Facebook Twitter RSS Reset

Esoterismo en el Banco Hipotecario

El Banco Hipotecario S.A. es una entidad financiera argentina, cuya operatoria se basa en los préstamos con garantía real. Fundado en 1886, fue una pieza clave del Estado en materia habitacional. Luego de dos décadas de reformas por las cuales abandonaría su función social, en 1997 fue privatizado. Actualmente opera como una sociedad anónima, con participación estatal mayoritaria, dedicándose, además, a otras actividades financieras.

Esoterismo en el Banco Hipotecario

El origen de la entidad se remonta al 24 de septiembre de 1886, cuando bajo la presidencia de Julio Argentino Roca se sanciona la Ley Nº 1.804, que crea el Banco Hipotecario Nacional. Su función esencial era facilitar préstamos para la construcción de viviendas con garantía real en todo el territorio de la República, a bajo interés y a largo plazo, y fue entendido como parte integrante del proceso de construcción del Estado.

Esoterismo en el Banco Hipotecario

Durante gran parte del siglo XX fue un instrumento con esencial en la política de Estado en materia habitacional. Su función esencialmente social permitió que sectores sociales de escasos recursos, con escasa posibilidad de acudir al financiamiento privado, puedan acceder a créditos adecuados a sus ingresos.

Esoterismo en el Banco Hipotecario

Sin embargo, hasta la sanción de la circular 1.050 del año 1977, que permitió la indexación de los créditos, gran parte de sus deudores se favorecieron con los sucesivos procesos inflacionarios que hicieron irrisorias sus cuotas.

El banco comenzó a reestructurarse, proceso que culminó en el año 1997, cuando bajo la presidencia de Carlos Menem, se sanciona la Ley Nº 24.865. Dicha ley privatizó al banco, el cual se reorganiza como sociedad anónima, abandonando su función social para convertirse en una entidad netamente comercial.

Esoterismo en el Banco Hipotecario

El proceso privatizador, irregular en gran parte,1 hizo acreedor al Estado de las acciones de la nueva sociedad, quien comenzó a vender las mismas mediante oferta pública y fideicomisos. Cerca de la mitad de su capital pasó a manos privadas, mientras que lo restante continuó bajo propiedad del Estado. Esta participación sería defendida durante la presidencia de Néstor Kirchner, evitando su venta.

La composición actual del banco encuentra al Estado Nacional como accionista mayoritario (43%), seguido por el grupo IRSA con el 21%.

Esoterismo en el Banco Hipotecario

La propaganda mas cuestionada entre todas de su nueva series de cortometrajes es la siguiente