Facebook Twitter RSS Reset

Estados Unidos no puede sin los cohetes rusos

Estados Unidos no puede sin los cohetes rusos

Estados Unidos no puede sin los cohetes rusos

Cuando se impusieron sanciones contra Rusia, las mismas incluían a los motores de cohetes. No obstante, más tarde EE.UU. cambió de opinión al darse cuenta de que necesita el equipamiento ruso para el desarrollo de la tecnología de cohetes, sostiene el representante comercial de Rusia en EE.UU. Alexander Stadnik.

Washington levantó la prohibición cuando el gobierno norteamericano se dio cuenta de que su país dependía en gran medida de los cohetes rusos para sus programas espaciales, opina el representante comercial de Rusia en EE.UU. Alexander Stadnik.



“Habrán entendido que necesitaban el equipamiento ruso para desarrollar la tecnología de cohetes, de lo contrario tendrían que poner límites a una serie de proyectos caros. Es evidente que esta es la razón por la que el suministro de nuestros motores fue restablecido”, comentó Stadnik a RIA Novosti.



Según Stadnik, los contratos firmados en enero entre el productor ruso de motores de cohetes Energía (NPO Energomash) y una empresa estadounidense que se especializa en la fabricación de satélites, Orbital Sciences Corporation, permanecen válidos. Moscú y Washington llegaron a un acuerdo comercial de mil millones de dólares para el suministro de 60 motores RD-181 elaborados específicamente para los cohetes estadounidenses Antares.



Orbital Sciences Corporation destaca que los motores de cohetes de Rusia proponen “la mejor combinación de disponibilidad horaria, rendimientos técnicos y parámetros de costos en comparación con otras opciones disponibles”.



El suministro de los motores fue suspendido en abril del año pasado debido a las sanciones de Estados Unidos a Rusia que afectaron a una serie de proyectos comunes, entre ellos todos los proyectos espaciales aparte de la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés). EE.UU. prohibió firmar nuevos contratos y modificar los contratos ya existentes con respecto a los motores fabricados en Rusia. Más tarde Washington se dio cuenta de que los motores rusos eran necesarios para el funcionamiento del programa espacial del país y decidió sancionar el suministro hasta 2022.

En julio Rusia suministró dos motores RD-181 a EE.UU. que serán utilizados para el próximo vuelo de los cohetes Antares a principios de 2016.

Estados Unidos no puede sin los cohetes rusos

No comments yet.

Leave a Comment