Facebook Twitter RSS Reset

¿Está perdida la juventud?

¿Está perdida la juventud?





¿Está perdida la juventud?

¿Está perdida la juventud?

En diciembre de 1999 la Asamblea General de la ONU aprobó que el 12 de agosto fuese declarado día internacional de la Juventud.

Desde esa fecha, en muchos países, tanto los gobiernos como la sociedad civil, realizan actividades alusivas a esta conmemoración. Para la ONU la juventud comprende personas que tienen edades entre 15 y 24 años.

La juventud es la generación que relevará al adulto en muchas facetas del funcionamiento de la sociedad. Por la tanto, el ambiente en que vivan, las oportunidades que tengan para su formación académica y cultural, los valores que los estén permeando, serán claves en el papel que este sector social va jugar en la construcción del futuro.

Las cifras nos dicen la importancia de la juventud. Por ejemplo, hay unos 3.000 millones de niñas y jóvenes que pueden procrear o están próximo en lograrlo. Pero los datos también reflejan la situación en que viven.

La defunción de las jóvenes entre 15 y 19 años se debe al embarazo por factores asociados a complicaciones del parto o por abortos que se hacen en condiciones deplorables y en este caso las muertes se incrementan en los países donde el aborto es prohibido.

¿Está perdida la juventud?

Se estima que unos 300 mil soldados menores de 18 años participaron en 30 conflictos en todo el mundo durante el año 2000. El número ha debido aumentar en estos años a raíz del enfrentamiento bélico entre muchos pueblos de los países árabes.

Las mujeres las más afectadas

La crisis económica, que azota a casi todo el mundo, ha disminuido la oferta de trabajo y han sido expulsadas de sus empleos las personas que lo tenían, siendo la juventud la más afectada. La Organización Internacional del Trabajo, OIT, informó en 2010 que 81 millones de los 620 millones de jóvenes de 15 a 24 años de edad en todo el mundo estaban desempleados.

Las mujeres jóvenes siguen siendo más afectadas. La misma OIT informó que en 2009, la tasa de mujeres desempleadas era de 13.2% mientras que la de los varones fue de 12.9%. Además, la remuneración siempre ha sido menor para la mujer que para el hombre.

¿Está perdida la juventud?

Lo que salta a la vista es que los gobiernos, la clase dirigente y empresarial están desperdiciando, dejando en el olvido y casi que al garete a un número significativo de la humanidad, que desesperados, centenares de ellos, caen en la drogadicción, o al foso de grupos delincuenciales.

Ante tamaño problema la ONU con su Programa de Acción Mundial para los Jóvenes, motiva a los gobiernos para que sean sensibles a las aspiraciones y derechos que tienen los jóvenes a un mundo mejor y para que sean tenidos en cuenta en sus demandas y propuestas en la solución de los múltiples problemas de la humanidad.

En el caso particular de Colombia, con un eterno conflicto armado, los jóvenes deben ser tenidos en cuenta, para que contribuyan en su solución, en vez de ser parte de él. El presidente Santos, en la inauguración de la Semana de la Juventud manifestó que aunque hay colombianos que le tienen miedo a la paz, no se puede permitir eso y expresó: “Los jóvenes tienen que manifestarse, no quedarse indiferentes y apoyar este proceso”.

¿Está perdida la juventud?

El futuro de Colombia depende de la juventud

Por otra parte, Ban Ki-moon, Secretario General, de la ONU, alertó del alto desempleo juvenil. El día 12 de agosto manifestó que un gran número de jóvenes no tiene perspectivas inmediatas de futuro y están desencantados de los procesos políticos, sociales y de desarrollo que viven sus países. Continúo diciendo: “(…) Sin medidas urgentes, nos arriesgamos a crear una generación perdida de talentos y sueños desperdiciados”.

Ban enfatizó que pese a contar el mundo con unos jóvenes con “un potencial sin precedentes” en la historia, “demasiados de ellos, incluso los que cuentan con una alta educación, reciban bajos salarios, tienen empleos sin futuro y sufren niveles récord de desempleo”.

Así que el reto de la juventud colombiana es muy grande: minimizar la delincuencia, tanto la de cuello blanco como la que llaman delincuencia común, acabar con el paramilitarismo, frenar la destrucción del medio ambiente y darle un vuelco a la educación desde la primaria hasta la universitaria. Así con estas utopías los niños de mañana les agradecerán.

¿Está perdida la juventud?

No comments yet.

Leave a Comment