Facebook Twitter RSS Reset

Empleados denuncian las condiciones laborales de Amazon

Empleados denuncian las terribles condiciones laborales de Amazon, la compañía donde todos quieren trabajar

Empleados denuncian las condiciones laborales de Amazon

Pese a ser una de las empresas más deseadas, sus trabajadores revelan la explotación y el estrés que sufren Suele estar entre las 10 empresas preferidas para trabajar en el mundo, pero después de las graves acusaciones que hay vertidas sobre sus condiciones laborales quizás más de uno se lo piense antes de intentar conseguir un empleo allí. Amazon, el gigante del comercio electrónico, está en el ojo del huracán tras un extenso documento publicado por el New York Times en el que antiguos empleados exponen las cuestionables maneras de tratar a sus trabajadores que tiene la compañía en sus almacenes de Estados Unidos o Inglaterra.

Los ejemplos son varios y sonados. Está por ejemplo el de la mujer que fue sometida a un programa de mejora de rendimiento –con la amenaza del despido en el horizonte- mientras que tenía cáncer de seno; una situación que también tuvo que afrontar otra empleada nada más dar a luz a un bebé que nació muerto. Es la punta del iceberg, pero escarbando un poco más salen otras historias que desde luego no dejan a Amazon en el mejor lugar posible.

Los empleados denuncian que se les trata “como a ganado” y es habitual ver al personal llorando por las duras condiciones de trabajo que se les impone. La vigilancia constante, así como el hecho de no poder conciliar vida personal y laboral porque incluso se les llama cuando estas personas están inmersas en sus vacaciones pintan un panorama que dista mucho de ser el idílico que se puede esperar en una de las empresas más potentes del mundo.

Jeff Bezos, fundador de Amazon (AP)Jeff Bezos, fundador de Amazon (AP)

En un almacén en Pennsylvania se trabajaba a 32 grados, mientras que las ambulancias esperaban en el exterior del complejo por si alguien sufría algún tipo de problema de salud. Solo se puso el aire acondicionado cuando los medios empezaron a denunciar lo que estaba pasando.

En otro de Seattle el problema no estaba en la temperatura sino en las horas. Un ritmo endiablado de trabajo que requería 80 agotadoras horas semanales en una carrera contra los límites del cuerpo y el reloj por resistirlo. A la vez un desprecio absoluto por el trabajador y unos controles de rendimiento que rallaban el acoso. Incluso, otra empleada también llegó a confesar que había estado trabajando durante cuatro días seguidos sin parar.

AMAZON REACCIONA Y CONTESTA

Tras la publicación del reportaje, el presidente ejecutivo de Amazon, Jeff Bezos, ha redactado un comunicado a sus trabajadores defendiendo la política de recursos humanos de la empresa:

“Este artículo no describe el Amazon que yo conozco ni a los empleados con los que yo trabajo cada día. No obstante, si conocen alguna de estas historias comentadas, escálenla al equipo de recursos humanos o incluso mándenme a mí un correo electrónico, incluso si es un caso raro o aislado, nuestra tolerancia ante esta falta de empatía tiene que ser nula. La historia va más allá de denunciar anécdotas aisladas; dice que nuestra intención es crear una falta de alma, un lugar de trabajo donde no hay ninguna diversión y donde nunca se escucha una carcajada. No reconozco ese Amazon y espero de todo corazón que ustedes tampoco. Es más, no creo que ninguna compañía que adapte ese clima pudiera sobrevivir en un entorno tan competitivo como el que estamos. La gente que contratamos son lo mejor de lo mejor. Son llamados cada día por otras empresas punteras, y saben que pueden ir a trabajar allá donde quieran”.

Cabe recordar que Amazon ha tenido una espectacular trayectoria desde su nacimiento en 1994 como empresa de comercio electrónico. Fundada en Seattle, hoy en día está presente en más de una decena de países con un gran éxito de ventas y con unos ingresos que superan los 30.000 millones de dólares

No comments yet.

Leave a Comment