Facebook Twitter RSS Reset

Esta es la verdad que quiso comprar Cesar Acuña Peralta

Esta es la verdad que quiso comprar Cesar Acuña Peralta

Ad portas de la campaña electoral, Rosa Núñez de Acuña, exesposa del candidato presidencial César Acuña, no se calla nada. Aunque no descarta que el líder de Alianza para el Progreso llegue a la presidencia de la República, no cree que sea una buena opción.

¿Cree que su ex esposo sería un buen presidente? Soy Una Raza Distinta.

Qué buen presidente puede ser un hombre que golpeaba, insultaba y escupía a su esposa. Que tiene tres hijos fuera del matrimonio y no cumple con sus responsabilidades. Él es un lobo disfrazado de oveja.

En su libro César Acuña: rostro humano da a conocer su lado humano y su éxito empresarial…

No entiendo con qué moral puede publicar ese libro. Lo hace con el fin de que la gente crea que es un hombre ejemplar. Es tan cínico. No tienen idea. Esa palabra le queda pequeña para su universo. Él dice una cosa, se da media vuelta, se ríe y hace otra.

Sin embargo, como autoridad edilicia y regional no está descalificada…

Si hicieran una auditoría en Trujillo verían qué gestión hizo César Acuña. Hizo algunas obras utilizando sus propias empresas constructoras que están a nombre de testaferros.

En los sondeos viene subiendo en la intención de voto.

Él compra a algunas encuestadoras y se ubica según su conveniencia. Así que no creo que esté como favorito. No descarto que gane porque él todo lo compra.

César Acuña es el empresario que salió de abajo…

Es mentira que él sea un empresario emergente. Yo era la que trabajaba cuando estábamos casados. Vendía marcianos, sánguches, confeccionaba ropa y luego la llevaba cargada en los hombros para venderla en Chiclayo y Trujillo. ¿Él en qué trabajó? Todo el dinero se lo daba a él para comprar las carpetas para la Academia Preuniversitaria de Ingeniería que constituimos con el dinero que mi papá me dejó, como anticipo de mi herencia. Me he sacado el ancho y ahora no me quiere dar lo que me corresponde.

¿Cómo va el proceso de la repartición de bienes?

A pesar de que hace un año y medio lo denuncié, mi caso sigue entrampado porque él compra a jueces y fiscales en todo el país. Todo, pero todo, lo maneja con dinero. Prueba de ello es que la jueza Yvonne Lúcar, quien debe resolver la repartición de nuestros bienes, es docente de la universidad César Vallejo.

¿Pero no ha tratado de llegar a un acuerdo con él?

Cuando le mando alguna carta notarial reclamándole lo que me corresponde, me dice que “se limpia el poto con esos papeles”. Se burla de mis abogados.

¿Qué medida tomará?

Le he dado un plazo de 72 horas para que me entregue el 50% del patrimonio que forjamos juntos, de lo contrario realizaré un plantón, con respaldo de las mujeres feministas.

¿Acaso no le da dinero?

Me da 111,000 soles mensuales y con eso pago las hipotecas de la casa.

Bueno, S/.111,000 mensuales no es poca cosa…

La gente pensará que es mucho pero tengo que hacer muchos pagos. No me está regalando nada. Que haga con su plata lo que quiera. Yo reclamo lo mío. Él tiene un imperio de los bienes pero la mayoría de ellos está a nombre de sus hermanos; a casi todos ellos les regaló titulos profesionales sin haber estudiado, para evitar que le quiten sus propiedades.

¿Qué propuesta le ha hecho el señor Acuña?

Hace un tiempo (antes del divorcio), me dijo: “Ya perdiste. Ya no tienes plata, ni universidad ni nada. Fírmame el divorcio y te pago 20 mil soles mensuales y crías a tus gatos y a tus perros”. Es bien ofensivo. Yo no acepté su propuesta. Él ha dicho que recibe S/.20 millones anuales de utilidades y hace 10 años no me da ni un sol.

¿Siempre fue así…?

No. Desde que entró a la política se volvió un hombre muy ambicioso. Aprendió todas las malas artes para llegar al poder. Para las elecciones compraba votos.

Es una denuncia grave…

Es la verdad. César (Acuña), en las elecciones pasadas, mandaba a un grupo de gente para que simularan un apagón y cambiaran las ánforas.

¿Qué pruebas tiene?

Eso pasó en Trujillo. Incluso en una ocasión se encontraron actas lacradas en una casa de APP (Alianza para el Progreso).

¿Cuál es el objetivo de Acuña de llegar a la presidencia?

Estar cubierto toda la vida de las malas cosas que ha hecho. Estoy segura que tiene cosas ocultas. Quiere manejar a todas las autoridades. Ese es un afán.

¿Acuña está vinculado al narcotráfico o con los Sánchez Paredes?

Hace 10 años que no vivo con él. Mientras vivió conmigo nunca vi nada.

Usted también lo ha demandado por lavado de activos…

Sí, por evadir tributos. Igual, todo queda encarpetado.

¿Es verdad, como se dice, que compró títulos profesionales?

César estudió a medias su carrera en la Universidad Nacional de Trujillo, por eso tiene varias denuncias de que compró sus notas.

AUTOFICHA

■ “Nací en Chota, en el departamento de Cajamarca. Soy congresista por la región La Libertad. Soy una empresaria peruana dedicada al rubro de la educación. El candidato presidencial César Acuña es mi ex esposo y el legislador Richard Acuña, mi hijo”.

■ “César Acuña y yo fuimos los fundadores de la Academia Preuniversitaria Ingeniería y de las universidades César Vallejo y Señor de Sipán. Pero no me da lo que me corresponde. Dice que tiene plata como cancha pero conmigo no cumple”.

■ “Temo por mi vida. Hace un año grabé un video diciendo que si es que me pasa algo, el responsable será él. Antes de separarnos, cuando lo encontré con otra mujer, me tiró del segundo piso por las escaleras de su oficina en Trujillo. Hasta hoy sufro de la columna”.

No comments yet.

Leave a Comment