Facebook Twitter RSS Reset

¿Es posible tener sexo con robots?

¿Es posible tener sexo con robots?

¿Pueden los seres humanos enamorarse de un robot y mantener relaciones sexuales con máquinas y productos tecnológicos de inteligencia artificial?. Aquí, algunas respuestas.

¿Es posible tener sexo con robots?

Esta cuestión no es extraña, al menos para el mundo del cine, quién ha escenificado en varias peliculas como sería el contacto entre humanos y robtos. Tampoco es extraño para aquellos que no solo fantasean con esa idea, si no que adquieren muñecas personalizadas para desarrollar sus fantasías sexuales más íntimas. 

A pesar de que algunos podrían intuir este campo como una nueva revolución cultural y sexual, la fabricación de estos robots es más complejo de lo que parece. Un estudio de la BBC Mundo añade cuales serían los retos técnicos que se deben solventar para la creación de robots sexuales. 

Crear y diseñar robots sexuales es más complejo de lo que la población podría pensar a priori. Primero es necesario que estos robots ganen en atractivo y cercanía, más que resulten un puñado de tecnología amenazante, por lo que implica realizar mayores esfuerzos para que parezcan lo más humanos y natural posible. 

¿Qué entendemos por robot sexual? 



Básicamente sería un robot que simule el cuerpo humano o características de la especie humana para tener sexo. En la actualidad, existen diversos aparatos en tiendas para adultos que simulan las sensaciones que puedes sentir con una persona en cuestión de sexo o placer, como vibradores que se controlan por control remoto, aunque aún están lejos de crear un robot tan cercano para el sexo. 

En 2009, llegó Real Touch, un producto para hombres, capaz simulas las sensaciones que sentía e actor de una película erótica en tiempo real. La experiencia a pesar de que fue bastante cercana y realista, sufrió un litigio por patente y dejó de ser comercializada en 2013. 

La mayor parte de juguetes sexuales son productos aislados, pero no robots, lo que implica que a pesar de que se realizan esfuerzos por conseguir que presenten una forma más humana, aún no se ha conseguido construir una figura similar al humano que simule la actividad sexual. 

Tal y como afirma AV Flox, un periodista que cubre la intersección entre sexo, legislación y tecnología, añade que los robots sexuales van a requerir la participación de diversas tecnologías para simular aspectos de la piel y textura, así como entender otro comportamiento del lenguaje natural de los humanos. 

¿Cómo debe ser un robot sexual? 

Un robot sexual debe entender aspectos de la mirada de la otra persona, y responder con expresiones faciales, e incluso predecir cuales son las acciones que debe realizar para ofrecer mayor satisfacción. Añade la BBC, que debe aprender las posiciones, y presión con la que disfruta e incluso debe realizar preguntas durante el sexo. 

¿Qué apariencia debe tener? 



El diseño determinará también cuál es el éxito del robot y la cantidad de ventas. Para ello, los diseñadores deben crear algo cercano que no provoque rechazo. 

Según un informe Inteligencia Artificial, robótica, y futuro dentro de los puestos de trabajo, el terreno de los robots sexuales comenzó con un proyecto denominado Realbotix, la cual consiste en crear muñecos inteligentes que puedan finalmente comunicar con los dueños. Se espera que las muñecas puedan finalmente hablar con los dueños y satisfacer sus necesidades. 

Su creadora, Shelly Ronen, asegura que a pesar de obtener buenos resultados, estos procesos tecnológicos son más lentos y progresivos de lo que parece. Añade además que para cuando estos productos lleguen al mercado, la tecnología habrá creado un escenario tan distante en las parejas que la introducción dentro de la vida sexual no llevará un cambio tan grande como parece.

No comments yet.

Leave a Comment