Facebook Twitter RSS Reset

Elimina el dolor de la artritis, gota y fibromialgia natural

Cualquier persona experimentando el dolor de un ataque de gota aguda o la artritis reumatoide vendería su alma para conseguir un alivio rápido de la agonía. La mayoría de los medicamentos se toman tiempo para acumularse en el sistema antes de que ocurra un alivio; y, muchos de esos mismos medicamentos causan efectos secundarios inaceptables. ¿Qué tal si pudieras hacer una bebida, que en el transcurso de unos pocos minutos, te ayudaría a bajar el dolor a niveles tolerables o aliviarlo por completo? ¿Suena demasiado bueno para ser verdad? Bueno, no lo es.

La causa subyacente de la artritis, la gota y la fibromialgia es un desequilibrio en el sistema causando acidosis, que es la base de la mayoría de las enfermedades físicas. En términos simples, esto significa que el pH está fuera de balance y el cuerpo está tratando de volver al equilibrio de la forma que sea posible. Incluso en las enfermedades autoinmunes tales como la artritis reumatoide, el desequilibrio está en la raíz de su causa. El intento del cuerpo para recuperar la estasis (circulación lenta de la sangre en las venas) es lo que causa la artritis, el ácido úrico alto, espasmos musculares y una serie de otros problemas. La solución es ayudar al cuerpo a que retorne el pH a la normalidad por el consumo de alimentos alcalinizantes.

Aquí hay tres potentes remedios caseros que pueden ayudar a aliviar la artritis inflamatoria y dolores de reumatismo, los ataques de gota y debilitantes episodios de fibromialgia en un tiempo muy corto. Ningún remedio funciona para todo el mundo; por lo que es importante utilizarlos todos, uno a la vez, y encontrar lo que funciona mejor en cada circunstancia.

Remedios caseros para eliminar el dolor causado por la artritis, gota y fibromialgia

Bicarbonato de sodio

Elimina el dolor de la artritis, gota y fibromialgia natural
El bicarbonato de sodio mezclado con agua puede aliviar el dolor en las articulaciones por la gota casi al instante y reducir el ácido úrico elevado. En algunos casos puede tomar hasta dos días para experimentar alivio; sin embargo, si se toma con regularidad, se evitarán los ataques antes de que ocurran.

Mezcla media (1/2) cucharadita de bicarbonato de sodio en 8 oz de agua y bebe todo de una vez. La dosis máxima recomendada es de 4 cucharaditas divididas a lo largo del día durante un ataque agudo. Luego, ve reduciendo la dosis mientras el dolor desaparece.

El bicarbonato de sodio puede elevar la presión arterial. Las personas que toman medicamentos para la hipertensión deben consultar a un profesional de la salud antes de usar el bicarbonato de sodio de esta manera.

Vinagre de sidra de manzana

Elimina el dolor de la artritis, gota y fibromialgia natural
La evidencia anecdótica y los informes clínicos indican que el vinagre de sidra de manzana alivia el dolor en las articulaciones, estómago ácido, dolores de cabeza, la gota, los espasmos musculares y la artritis. El vinagre de sidra de manzana actúa para ayudar a crear un estado alcalino, formado en el cuerpo mediante la estimulación de los jugos digestivos, incluyendo bicarbonato, que se libera por el páncreas. Esta sustancia altamente alcalina neutraliza los ácidos del vinagre y los ácidos del estómago, ayudando a equilibrar el pH.

Mezcla de 1 a 2 cucharadas de vinagre de sidra de manzana en 8 oz de agua y bebe todo de una vez.

Algunas personas prefieren beberla despacio; sin embargo, parece ser más eficaz cuando se consume de una vez. Si es demasiado fuerte usa menos vinagre y ve subiendo hasta llegar a una dosis completa.

El vinagre de sidra de manzana es conocido por ser especialmente útil en el alivio de los ataques agudos de gota. Siempre utiliza vinagre orgánico con la madre intacta (la sustancia terrosa que se acumula en el fondo). Aquí puedes encontrar otros 17 usos de este increíble alimento.

Jugo de limón y bicarbonato de sodio

Elimina el dolor de la artritis, gota y fibromialgia natural
Otra bebida alcalinizante que hace milagros para algunas personas es un cóctel de jugo de limón y bicarbonato de sodio. Mezclar el muy ácido jugo de limón con el bicarbonato de sodio altamente alcalino crea un pH perfectamente equilibrado que coincide con el pH sano natural del cuerpo, lo que ayuda a restablecer el equilibrio de forma casi instantánea.

Vierte el jugo de un limón – alrededor de 2 oz – en un vaso grande. Añade 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio y deja que haga efervescencia y burbujas hasta que quede completamente plano – unos dos minutos. También se puede agitar. Añade 8 oz de agua y beber inmediatamente. Debe saber a agua plana.

No comments yet.

Leave a Comment