Facebook Twitter RSS Reset

El ultimo fogón choripanero

El ultimo fogón choripanero

Cada uno trajo una rama seca del último fogón choripanero al que asistimos.

Desde lengas a quebrachos, los racimos de cortezas fueron de a poquito enlazándose entre nudos simples y tirones esforzados.

La columna endureció hasta hacerse pétrea.

Dura como piedra de diciembre.

Fría como tanque hidrante en protesta de docentes.

Y tensa, tan tensa que las fibras de los centros de las acalambradas ramas temían opinar por si acaso no gustara su versión a las oprimentes mayorías.

– A quien no gustase que no venga dijeron –

Levantaron diques cuando el río se pobló.

(Creo que no les pareció buena la idea de que los causes se extendiesen).

Criaron mutantes de barro haciendo historia a la historia del trigal.

Cultivaron pirañas para así no desovasen los incómodos salmones.

Y por último, plagaron con un toxico veneno las montañas más doradas.

Nunca más se vería un río así.

Los abuelos contarán lo majestuoso de la fuerza opresora de los diques y la triste voracidad con que las pirañas ocultaban su militante hambre.

Los docentes resfriados, pasarán la vejez intentando teorizar sobre los peajes provinciales, los maderos enmohecidos y las cajas de jubilación.

Los intelectuales mientras, intentarán convencernos de que hicieron falta más trincheras que mesas redondas.

Y los padres miraremos a la inmensa torre pedregosa construida en nuestros años sobre un puñado amontonado de secas e inflamables maderitas.

Recordando a los salmones y anhelando combustión.

www.facebook.com/unFueguito

http://yofueguito.tumblr.com/

No comments yet.

Leave a Comment