblea Extraordinaria. Los asambleístas se abanicaban para mitigar el calor y recibían con alegría las botellas de agua que se les repartían en el salón. En la mesa principal, estaban -de izquierda a derecha- miembros de Inspección General de Justicia, letrado de la AFA, Mario Schmoisman; secretario general Miguel Silva, Luis Segura, Rodolfo D’Onofrio (River), Claudio Chiqui Tapia (Barracas Central) y Eduardo Spinosa (Banfield). Abajo, alrededor del copón, Hugo Cots (asesor general de Asuntos Institucionales y Torneos) y Gustavo Lorenzo (gerente de Relaciones Institucionales). Detrás, en primera fila, se podían observar a Hugo Moyano y Víctor Blanco, presidentes de Independiente y Racing, sentados juntos, y a un costado, junto a la pared, Matías Lammens y Tinelli, pendiente de su celular.

Además, gran cantidad de periodistas y cámaras de televisión que para ingresar al salón de futsal tenían que firmar un viejo libro de actas y se destacó la presencia de Alberto Samid, famoso empresario frigorífico, con una campera roja. También ocuparon sus lugares los abogados de los dos candidatos: Ricardo Gil Lavedra, representante de Tinelli, y Cúneo Libarona, por Segura.

La votación tardó en arrancar y la demora estuvo también relacionada a dos impugnaciones porque los clubes están intervenidos. Primero, Central Ballester perdió su lugar en la Primera D y fue reemplazado por Muñiz. El otro caso fue el del representante de la Liga de Güemes, que no votó y en su lugar estuvo el enviado de la Liga de Cafayate. Luego, y antes de comenzar los comicios, Angelici y Brito firmaron el acta. A las 20.05, los dirigentes de Aldosivi y Arsenal -se los llamó por orden alfabético- arrancaron los comicios. Poco más de diez minutos después, arrancaron los de la B Nacional. Y rápidamente, los siguieron los de la B Metro.

Uno por uno se fueron sucediendo los 75 asambleístas. Pasaban de a dos rumbo a las cabinas que estaban en los extremos del escenario. Primero tomaban un sobre del copón, en el biombo introducían el voto y luego lo depositaban en la histórica urna de madera. El pico de tensión en el desfile de dirigentes rumbo a la urna fue cuando Andrés Meiszner (vicepresidente de Quilmes) emitió su voto. El hijo de José Luis, con pedido de captura internacional, puso su sobre con una sonrisa.

A las 20.32 con el voto de Héctor Davies, de la Liga de Trelew, se terminó la votación con un aplauso cerrado. Después, comenzó el conteo de los sobres y posteriormente el de los votos. Abrieron todos los sobres, uno por uno. Y empezaron a apilar los votos. Contaron dos, tres y cuatro veces… hasta que Alfredo Dagna, presidente de Olimpo, se tomó la cabeza y se mordió los labios: algo no andaba bien. Un voto quedó pegado a otro (¿culpa de la humedad?) y el resultado final fue un insólito 38 a 38. Error o estrategia para ganar tiempo. Cuando le comentaron a Tinelli hizo un gesto de incredulidad; Segura, sentado en el centro del escenario, ni se inmutó.

No comments yet.

Leave a Comment