Facebook Twitter RSS Reset

En la peor Sudamericana de todas, Santa Fé campeón

En la peor Sudamericana de todas, Santa Fé campeón

Se miden desde las 21 en el estadio ‘El Campín’ de Bogotá con arbitraje del brasileño Heber Lopez. El Globo buscará su primer título internacional ante el duro equipo colombiano.





En la peor Sudamericana de todas, Santa Fé campeón

Huracán buscará escribir el capítulo más importante de su historia cuando se mida ante Independiente Santa Fe de Colombia, en la altura de Bogotá, con la ilusión de acreditarse su primer título internacional en la revancha de la final de la Copa Sudamericana. 



Por el empate 0-0 de la ida disputada el pasado miércoles en Buenos Aires, el ‘Globo’, que contará con el aliento de cerca de dos mil hinchas en la capital colombiana, deberá ganar para alzar su primer título internacional luego de 107 años de vida. 



En caso de persistir la igualdad por cualquier resultado, como no cuenta el gol de visitante, se jugarán dos tiempos de 15 minutos y si no hay ventaja, la 14ta. edición de este certamen sudamericano se definirá con tiros desde el punto penal, algo que sólo sucedió en 2005 cuando Boca Juniors derrotó a Pumas, de México. 



El ganador, además, disputará el año próximo la Recopa Sudamericana ante el campeón de la Copa Libertadores de América, River Plate, y la Copa Suruga, con el campeón del Japón. 



Luego de muchos años de sufrimiento, varios de ellos en la segunda categoría, Huracán, cuyo único titulo de Primera División databa del Metropolitano de 1973, regresó al primer plano nacional al lograr la Copa Argentina en noviembre de 2014 y la Supercopa Argentina, en abril de este año. 



Estos títulos posicionaron al club internacionalmente, ya que tras 41 años retornó a la Copa Libertadores de América, máximo certamen sudamericano, que había jugado por última vez con parte del recordado equipo dirigido por César Luis Menotti que conquistó al fútbol argentino siendo campeón en 1973 con un juego vistoso y efectivo. 



En tanto, en este segundo semestre de 2015, Huracán debutó en la Copa Sudamericana, que se disputa desde 2002 y ya tiene como campeones argentinos a San Lorenzo (2002), Boca Juniors (2004/05), Arsenal (2007), Independiente (2010), Lanús (2013) y River Plate, defensor del título al que eliminó en semifinales. 



El camino hasta la final fue de manera invicta, pero con la atención dividida porque al mismo tiempo el sufrimiento pasaba por la permanencia en la Primera División del fútbol argentino, algo que recién consiguió en la última jornada y ya siendo semifinalista de la copa. 



En el camino quedaron Tigre (5-2 en Victoria y 1-0); Sport Recife (1-1 en Brasil y 3-0); Defensor Sporting (1-0 y 0-0 en Uruguay) y la mencionada serie con el equipo de Marcelo Gallardo que se inició con un triunfo 1-0 en el estadio Monumental y se cerró con un sufrido empate 2-2 en el estadio Tomás Adolfo Ducó. 



El empate sin goles en la primera final dejó al equipo de Eduardo Domínguez sin la posibilidad de viajar con ventaja pero con la sensación de que la serie quedó abierta por la necesidad del equipo local y por el buen rendimiento que mostró este plantel fuera de casa en las últimas presentaciones internacionales. 



Es que teniendo en cuenta la participación en la Libertadores, el ‘Globo’ jugó ocho partidos de visitante de los cuales ganó tres, empató cuatro y perdió uno. 



Esa misma ilusión invadió a los ‘quemeros’ que sueñan con festejar el primer título internacional y el tercero del último año increíble que vivieron, con regreso a la máxima categoría luego de cuatro temporadas incluido. 



Y esa esperanza está porque confían en este plantel liderado por Domínguez, quien hasta hace tres meses era capitán del equipo, y que tiene a Marcos Díaz en el arco siendo el héroe de los penales y a una defensa sólida encabezada por Martín Nervo, el nuevo portador del brazalete. 



Además, posee un doble cinco de alto nivel con Federico Vismara y Mauro Bogado y cuatro futbolistas de mucho talento y vocación ofensiva como Daniel Montenegro, Patricio Toranzo, Cristian Espinoza y el goleador Ramón Abila, autor de cinco tantos. 



La gesta no será nada sencilla porque enfrente estará otro equipo que también buscará sumar su primera estrella internacional y que hizo los méritos para llegar al desenlace de este torneo. 



El duro equipo dirigido por Gerardo Pelusso, un DT de larga trayectoria y experiencia, eliminó a Liga de Loja de Ecuador, Nacional de Uruguay, Emelec de Ecuador, Independiente y Sportivo Luqueño de Paraguay. 



Al igual que Huracán estuvo en las primeras planas del fútbol colombiano en la década del 70´ y recién en 2012 logró cortar esa sequía de títulos. En tanto, a nivel internacional, tras ser semifinalista de la Libertadores en 2013, intentará levantar el título luego de las derrotas en la Merconorte de 1999 y la Conmebol de 1996 frente a otro equipo argentino: Lanús. 



En cuanto a los equipos que presentarán en cancha, ninguno de los dos técnicos sorprenderá ya que Domínguez repetirá la formación por quinta vez consecutiva, mientras que Pelusso dispondrá el regreso tras cumplir la suspensión del volante Juan Daniel Roa en reemplazo de Almir Soto. 



Será el segundo compromiso oficial entre ambos equipos pero la tercera definición entre equipos argentinos y colombianos en la Copa Sudamericana. En la primera, en 2002, y en la última, en 2014, Atlético Nacional cayó con San Lorenzo y River Plate, respectivamente.



RESULTADO: 0-0 (Penales: 3-1)



En la peor Sudamericana de todas, Santa Fé campeón

No comments yet.

Leave a Comment