Facebook Twitter RSS Reset

Escucharon sonidos bajo la acera, mira lo que encontraron

Escucharon sonidos bajo la acera, mira lo que encontraron

A finales del mes de agosto, la acera y escaleras de acceso al bloque de apartamentos número 4 de la calle Rotov, en la ciudad rusa de Vorónezh, se derrumbaron repentinamente.

Aunque no hubo que lamentar víctimas mortales, el agujero permaneció abierto unas tres semanas aproximadamente. Durante ese tiempo, el socavón quedó expuesto y varios niños fueron vistos jugando cerca, por lo que los vecinos pidieron su inmediata reparación.

El día 21 de septiembre, los servicios del ayuntamiento tapiaron el lugar, pero la alegría de los vecinos duró muy poco. Esa misma noche, la familia Vadim comenzó a escuchar los aullidos y lamentos de un animal.

En un acto de malicia, o indiferencia cruel, los trabajadores no revisaron que el agujero estuviera vacío, sepultando en su interior lo que parecía ser un perro. Alarmados, los vecinos llamaron a los servicios municipales pero, después de dos días de espera, nadie acudió en su ayuda.

Después de insistir hasta en dos ocasiones, la familia decidió hacerse cargo del rescate, pues el animal permanecía atrapado sin agua ni comida.

Con sus propias manos removieron los adoquines, liberando a una perra adulta que casualmente estaba embarazada. Tras procurarle agua y comida, la perrita fue trasladada hasta un refugio de animales donde dio a luz. Hoy, la familia se encuentra sana y salva a la espera de encontrar un hogar de adopción definitivo.

Escucharon sonidos bajo la acera, mira lo que encontraron