Facebook Twitter RSS Reset

Este Slogan Publicitario Engañó al Mundo Por Más de 60 Años

Un simple slogan crado por De Beers cambió para siempre la forma en la que vemos a este producto.

Este Slogan Publicitario Engañó al Mundo Por Más de 60 Años

¿Qué pensarías si te dijera que la idea de que los diamantes son raros y valiosos es relativamente reciente? Lo cierto es que antes de 1870, los diamantes solo podrían ser encontrados en algunas pequeñas minas en la India y la selva brasileña, y eran tan raros que solo se producían unos cuantos kilos por año.

Este Slogan Publicitario Engañó al Mundo Por Más de 60 Años

 Todo cambió a fines del siglo XIX cuando se descubrieron las grandes minas en el África, y el mundo se vió inundado de estas hermosas gemas. Como bien reza ese antiguo principio económico, cuando la oferta se dispara, el precio cae en una proporción similar a la abundancia.

Este Slogan Publicitario Engañó al Mundo Por Más de 60 Años

De esto se dieron cuenta rápidamente los magnates mineros británicos que operaban las minas en el África colonial. Y dado que el alto precio de los diamantes se basaba casi enteramente en su escasez, decidieron tomar cartas en el asunto. Por eso en 188 crearon la compañía De Beers Consolidated Mines, Ltd, que tomó el control de todos los aspectos de la comercialización de los diamantes.

Este Slogan Publicitario Engañó al Mundo Por Más de 60 Años

La estrategia resultó ser tan exitosa que desde la Gran Depresión, el precio de los diamantes no paró de subir. Todo gracias al De Beers, quienes para comienzos del siglo XX se habían convertido en un cartel que controlaba más del 80% del mercado mundial de diamantes.

Este Slogan Publicitario Engañó al Mundo Por Más de 60 Años

 Este casi-monopolio le permitía a la empresa crear una escasez artificial que contribuía a disparar los precios de las gemas.

Este Slogan Publicitario Engañó al Mundo Por Más de 60 Años

Controlado el precio mundial, De Beers se concentró el el siguiente paso: convertir a los diamantes en un producto de consumo masivo.

Este Slogan Publicitario Engañó al Mundo Por Más de 60 Años

Cuando al principio comentamos que la idea de que los diamantes son algo raro y valioso es relativamente reciente, nos referíamos exactamente a esto. De manera que para que todo el mundo se lanzara a comprarlos, había que convencer a la gente de que los diamantes eran valiosos y darles una buena razón para adquirir uno.

Este Slogan Publicitario Engañó al Mundo Por Más de 60 Años

 Así fue que en 1948 el mundo conoció uno de los slogans más exitosos de la historia: A diamond is forever o “Un diamante es para siempre”.

De Beers habia logrado crear la excusa perfecta para vender su producto, incitando a las personas a regalarlo como un símbolo del compromiso matrimonial.

El negocio perfecto.

Por segunda vez, a De Beers le salió el negocio redondo, todo gracias a una campaña publicitaria tuvo un éxito sin precedentes. ¿Qué mejor que regalar un diamante para mostrarle al mundo el compromiso para con tu ser amado? Después de todo, “un diamante es para siempre”.

Este Slogan Publicitario Engañó al Mundo Por Más de 60 Años

El asunto dio resultados rápidamente: En Estados Unidos, el 80% de los compromisos matrimoniales se sellaban con diamantes. Una costumbre que se expandió por otro países y luego al mundo entero. 

Este Slogan Publicitario Engañó al Mundo Por Más de 60 Años

Aunque bueno, la cosa ha cambiado un poco en nuestro días, principalmente porque De Beers ha retrocedido y ahora controla el 40% del mercado. Sin embargo, el slogan funcionó tan bien que todavía seguimos considerando a los diamantes como objetos de valor y prestigio.

Este Slogan Publicitario Engañó al Mundo Por Más de 60 Años

Y si después de todo esto, seguís con la idea de adquirir un diamante, conviene aclarar un par de puntos:

Este Slogan Publicitario Engañó al Mundo Por Más de 60 Años

1. Los diamantes no duran para siempre: Cómo bien señala la física, la materia tiende a adquirir su forma más estable. El principal componente de los diamantes es el carbono, y bajo condiciones atmosféricas, la forma más estable del carbono es el grafito (que podemos encontrar en las minas de los lápices). Sin embargo, esta transformación es tan lenta que tarda miles de años en completarse.

Este Slogan Publicitario Engañó al Mundo Por Más de 60 Años

Ultra-Lujoso Mercedes Benz SL600 Adornado Con Diamantes


 2. Un diamante no es garantía de amor eterno: Los diamantes tienen fecha de caducidad, al igual que el amor. Incluso hay una página donde las mujeres despechadas venden las joyas con las que sus ex-parejas les juraron amor eterno.

Este Slogan Publicitario Engañó al Mundo Por Más de 60 Años

3. Cuando regalás un diamante, estás adquiriendo un producto manchado con sangre: los llamados “diamantes de sangre”, son aquellos que se obtienen en minas clandestinas ubicadas en zonas de guerra. Todas ellas operan gracias al trabajo de personas en condición de esclavitud o semi-esclavitud.

Este Slogan Publicitario Engañó al Mundo Por Más de 60 Años

No comments yet.

Leave a Comment