Facebook Twitter RSS Reset

¿Es el bulldog ingles un perro para usted ?

¿Es el bulldog ingles un perro para usted ?
¿Es el bulldog ingles un perro para usted ?

El Bulldog ha recorrido un largo camino desde que fuera un perro de pelea. Probablemente no haya una raza canina que haya cambiado tanto en cuanto a temperamento y comportamiento, ya que ha sido transformado en una maravillosa mascota y compañero. El Bulldog medra con el compañerismo humano y disfruta, verdaderamente, al lado de todo tipo de gente. Su lealtad y enorme afinidad hacia las personas hacen que sean unos perros que no se adapten bien a vivir en una perrera. Esta raza prefiere estar dentro de casa y convivir con sus propietarios a permanecer en el jardín o patio de la casa o en una perrera en el sótano.

Los Bulldog son muy tolerantes, tienen gran paciencia con los niños y les encanta la compañía de otros perros y animales. Se adaptan con bastante facilidad a otras mascotas caseras como gatos y aves. Rara vez se pelean entre sí, pero cuando lo hacen puede ser algo bastante aparatoso. Se trata de una raza con una enorme voluntad que no se rendirá fácilmente. Son extremadamente inteligentes, tranquilos y afectuosos. No oirá ladrar demasiado a un Bulldog, pero pronto se acostumbrará a sus ruidosos ronquidos y eructos. Sorprendentemente, muchos propietarios encuentran bastante placenteros los ronquidos de esta raza y raramente los notan una vez que el perro lleva algún tiempo en casa.

El Bulldog se adapta fácilmente a la vida en un piso o en el campo, con enormes terrenos para pasear. No necesita hacer mucho ejercicio y se contenta con cortos paseos diarios. No se trata de una raza muy activa, y la gente que busque un perro que lo sea debería decidirse por otra raza. Son mucho más felices mientras descansan en el entorno cómodo de su hogar. Los juegos de pelota que se prolongan durante horas no están hechos para ellos. El Bulldog disfruta con las sesiones de juegos cortas y se mostrará muy contento con su relación con los humanos y las atenciones que el propietario le pueda proporcionar.

Debido a su conformación, es frecuente que el Bulldog tenga dificultades respiratorias. Esto es especialmente cierto durante los días cálidos y húmedos. Se debería evitar su participación en ejercicios agotadores cuando tengamos estas condiciones climáticas. Ninguna raza canina debería ser expuesta a un calor excesivo, pero el Bulldog sufrirá mucho más que la mayoría cuando el clima sea el mencionado. Un hogar con aire acondicionado es un lugar mucho mejor para que pase el día que estando fuera de casa, en el jardín, durante un día cálido y sin disponer de una sombra. Lo que es raro es que les gusta tomar el sol mientras la temperatura sea lo suficientemente fresca como para que se sientan cómodos. Los perros que son tenidos fuera de casa durante largos periodos de tiempo son también susceptibles a padecer mayor cantidad de problemas cutáneos y respiratorios.

Un aspecto que deberían tener en cuenta los propietarios potenciales es que los Bulldog son mordedores incorregibles y que este comportamiento no está limitado a los perros jóvenes. Será importante proporcionarles muchos juguetes para morder para mantenerles ocupados cuando no esté usted en casa.

Una pregunta frecuente entre los propietarios neófitos es qué sexo es la mejor opción. En la mayoría de las razas no suele haber una gran diferencia. En el caso de los Bulldog, los machos puede que sean un poco más afectuosos. Suponiendo que todo lo demás sea igual, la elección depende, en realidad, de los planes que tenga el propietario. ¿Va a ser el perro sólo una mascota casera y un compañero? ¿Cree que quizás le interese participar en los certámenes caninos o en las pruebas de obediencia? Si es así, debería hablar con el criador acerca de sus intenciones, ya que quizá luego ya sea demasiado tarde. Esto le ayudará a escoger para usted un perro que sea adecuado para su ritmo de vida y que cumpla con sus expectativas. Si lo necesita, hágase y llévese una lista de preguntas.

En cuanto a las características físicas, los Bulldog se presentan en variedad de colores deslumbrantes. Los más populares son el blanco, el rojo y blanco, el atigrado y blanco, el blanco con manchas (pío), el color gamo y el blanco con una máscara u hocico negro. El color tiene poca importancia en cuanto a la calidad del perro. Se trata, simplemente, de sus gustos y preferencias personales. Aun así es importante encontrar a un perro que se adapte al estándar de la raza. Debería fiarse del consejo del criador, ya que, obviamente, él tendrá más experiencia en ello que usted. Ellos sabrán cómo crecerán y en qué se transformarán sus líneas.

bulldogs y niños

Por sus sangrientos antecedentes históricos, su potente musculatura y su gran fortaleza muchos lo han considerado agresivo y hasta temido, sin embargo, el Bulldog Inglés es una de las razas más pacíficas y llena de nobleza hacia el humano por lo que ha demostrado ser uno de los más aptos como compañía de niños, así como para el resto de la familia. Es un perro de gran equilibrio psíquico, de carácter amistoso que nunca atacará al humano a menos que se le adiestre para ello. El carácter promedio del bulldog tiene dos manifestaciones principales. En la primera, que dura desde sus primeros meses de vida hasta aproximadamente uno y medio a dos años de edad, presenta el carácter de un niño, es decir, juguetón, curioso, travieso, caprichoso y, desde luego, sumamente cariñoso; rara vez durante esta etapa muestra timidez o desconfianza y, cuando esto sucede, por lo regular es producto de una socialización insuficiente atribuida al desconocimiento o negligencia de su dueño. La segunda etapa de estas manifestaciones de carácter, que empieza aproximadamente a los dos años de edad y dura hasta su muerte, aparenta mayor seriedad y templanza, busca con mayor frecuencia la convivencia tranquila con su dueño y la falta de ésta le convierte en un can sumamente indiferente a todo. Es en esta fase cuando, si se mantiene comunicación permanente con él, se vuelve más sensible a los estados de ánimo de su amo, sabe cuando se le llevará de paseo, cuando no debe molestar, cuando es conveniente jugar y hasta cuando es momento de dar lugar a la tristeza. Si los perros tuvieran profesiones, el bulldog sería un psicoanalista, siempre está observando nuestro comportamiento e interpretando nuestros sentimientos.

Comportamiento hacia otros perros

El Bulldog actual no es un perro de pelea. La disminución de su tamaño y el aumento de volumen con respecto al antiguo bulldog que se enfrentaba en combates sangrientos con toros, a su vez, lo convirtieron en un perro pacífico que le gusta convivir con los de su especie. Sin embargo, con razas dominantes no es recomendable relacionarlo, ya que cuando sufre la agresión de otro perro nunca rehúsa la pelea por más grande y fuerte que sea su oponente. Para evitar sucesos desagradables recomendamos solicitar el apoyo de profesionales en el caso que se pretenda que conviva con razas dominantes, a fin de que definan el tipo de socialización y educación que se les proporcione siempre que sea viable su convivencia.

Salud y cuidados



Por la intensa y no bien planificada selección artificial a la que ha estado sometida, esta raza presenta muchas enfermedades hereditarias y otros problemas de salud. Entre las enfermedades que son comunes en el bulldog inglés se encuentran la displasia de cadera y de codo, la queratoconjuntivitis, los problemas respiratorios, entropión, ectropión, cataratas, paladar elongado, cola invertida, problemas de piel y torsión gástrica.

Por supuesto, también pueden presentarse otras enfermedades de perros, dependiendo del cuidado que recibe cada animal y de su genotipo particular.

El calor también es un riesgo para la salud del bulldog inglés. La cara extremadamente achatada tiene un efecto sobre las vías respiratorias del perro y dificulta la respiración cuando el bulldog se agita y, en consecuencia, cuando hace mucho calor. Es bueno que el bulldog haga ejercicio moderado para mantenerse en forma, pero el ejercicio intenso puede ser riesgoso, especialmente en climas cálidos. Por supuesto, nunca hay que dejar un bulldog u otro perro en un automóvil cerrado, por el riesgo de choque térmico.

Éste no es un perro para ejercicios intensos. No vas a ganar un campeonato de agility con tu bulldog inglés… a menos que solamente compitan perros de esta raza. Sin embargo, sí necesita paseos diarios para ejercitarse y socializar con personas y otros perros.

Por otra parte, el bulldog no es un perro para vivir en el jardín. No resiste bien las variaciones climáticas, así que debe vivir adentro de la casa. Además, su gran necesidad de compañía lo hace poco apto para vivir en el jardín. La buena noticia es que es un perro más limpio que otras razas y no es muy activo. La mala noticia es que puede ser muy baboso.

Este perro pierde pelo regularmente, por lo que hay que cepillarlo con frecuencia. Sin embargo, su pelaje es fácil de mantener. El cepillado dos o tres veces por semana suele ser suficiente. Además, hay que limpiar con un paño suave y húmedo, o una esponja suave humedecida, las arrugas y pliegues que se forman en la cara, el cuello y la cola. Luego hay que secar con un paño seco y suave.


¿Es el bulldog ingles un perro para usted ?


¿Es el bulldog ingles un perro para usted ?

No comments yet.

Leave a Comment