Facebook Twitter RSS Reset

¿Es posible que nos paguen sin trabajar?

¿Es posible que nos paguen sin trabajar?

Nos hemos acostumbrados a la idea de que, para tener una vida digna, necesitamos un empleo. De hecho, es uno de los principios básicos sobre los cuales se construye nuestra sociedad. Sin embargo, existe un concepto que supone olvidarse del trabajo en el sentido habitual de la palabra y disfrutar de una asignación monetaria pública incondicional.

Se trata de la renta básica universal, un tipo de ingreso ciudadano en el que el Estado paga a sus residentes incluso si no quieren trabajar de forma remunerada.

Hoy en día el concepto de la renta básica universal no está generalizado. La humanidad solo lo está probando, por lo general en forma de experimento.

Mientras esta idea es percibida por muchos expertos como una de las mejores formas para erradicar la pobreza, también tiene apasionados detractores que critican ese tipo de subsidio social.

A continuación, abordamos paso a paso los aspectos principales de la renta básica universal, sus ventajas y desventajas, los experimentos sociales que ya se han llevado a cabo y los que están por realizarse; todo ello para intentar contestar a la gran pregunta que preocupa a muchos expertos: Puede esta iniciativa ser una panacea para erradicar la pobreza o no es más que una fantasía utópica?

¿Es posible que nos paguen sin trabajar?

¿Qué es la renta básica universal?

La renta básica universal es un proyecto social que prevé el reparto regular de dinero a los ciudadanos de un país o de un área en particular, independientemente de su condición y posición social. Los pagos se efectúan por el Estado o por alguna otra institución sin necesidad de cumplir ningún trabajo.

Esta ayuda financiera debe garantizar las necesidades básicas de la población, como comida, refugio y educación.

El portal la Red Renta Básica define este concepto como “un ingreso pagado por el Estado, como derecho de ciudadanía, a cada miembro de pleno derecho o residente de la sociedad incluso si no quiere trabajar de forma remunerada, sin tomar en consideración si es rico o pobre o, dicho de otra forma, independientemente de cuáles puedan ser sus otras posibles fuentes de renta y sin importar con quien conviva” o, en menos palabras, se trataría de “una asignación monetaria pública incondicional para toda la población”.

La idea de ‘dinero para todos’ no es nueva. Fue promovida por algunas de las mentes más brillantes de la historia, como el escritor, político y filósofo estadounidense de origen inglés Thomas Paine, que describió un concepto similar en su obra ‘Justicia Agraria’ (‘Agrarian Justice’, 1795-1796).

Asimismo, esta idea fue tratada por personalidades tan diferentes como el activista de derechos humanos Martin Luther King, el economista del mercado libre Milton Friedman, el escritor y ganador del Premio Nobel de literatura George Bernard Shaw y otros economistas y filósofos.

¿Es posible que nos paguen sin trabajar?
¿Cómo se financia?

Una de las primeras preguntas que surgen respecto a la renta básica universal es cómo se financiaría. En este sentido, existen propuestas y visiones diferentes.

Según la mayoría de ellas, la renta básica absorbe ayudas sociales y subsidios ya existentes, incluidas las prestaciones por desempleo, el salario mínimo, la ayuda financiera a los pobres y muchos otros programas.

En segundo lugar, los defensores de la idea argumentan que con la introducción de la renta básica universal, el sistema burocrático —que hoy en día es necesario para decidir a quién otorgar la ayuda estatal y a quién no— dejaría de existir, lo que liberaría recursos adicionales. No habría que pagar los sueldos de los funcionarios o perder dinero por culpa de la corrupción.

Además, las necesidades de la RB se costearían a partir del presupuesto estatal, es decir, de los impuestos que recaude el Gobierno.

¿Para qué sirve?

Muchos expertos consideran la renta básica como la manera más eficaz para hacer frente a la pobreza. Entregando dinero directamente a la gente, el Gobierno elimina la necesidad de una burocracia masiva y ya no hace falta desarrollar programas sociales y de redistribución de las finanzas para los ciudadanos.

Por otra parte, esto debería resolver el problema del desempleo tecnológico, una situación en la que, debido al desarrollo de las tecnologías de automatización, se disminuye el número de puestos de trabajo.

Además, según los partidarios de la renta básica universal, esa idea ayudaría a superar las disparidades económicas y aumentar el poder adquisitivo de los ciudadanos. También sostienen que la RB volvería más atractivos trabajos poco populares y mal pagados.

Según los defensores de la idea, un mínimo mensual garantizado no privará a la gente del deseo de trabajar, ya que la mayoría trabaja porque considera importante lo que está haciendo y siente que la sociedad valora positivamente su labor.

Es más, acentúan que la RB aumentaría la productividad, ya que todo el mundo se dedicaría al trabajo que realmente le gusta, dejando aparte las prioridades materiales: no tendría miedo de cambiar de trabajo y de experimentar. Además, la gente tendría más tiempo para educar a sus hijos y prestar asistencia a los familiares enfermos.

¿Es posible que nos paguen sin trabajar?
¿Es posible que nos paguen sin trabajar?

No comments yet.

Leave a Comment